Menú

Rafa Nadal amplía su imperio conquistando la tierra de Madrid

El emperador de la tierra batida logró su quinto título en la capital de España frustrando el gran partido de Thiem. Nadal se impuso por 7-6 y 6-4. 

0
El emperador de la tierra batida logró su quinto título en la capital de España frustrando el gran partido de Thiem. Nadal se impuso por 7-6 y 6-4. 
Rafa Nadal, campeón del Mutua Madrid Open. | EFE

Don Rafael Nadal Parera, emperador de la tierra batida. No es una licencia poética sino una realidad y además un apodo por el que se conoce al tenista español dentro y fuera del circuito ATP. Volvemos a ver con normalidad que Rafa arrolle a sus rivales y acumule títulos como el quinto logrado en Madrid con el color de la arcilla como principal punto en común, pero hace sólo unos meses, muchos dudaron de Nadal.

En cuanto el campeón español notó esa falta de sensaciones que todos los tenistas han tenido compitiendo con la presión de saber que siempre debes ganar, los más críticos se lanzaron contra él. Sus rivales aprovecharon el bajón de Rafa, pero siempre con un "volverá" en la boca. Uno de ellos fue Novak Djokovic. El serbio convive ahora con las dudas con las que tuvo que lidiar en su día Nadal y su contundente derrota en semifinales ante Rafa demuestra que no se equivocaba porque el mejor tenis de Rafa nunca se fue, sólo necesitaba refrescarse.

En Madrid, Nadal ha vuelto a ser ese emperador que no cesa de conquistar tierras y en la última, ya conocida en el museo del balear, se ha llevado por delante a Fognini, Kyrgios, Goffin, Djokovic y Thiem. El tenista austriaco fue el último en rendir pleitesía al cinco veces campeón del Mutua Madrid Open. Dominic acabó hincando la rodilla, pero demostró por qué todos le colocan como uno de los jugadores con más futuro del mundo del tenis.

Ahora, el César de la tierra batida, buscará la gloria en Roma y posteriormente en París.

Sangre fría en el tie break decisivo

Presente y futuro, ambos por partida doble, se dieron cita en la pista Manolo Santana de Madrid. Presente porque Rafa sigue siendo una leyenda viva que promete más alegrías a corto plazo y en el caso de Thiem porque ya es una realidad. A nivel de futuro, Nadal no quiere parar de ganar y su estado de forma invita a pensar que será así. Dominic tiene por delante un porvenir increíble.

La batalla de la final fue una guerra igualada que ambos contendientes se encargaron de honrar en cada momento. Nadal empezó corto en sus golpeos y su bola apenas corría. Eso le costó el primer break que dio a Thiem el 1-2 en la primera manga. Rafa fue dando rienda suelta a su tenis poco a poco y ganó sensaciones en el 2-3 para devolver la rotura de servicio llevándose el 3-3.

Variando dejadas y golpes profundos, Nadal obligó a Thiem a seguir elevando su tenis hasta casi la perfección y juntos llegaron al Tie Break para otra batalla dentro de la guerra que estaba siendo el primer set. La muerte súbita terminó de desatar la calidad del español y también la del austriaco. El punto del 4-2 pareció enterrar a Thiem, pero el joven tenista se recuperó y rozo el set en un par de ocasiones. Nadal se hizo gigante donde otros no saben hacerlo y remontó todo lo que se puso delante de él para ganar por 10-8 y encarrilar la final.

Susto y reacción de campeón

En la segunda manga, Nadal empezó con contundencia y el break conseguido a las primeras de cambio (1-0) pareció darle ese plus más que necesitaba para cerrar el choque definitivamente. No fue así ya que Thiem es ya un jugador muy duro y al que tienes que rematar en el suelo para que se dé por vencido.

El austriaco peleó en todo momento para mantenerse vivo y cuando salvó dos bolas de partido con 5-3 para Nadal, Thiem volvió a creer. Creyó tanto que si no hubiese sido por la mentalidad irreductible de Rafa, Dominic le habría forzado al Tie Break y puede que a una tercer manga. Varias bolas fueron las que salvó el manacorí para evitar el break y cuando tuvo las suyas para ganar el torneo tuvo que sudar sangre para materializar alguna de ellas y llevarse el quinto título en territorio madrileño, que ya es suyo por merecimiento.

Rafa Nadal, Madrid te saluda como a un emperador. Roma y París esperan hacerlo en el horizonte más próximo.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios