Menú

La “bruja” de Esperanza Aguirre

El azote que ha supuesto Aguirre a los sindicatos le ha costado insultos y amenazas, sobre todo del secretario general de UGT-Madrid.

0
El azote que ha supuesto Aguirre a los sindicatos le ha costado insultos y amenazas, sobre todo del secretario general de UGT-Madrid.
Portada de LD el 28 de septiembre de 2010 | LD

Tal día como hoy, 28 de septiembre, pero de 2010, Libertad Digital contaba en su portada los insultos que los sindicatos de izquierdas vertían contra la presidenta de la Comunidad de Madrid. "UGT llama 'bruja' a Aguirre". El artífice del calificativo era José Ricardo Martínez, secretario general de UGT-Madrid y conocido por lanzar insultos y amenazas a todo aquel que no piensa como él.

Con motivo de la huelga general convocada por los sindicatos, éstos han avisado que la clave de su éxito está en parar Madrid. Por eso están en contra de los servicios mínimos establecidos por la Comunidad de Madrid y aseguraron que "no los vamos a cumplir". En su todo habitual, este representante sindical que se embolsaba 181.000 euros al año por ser consejero de Bankia, dijo que "pensé que los aquelarres son cosas de brujas y Esperanza hace gala de esos poderes, para que no se sienta insultada, de bruja o profetisa". Ese mismo día, lanzó una amenaza a todos los que se enfrentaron a los piquetes que pretendían que nadie trabajara. Aseguró que "los tenemos localizados y vamos a intentar que conozcan el desempleo".

Éstas no han sido las únicas perlas que ha soltado José Ricardo Martínez. Se dio a conocer el 7 de octubre de 2009 cuando durante la celebración de la Jornada por el Trabajo Decente mandó al entonces gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, "a su puta casa" por proponer reducir el gasto. En la presentación de la manifestación contra los recortes del Ejecutivo de Rajoy llegó a decir que "estamos en una situación de guerra, incruenta, pero guerra al fin y al cabo".

Pero, sin duda, uno de sus objetivos favoritos ha sido Esperanza Aguirre. Aprovechando el anuncio de la Reforma Laboral amenazó con una huelga general y dijo que la presidenta de la Comunidad de Madrid es una "reliquia cañí del tardofranquismo".

La ya expresidenta de la Comunidad de Madrid ha sido la más crítica con los sindicatos y las subvenciones que reciben. De hecho, Aguirre se propuso acabar con el poder hegemónico de los sindicatos. Aprovechando su plan de austeridad, quitará a los sindicatos 2.000 de sus liberados en Madrid. Al final, se han reducido de 3.468 a 712 el número de liberados sindicales en la región. Por si esto fuera poco, en el último Debate del Estado de la Región, la presidenta anunció su intención de retirar los fondos que destina a sindicatos y patronal para cursos y formación. Si algo no gusta a los sindicatos es que les quiten las subvenciones que reciben y que les obligarían a mal vivir con las cuotas de sus afiliados.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation