Menú

Garzón procesa a Ben Laden

Nos encontramos con otra prueba más del afán de protagonismo y de obtener repercusión en los medios por parte del 'juez estrella'.

2
Nos encontramos con otra prueba más del afán de protagonismo y de obtener repercusión en los medios por parte del 'juez estrella'.
Portada de LD del 17 de septiembre de 2003 | LD

Tal día como hoy, 17 de septiembre, pero de 2003, Libertad Digital abría su portada con la noticia de que "Garzón procesa a Ben Laden y a otros 34 terroristas de Al-Qaeda porque el 11-S 'se ultimó' en España". En ese auto, además de decir que los atentados perpetrados en los Estados Unidos se cerraron en nuestras fronteras, afirma que también se acordó su "fecha exacta".

El juez de la Audiencia Nacional explica que esta medida es necesaria para impedir que los sospechosos eludan la acción de la justicia cuando sean detenidos. Se les acusaba de pertenencia o colaboración con la red terrorista islámica, los asesinatos del 11-S, estafa, fraude fiscal, falsificación de documentos y tenencia ilícita de armas. Como consecuencia de la "operación Dátil" 24 acusados se sentaron en el banquillo, nueve quedaron absueltos y el Tribunal Supremo desvinculó a la célula terrorista de los atentados de las Torres Gemelas.

Baltasar Garzón, conocido como 'el juez estrella', ha gozado de repercusión mediática, ha emprendido investigaciones sonadas y actuaciones controvertidas. Todos recordarán la "operación Nécora" cuando el magistrado aterrizó en helicóptero en el pazo de Laureano Oubiña en 1990. Éste supuso su primer fracaso ya que 17 de los acusados fueron absueltos y el capo de la droga sólo pudo ser condenado por delito fiscal y no por narcotráfico como pretendía Garzón ya que sus intervenciones telefónicas fueron cuestionadas por el tribunal.

Después de esto, en 1993 dejó a un lado la judicatura para dedicarse a la política donde obtuvo un escaño con el PSOE. Un año después, dejó la política para volver a la Audiencia frustrado por no haber llegado a ser ministro de Justicia. Fue entonces cuando retomó las investigaciones por el secuestro de Segundo Marey contra sus excompañeros en el Gobierno, José Barrionuevo y Rafael Vera. Aunque fueron condenados a diez años de prisión, el Tribunal Supremo rechazó que actuara por su "enemistad manifiesta" con Vera.

No era más que otro revés en su trayectoria profesional. Por el camino intentó imputar a ocho directivos de Telecinco por fraude fiscal y a Berlusconi. Todos quedaron absueltos. Sin olvidar el caso que le ha llevado a colgar la toga por dar la orden de grabar en prisión las conversaciones de los tres principales imputados del "caso Gürtel" con sus abogados. Se le ha condenado por prevaricación e interceptación ilegal de comunicaciones.

Ésta no es la única causa abierta contra el ‘juez estrella’. También está imputado en la causa por los crímenes del franquismo. Se le acusa por haber iniciado y prolongado unas diligencias sobre las desapariciones del franquismo atribuyendo a personas fallecidas delitos que habían prescrito, estaban amnistiados y que, además, no eran competencia de la Audiencia Nacional.

No hay que olvidar que uno de los casos más escandalosos que han estado sobre su mesa y que él decidió guardar en el cajón es el "caso Faisán". Decidió que se archivase la investigación abierta ya que, según su opinión, tras más de tres años de investigaciones no existían pruebas que demostrasen de forma inexorable la hipótesis de que Víctor García Hidalgo, entonces director de la Polícía, estuviese detrás del chivatazo a ETA. El caso está ahora en manos del juez Pablo Ruz y se encuentra parcialmente bajo secreto del sumario.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios