Menú

ETA amenaza a la familia de Santi Abascal

La banda terrorista ETA atentó contra varios juzgados del País Vasco. El mismo día amenazaron, una vez más, a la familia de Santiago Abascal. 

1
La banda terrorista ETA atentó contra varios juzgados del País Vasco. El mismo día amenazaron, una vez más, a la familia de Santiago Abascal. 
Portada de LD del 25 de octubre de 2005

Tal día como hoy, 25 de octubre, pero de 2005, Libertad Digital llevaba en su portada el último atentado de la banda terrorista ETA: "Atentan contra cuatro juzgados de País Vasco y Navarra y amenazan a la familia de Santiago Abascal". Un artefacto hizo explosión en los juzgados de Berriozar, Ordizia, Guernica y Amurrio.

En estos últimos se instruía una causa contra una veintena de batasunos acusados de impedir en junio de 2003 la celebración del pleno del Ayuntamiento de Llodio. Cuando los concejales del PP, Santiago Abascal, Carlos Urquijo y Rosa Torres fueron a tomar posesión de sus escaños una veintena de proetarras les amenazaron, insultaron y escupieron. La constitución del Ayuntamiento de la localidad alavesa tuvo que hacerse clandestinamente en un despacho, a puerta cerrada, mientras los batasunos ocupaban el salón de plenos.

El mismo día que los terroristas atentaban con un kilo de cloratita contra los juzgados de Amurrio donde se instruían los hechos, los sicarios de la banda dejaban una pistola negra y un pedazo de plomo en la tienda del histórico miembro del PP, Santiago Abascal, padre del concejal de Llodio. La reacción de Abascal fue asegurar que ETA "está más viva de lo que algunos nos quieren hacer creer".

No fue la primera ni la última vez que la familia y el propio Abascal eran amenazados. En abril de 2009 aparecieron pintadas con amenazas de muerte al padre del presidente de DENAES, Fundación para la Defensa de la Nación Española. Las pintadas, entre diez y quince, aparecieron en el centro de Amurrio, cerca del comercio regentado por el juntero por Álava. En una de ellas aparece su nombre junto a una esvástica. En otra se lee en euskera, "Abascal, el siguiente". Para el popular, lo ocurrido es "más de lo mismo", unas amenazas que se suceden contra quieres defienden desde el País Vasco la libertad y la unidad de la nación españolas.

Hace poco más de un mes, el 13 de agosto de 2012, Santiago Abascal contestó al desafío de los presos de ETA que se ponían en huelga de hambre. Sirviéndose de su perfil en la red social Twitter, el presidente de DENAES contestó a "los pobrecitos asesinos en huelga de hambre" con 20 mensajes con una docena de fotos que recorrían su vida y la de su familia, a través del acoso y las amenazas de ETA y su entorno. "Se trata de una historia real. No me la han contado. La he vivido en los últimos 30 años y aún así estoy entre los afortunados", decía uno de sus mensajes. Los tres últimos resumían el sentir de Abascal: "Tres cartas de extorsión recibió mi abuelo. Tres intentos de atentado sufrió mi padre. Uno yo. Decenas de veces en las listas etarras"; "Que no quieren comer, que no coman. Que haya justicia y paguen sus penas"; "Nosotros, maten o no, estamos en pie. Y seguiremos en pie. ¡Viva España! (Con ella quieren acabar, nosotros sólo somos obstáculos)".

De momento, uno de los etarras ya consiguió lo que buscaba con su huelga de hambre. El martes salió en libertad el asesino de guardias civiles y torturador de José Antonio Ortega Lara, Josu Uribetxeberria Bolinaga, que ya se va de bares y pasea por las calles de Mondragón.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios