Menú

'El País' se lía a bofetadas con "la sectaria" TV3

Comienza la carrera de la campaña catalana con una guerra de sondeos en la que cada periódico elige bando.

0

El Mundo abre con el discurso cansino de Mas. "Ni las Cortes ni el TC decidirán nuestro futuro". Les suena ¿no? Sobre las contradictorias encuestas del CIS catalán, que le da mayoría absoluta a CiU, y el CIS español, que se la quita, opina Victoria Prego. Dice que los adivinadores de votos están hechos un lío porque "es muy difícil para quienes examinan la vida política saber con exactitud qué es lo que van a votar los catalanes". Mas está buscando "una aclamación" y los catalanes "puede que se la den" pero "eso no está del todo claro". Clavado, oye.

Federico Jiménez Losantos refleja en su columna su desolación por la victoria de Obama. "Para muchos, Obama es un rojo antiguo y un islamista disfrazado. Para mí es peor: un pijiprogre demasiado parecido a Zapatero en su primera legislatura, la de la polarización, y acaso a Rajoy en la segunda, la del estatismo sonámbulo, inflacionista y ruinoso (...) Con Obama gana la política de cuotas o sobornos sociales y pierde la idea nacional cívica, el verdadero sueño americano".

A ABC le convence mucho más la encuesta de Soraya que la de Mas. ¿A que les he dejado patidifusos? "El sondeo de Mas le da mayoría absoluta pero el CIS la tumba". Así que "CiU seguirá sin mayoría absoluta tras el desafío rupturista de Mas" porque "CiU cocina a su medida su sondeo para inflar sus fuerzas en las urnas" y el CIS no, nunca jamás toca una cacerola. Batallitas culinarias aparte, una verdad como un templo es que "todas las encuestas coinciden en que habrá una mayoría soberanista en el Parlamento".

Sobre Obama habla hoy Carlos Herrera que, malo malote, no puede evitar chotearse de El País. "Ayer, el enternecedor titular de El País nos daba una idea de lo cursis que se ponen los progres cuando ven encaramarse al éxito a uno de sus santos civiles: 'Estados Unidos Vuelve a Soñar'". Sí, ji, ji se ponen de lo más repipi.

La Razón dice que lo del independentismo es una chorrada porque, según el CIS, lo que le preocupa a la "verdadera Cataluña" es "el paro, 59%, economía 11,4%, financiación 7,9%, sanidad 5,7% y autogobierno 5,6%", lo que da la razón al refrán español de que el que no se consuela es porque no quiere. Pero por si acaso, Marhuenda avisa en su editorial de que "lo que se ha planteado al pueblo catalán es su respaldo a un proyecto de secesión, de ruptura con España", nada de paro, ni de economía. Con la persuasiva técnica del halago, dice el periódico de Planeta que "una sociedad políticamente madura como la catalana es perfectamente capaz de distinguir el grano de la paja y calibrar las consecuencias de la apuesta planteada por Artur Mas". Así que, ¿a que vais a ser buenos?

El País (sin firmas por la huelga) tira más a creerse el sondeo de la Generalidad. "El soberanismo de Mas hacia la mayoría absoluta". Cebrián se lía la manta a la cabeza y reparte tortas en su editorial "Ojo al caudillismo", se titula. "La campaña electoral catalana exhibe preocupantes déficits democráticos", dice y entre ellos destaca "la insistencia en la línea del soberanismo de los medios de comunicación abiertamente gubernamentales, Catalunya Radio y TV3, que han perdido el carácter público y general que antes podían exhibir". Con ‘antes’ se refiere a antes de que a El País le molestara, naturalmente. A esto, le acompaña "la ausencia de una mínima neutralidad en la publicidad institucional, de la que se excluye a los medios no afectos, y del exceso de subvenciones ad hoc a los medios adictos". ¿Y cuándo han descubierto eso? "Nunca como ahora el nacionalismo gobernante había dado muestras de tanto sectarismo". Señor, señor, El País atizando de lo lindo a los nacionalistas, que alguien avise a un médico. Recupero la normalidad en el pulso con los mamporros al PP por su "sordera centralista" y su "neocentralismo asfixiante", pero vuelvo a abrir los ojos como platos ante la galleta que le suelta a Mas. "La deriva de ribetes caudillistas de Artur Mas es un peligro democrático". ¡Anda! Lo mismo que dijo el sordo centralista asfixiante de Floriano.

La Vanguardia viene de subidón. "El Gobierno español sale en tromba para neutralizar a Mas". La ración de lloriqueo nos la proporciona hoy Enric Juliana. "Sí a los amigos de los amigos de ETA, sí al matrimonio gay y el estatut, convertido en un estropajo", buaa, buaa, pobrecitos de nosotros, España no nos quiere, España nos maltrata, ay qué penita, madre, y todo eso.

Y mientras todo esto sucede en el mundo, a La Gaceta parece que le ha dado una especie de ictus en su portada que le ha dejado paralizada en el miércoles. "La Gaceta da voz a los defensores del matrimonio entre hombre y mujer", titula. "En defensa del matrimonio", dice el editorial. Vamos, vamos, chicos, hay que recuperarse, que los caminos de Dios son inescrutables.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD