Menú

¿Cómo será el Real Madrid tras Mourinho?

Al baile de entrenadores para el banquillo hay que sumar el de los posibles fichajes –Bale, Agüero, Lewandowski, Isco...– y las salidas.

0
Al baile de entrenadores para el banquillo hay que sumar el de los posibles fichajes –Bale, Agüero, Lewandowski, Isco...– y las salidas.
Carlo Ancelotti, Zinedine Zidane, Robert Lewandowski y Gareth Bale.

Comienza la búsqueda de un nuevo entrenador para el Real Madrid tras el adiós de José Mourinho a final de temporada. Carlo Ancelotti es el técnico mejor colocado, aunque en las quinielas también figuran los nombres de Jupp Heynckes y Rafa Benítez. Estos dos ya han pasado por la casa blanca: el alemán fue el técnico que dio al madridismo su séptima Copa de Europa en 1998, mientras que el madrileño se inició como entrenador en las categorías inferiores del club blanco.

En cuanto a Ancelotti, se trata de un viejo anhelo de Florentino Pérez, quien, como todo indica, se perfila como el candidato único a la presidencia del club para iniciar un cuarto mandato. De ser así, no se celebrarían elecciones el próximo 16 de junio, pese a lo acordado este lunes por la Junta Directiva.

Carletto, que acaba de anunciar públicamente su deseo de abandonar el París Saint-Germain pese a que todavía le resta un año más de contrato, es un laureadísimo entrenador que ha ganado dos Champions (2003 y 2007, ambas con el Milan) y es considerado como un gran gestor de vestuarios. Además, el italiano podría traer con él a Zinedine Zidane, que se acaba de sacar el curso de entrenador y quien desempeñaría un papel parecido al que ha tenido Aitor Karanka con Mourinho.

Cierto es que Ancelotti no acaba de convencer a la afición madridista –según las encuestas, Benítez es el preferido por delante de Heynckes y el todavía técnico del PSG–, pero con el desembarco de Zizou la cosa cambiaría.

Al margen del entrenador, que parece ser lo más urgente, en el club trabajan también en el capítulo de fichajes y salida de futbolistas. Después del fracaso de esta temporada, en la que la conquista de un único título (Supercopa de España, el pasado mes de agosto) se antoja como un bagaje muy pobre, el Madrid necesita generar ilusión a sus aficionados y fichar auténticos cracks mundiales para lavar la cara al equipo.

Fichajes

Uno de ellos es Robert Lewandowski, delantero del Borussia Dortmund que ya le hizo cuatro goles a los blancos en la ida de semifinales de la Champions. El polaco parece tener un principio de acuerdo con el Bayern de Múnich, aunque en la entidad de Concha Espina no arrojarán la toalla. Otros nombres que vienen sonando con fuerza son los del malaguista Isco y Gareth Bale, elegido mejor jugador del año en la Premier League. No obstante, el futuro de la estrella galesa del Tottenham podría estar en Old Trafford y no en el Bernabéu.

Una de las parcelas que quiere reforzar el Madrid es la del centro del campo y en las últimas semanas han sonado tres jugadores que gustan mucho a Ancelotti: Marco Verratti, Andrea Pirlo y Borja Valero.

Y no hay que olvidar a otros futbolistas cuyo futuro ya se había vinculado al del Madrid en anteriores ocasiones: Kun Agüero o Radamel Falcao, aunque se antoja francamente complicado su desembarco en Chamartín. En el caso del Tigre, parece que su salida del Atlético es inminente y que a partir de ahora proseguirá su carrera en el Chelsea junto a Mourinho, aunque también tiene otras novias como el Mónaco.

También ha sonado como posible refuerzo Neymar, aunque el brasileño puede estar muy cerca de fichar por el Barça, como al parecer siempre ha sido su deseo.

Quien a buen seguro regresará a la casa blanca tras su paso por el Bayer Leverkusen alemán es Dani Carvajal. Sin duda un soplo de aire fresco para el lateral derecho después de todos los problemas que ha acumulado el Madrid a lo largo de la temporada en esa demarcación, obligando a Mou a improvisar soluciones en más de una ocasión.

Las salidas

En el capítulo de salidas, vuelve a hablarse de la posible marcha de Gonzalo Higuaín, de nuevo a la Juventus de Turín. No obstante, cabe recordar que la Vecchia Signora ya ha fichado a uno de los mejores nueves del mercado como es Fernando Llorente. Otros futbolistas que tienen bastantes papeletas para salir del club blanco son Ángel Di María, Pepe y Fabio Coentrao, de quienes se dice que pueden ser la llave para que Ancelotti llegue al Madrid.

Sin olvidar el caso de Luka Modric, cuyo rendimiento en el Madrid ha estado por debajo del esperado –lo mejor de la temporada fue su gran noche en la vuelta de octavos de la Champions contra el Manchester United– después de que la entidad pagara cerca de 40 millones de euros por sus servicios el pasado verano.

Quienes, salvo sorpresa, no seguirán en el club son Albiol, Carvalho, Adán y Callejón, mientras que de Xabi Alonso se ha dicho que con la salida de Mourinho se quedaría prácticamente sin apoyos en el vestuario blanco y que acompañaría al técnico portugués allá donde vaya. No obstante, todo apunta a que el tolosarra sí seguirá en la disciplina madridista.

Casi con total seguridad, quien sí seguirá los pasos de daddy Mou es Michael Essien. El ghanés, cedido por el Chelsea esta temporada, no pretende desligarse de su mentor futbolístico.

Casillas y Cristiano

El caso radicalmente opuesto es el de Iker Casillas, quien lleva muchos meses enfrentado con Mourinho y, tras confirmarse su salida, ya puede respirar tranquilo. El capitán de la selección española volverá a luchar por hacerse con un hueco en la portería blanca, aunque no lo va a tener nada fácil si Diego López sigue rayando al gran nivel que ha demostrado esta temporada.

Mención aparte merece Kaká. El brasileño siempre ha estado en el alambre y en cada período de fichajes (de verano o invierno) se ha dicho que se iba a ir, aunque al final siempre ha acabado quedándose. Más que nada por su elevada ficha que apenas nadie puede (o quiere) pagar. Con Ancelotti la cosa cambiaría radicalmente. Ricardo siempre ha contado con la confianza del transalpino y podría acabar teniendo mucho más peso en el nuevo Real Madrid.

Queda otro asunto que sigue sin estar nada claro y no es otro que la renovación (o no) de Cristiano Ronaldo. El contrato del portugués, que también ha tenido sus más y sus menos con Mourinho esta temporada, vence en junio de 2015 y ahora la pelota está en el tejado de Florentino Pérez, que no quiere pasar a la historia como el presidente que dejó escapar a uno de los mejores futbolistas del Real Madrid de las últimas décadas. Mientras tanto, los clubes más poderosos de la Premier League y el PSG aguardan al acecho por si a CR7 le diera por cambiar de aires...

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios