Menú

Consejos para elegir el mejor seguro de coche

Las claves para que la elección de tu nuevo automóvil sea algo más sencillo de lo que en principio piensas. 

0
Las claves para que la elección de tu nuevo automóvil sea algo más sencillo de lo que en principio piensas. 
Ahorra en la elección de tu coche. | Pixabay

Antes de afrontar la compra de un vehículo ya tenemos que saber el tipo de póliza que estamos dispuestos a contratar. El coste de un nuevo coche implica más asuntos que el simple gasto en el vehículo por sí mismo, por lo que hoy te damos consejos para asegurarnos con la póliza correcta para evitar mayores desembolsos en el futuro por accidentes imprevistos. Si queremos calcular el seguro del coche existen diversas herramientas por internet como los comparadores online, los cuales muestran las mejores ofertas dependiendo del tipo de cobertura que busquemos.

El primer consejo antes de elegir un seguro es pararnos a pensar: ¿qué tipo de cobertura necesitamos? En este momento hay que tener claros tres puntos. El primero es que si el coche es nuevo, lo mejor es apostar por la cobertura total, un seguro a todo riesgo que cubre cualquier situación.

La razón principal de esta elección es que al ser un vehículo recién comprado, nuevo, tiene más posibilidades de sufrir daños. Sobre todo si lo dejamos aparcado en la calle, ya que cualquier persona puede rayarlo o incluso nosotros mismos podemos hacerlo sin querer, y siempre que compramos un coche nuevo nos empeñamos en mantenerlo en perfecto estado.

Además un coche nuevo suele utilizarse con más frecuencia, tanto si el conductor lo necesita por obligaciones personales y laborales como si es solo por sacarlo de vez en cuando. Esto implica una mayor probabilidad de accidente. Ante todos estos casos se recomienda entonces contar con un seguro a todo riesgo durante los dos o incluso tres primeros años del vehículo. De esta forma, además, si el coche queda inutilizable por siniestro total el seguro nos devuelve el 100% del importe de su compra.

Por otra parte están los vehículos que tienen desde 3 o 5 años hasta los 10 años de antigüedad. En este caso la póliza más aconsejable es la de terceros ampliada. Este seguro empieza a ser interesante cuando el coche pierde ese valor de "nuevo" y cualquier transeúnte ya no quiere rayarlo por esa mera cuestión. Además es posible que para aquel entonces ya contemos con una plaza de garaje, donde es más difícil dañar el vehículo a no ser que el hueco sea pequeño. Asimismo, es posible que cada vez utilicemos menos el coche; su uso cotidiano es menor y no es necesario entonces contratar un seguro a todo riesgo.

No obstante, si el propietario de un nuevo vehículo opta por un seguro a terceros ampliado porque ya cuenta con plaza de garaje y sabe que no va a utilizar mucho el coche, tampoco es mala opción. Lo que sí ocurre es que el desembolso de dinero por el vehículo se produjo hace poco tiempo, y en caso de siniestro al no tener un "a todo riesgo" no se devuelve el 100% del dinero, sino el "valor venal". Esto quiere decir que el importe que se ofrece al propietario es del valor que, a juicio de la póliza, tenía el coche en el momento del siniestro y quedar inutilizable.

Por último está el tercer tipo de póliza posible y que se recomienda solo en caso de que el vehículo se considere "viejo": a partir de los 10 y hasta los 15 años. Se trata del seguro a terceros o "seguro básico", el cual asegura pequeños daños provocados a nuestro vehículo por terceras personas y que también cuenta con la cobertura por valor venal. Esta es la póliza más baja y se suele contratar solo en el caso de que el coche ya cuente con más de 10 años de antigüedad y su uso vaya a ser esporádico, de otra manera el mejor consejo es continuar con el seguro a terceros ampliado.

Y para conseguir la mejor oferta en cobertura de seguro, ¿dónde se puede buscar? En la actualidad, como hemos mencionado, existen numerosas páginas de comparadores de seguros que facilitan la búsqueda de la póliza más adecuada para nuestro vehículo. En estos sitios web se abre un listado de aseguradoras y solo tenemos que especificar la póliza que deseamos, es decir el tipo de cobertura, y es posible que también nos pidan la edad de nuestro vehículo. Entonces se despliega la tabla comparativa de seguros y aparecen también las ofertas y promociones de cada uno.

Elegir una póliza es tan importante como escoger un buen coche. El vehículo puede sufrir cualquier tipo de percance y debemos estar preparados para subsanarlo y no afrontar un gran gasto económico. Estos consejos basados en la antigüedad del coche ayudan a tener clara la mejor opción en cada caso para no pagar de más ni por el seguro, ni en caso de accidente. Ahora es turno de cada propietario el elegir cuál es la póliza que más le conviene según su coche y las diferentes ofertas que albergan los comparadores.

En Motor

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia