Menú

Desaparecen Ruth y José

El día 8 de octubre desaparecieron los dos hermanos en Córdoba. El principal sospechoso de su desaparición es el padre de los niños, José Bretón.

1
El día 8 de octubre desaparecieron los dos hermanos en Córdoba. El principal sospechoso de su desaparición es el padre de los niños, José Bretón.
Portada de LD el 9 de octubre de 2011

Tal día como hoy, 9 de octubre, pero de 2011, Libertad Digital llevaba en su portada: "Desaparecen dos hermanos de seis y dos años en Córdoba". Comenzaba entonces una pesadilla para Ruth Ortiz, la madre de los dos niños, cuyo relato es el siguiente.

Ruth y José desaparecieron, según la versión que dio su padre, mientras jugaban en un parque de Córdoba. La Policía sospechó pronto de José Bretón ya que la llamada de denuncia se realizó desde la finca de Las Quemadillas y no desde el parque. Además, las cámaras de seguridad del recinto vieron entrar solo a Bretón y nunca a los niños.

El 10 de octubre, la Policía Científica efectúa un primer registro de la finca paterna. Hallan restos de una gran hoguera donde supuestamente José Bretón ha quemado recuerdos de su matrimonio. Hay que recordar que Ruth y José estaban en trámites de separación. También encuentran restos óseos que, según la forense, resultan ser de perro.

Durante los días siguientes se continuó buscando a los hermanos. El Grupo Especial de Actividades Subacuáticas rastreó, sin éxito, el río Guadalquivir. La Policía registró las cámaras de seguridad del Parque Cruz Conde donde, según el padre, desaparecieron Ruth y José. Diez días más tarde de su desaparición, detienen a José Bretón por contradicciones y lagunas en su relato de los hechos. Bretón siguió en prisión porque el juez vio "indicios probables de criminalidad".

El 21 de octubre, Bretón ingresa en prisión acusado de "detención ilegal cualificada de desaparición de menores" y de "simulación de delito". Mientras continúa la búsqueda de Ruth y José, la familia materna insiste en que no hay pruebas de que los niños no estén con vida por lo que mantienen la teoría del secuestro. La madre de los desaparecidos se persona como acusación particular y decide visitar en prisión a su todavía marido sin que sirva de nada.

Una de las esperanzas de la defensa se desvanece. Los informes psicológicos y psiquiátricos aseguran que Bretón "no tiene ningún trastorno mental". El juez decide que siga en la cárcel ante el riesgo de fuga. Ocho meses después de la desaparición de los niños, se levanta el secreto del sumario y se precinta Las Quemadillas, que sigue siendo rastreada en busca de pruebas con la utilización, incluso, de georradares.

Era un 27 de agosto cuando la familia de Ruth Ortiz comunicaba haber recibido la confirmación de la Policía de la aparición de restos de los niños encontrados en una hoguera en la finca. Días más tarde, acusan a Bretón de dos delitos de asesinato con alevosía y con el agravante de parentesco. A pesar de las evidencias, el padre de los niños mantiene su versión de que los perdió en el parque.

Tras comprobarse que los restos óseos encontrados a los dos días de la desaparición eran de los niños y no de animales, relevan a la técnica de Antropología que aseguró lo contrario. Once forenses y peritos lo confirmaron y la perito rectificó y pidió perdón a la familia.

El 3 de octubre, Ruth Ortiz dijo en una misa en memoria de los niños que "el destino de sus hijos era ser niños durante poco tiempo en la Tierra y ángeles eternamente en el Cielo".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios