Menú

Liga

¿Qué le pasa al Sevilla de Unai Emery?

Los de Emery sumaron ante Las Palmas su quinta jornada sin conocer la victoria. La afición anda preocupada y nerviosa.

1
¿Qué le pasa al Sevilla de Unai Emery?
Emery no da con la tecla esta temporada | EFE

El proyecto deportivo para esta temporada del Sevilla se desangra. Es el colista de la liga sumando dos pírricos puntos en los 5 partidos disputados. Su derrota ante la Unión Deportiva Las Palmas ha encendido todas las alarmas en el conjunto hispalense.

¿Qué le pasa al Sevilla?

Mala suerte con las lesiones -acumuladas principalmente en una zona tan sensible como la defensa-, piezas nuevas que aún no encuentran su sitio en el equipo -Krohn Dehli, el talentoso interior que deslumbró el año pasado en Balaídos, es una sombra de si mismo; Konoplyanka, un jugón ucraniano con calidad para jugar en cualquier equipo del mundo llegó a Nervión fuera de forma física, Kakuta, el ex del Rayo, ni siquiera aparece por las convocatorias, Inmobile muestra una preocupante falta de instinto asesino...-, mezclado con la importante baja que supuso el adiós de Carlos Bacca -el killer colombiano fue traspasado al Milan-, son algunos argumentos que podrían explican el mal arranque del equipo de Unai Emery.

Otro de los aspectos que hay que destacar es que cuando un equipo adelanta su preparación en la pretemporada para llegar en un buen tono físico a una determinada cita -en este caso la Supercopa de Europa, donde el Sevilla voló ante el Barcelona-, suele sufrir un bajón justo después. Le ha pasado al Sevilla y también al Valencia. Por regla general, exceptuando a los grandes transátlanticos de nuestra Liga -Real Madrid, F.C. Barcelona y Atlético de Madrid-, el resto de equipos, a pesar de tener plantillas de la profundidad del propio Sevilla, sufren mucho cuando combinan Liga y Champions. La exigencia es máxima en cada partido y si no estás al 100%, cualquier equipo puede pintarte la cara.

En Sevilla andan mosqueados. La opción de mirar la banquillo suele ser la más fácil en estos casos, pero, de momento, en el Sánchez Pizjuán se resisten a echarse encima de un Emery, que con los hispalenses ha ganado dos títulos de Europa League de manera consecutiva y ha conseguido clasificar al conjunto que preside José Castro para esta edición de la Champions League.

El problema es precisamente ese. En Valencia tienen a Nuno, el míster portugués, como cabeza de turco para, si la cosa sigue igual, cortar por lo sano. En Sevilla quieren contenerse pero, cada día que pasa, es más difícil: atónitos se hallan al ver el inicio liguero de su equipo: 3 derrotas ante el Atlético de Madrid (0-3), Real Club Celta (1-2) y la de ayer en el Insular (2-0), y tan sólo dos empates (1-1 ante el Levante y 0-0 en Málaga). Nefastos resultados mezclados con muy malas sensaciones de juego en la mayoría de los partidos. Y lo peor es que ayer, en la derrota ante el equipo de Paco Herrera, quizás, el Sevilla firmó el peor partido de la temporada. No se vislumbra una mejoría.

No es fácil salir de abajo cuando te metes en una dinámica negativa y son muchos los casos de equipos que han tenido temporadas desastrosas el mismo año que disputan la Copa de Europa -Real Sociedad, Atlético de Madrid, o los más sangrantes, Villarreal y Celta que terminaron descendiendo-. El Sevilla tiene un equipazo y debería tirar para arriba. Pero la diferencia con los puestos nobles comienza a ser muy importante y la reacción debe llegar de inmediato. Ni Emery ni la afición pueden esperar más.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios