Menú

El penúltimo accidente del Rey

La salud del Rey se ha visto mermada por la cantidad de accidentes que ha sufrido en los últimos años.

0
La salud del Rey se ha visto mermada por la cantidad de accidentes que ha sufrido en los últimos años.

Tal día como hoy, 22 de noviembre, pero de 2011, Libertad Digital contaba en su portada que "El Rey esconde su moratón tras unas gafas de sol". Después de que por la mañana la prensa le fotografiara y se le viera un moratón en el ojo izquierdo a consecuencia, según Zarzuela, de un golpe con una puerta, por la tarde apareció con los ojos tapados por unas gafas de sol negras. De hecho, fue el propio monarca el que aclaró que la pequeña lesión es "lo que pasa cuando uno se da un golpe con una puerta".

Pero este pequeño accidente ni fue el único que ha sufrido el Rey ni sería el último. En 1977 don Juan Carlos se dio un golpe en su yate Fortuna, lo que le provocó fuertes dolores de espalda. Cuatro años más tarde se seccionó un nervio radial al golpearse contra una puerta de cristal después de disputar un partido de squash con el tenista Manolo Santana.

Como vemos, uno de las principales causas de las lesiones del monarca ha sido el deporte. En 1983 sufrió una fisura de pelvis tras resbalar mientras esquiaba en la estación suiza de Gstaad que le obligó a usar un corsé pélvico durante su recuperación. Seis años más tarde se cayó en la estación francesa de Courchevel, aunque sólo precisó de atención médica. Más grave fue el accidente sufrido en 1991 en Baqueira Beret después de ser derribado involuntariamente por otro esquiador.

En 1995, el Rey se hizo una fisura cerca de la muñeca derecha tras resbalar en una placa de hielo cuando volvía de esquiar en Candanchú. Esto le obligó a ir con el brazo vendado a la boda de la infanta Elena el 18 de marco en Sevilla.

Tanto percance y su avanzada edad ha provocado que don Juan Carlos sufra cada vez más tropezones en actos públicos. En 2008 perdió el equilibrio al bajar de las escaleras en la cena del 50 aniversario del Círculo de Economía, pero no se llegó a caer al ser sujetado por varias personas. Tampoco tocó el suelo en 2010 cuando tropezó con un escalón durante una audiencia a los representantes del Consejo de Presidentes de la Confederación de Empresas Europeas. En 2012 se volvió a caer, esta vez durante su visita al Estado Mayor de la Defensa, lo que provocó la mofa de los usuarios de Internet y la redes sociales con fotomontajes incluidos.

Meses antes de este percance sufrió uno de los accidentes más graves y que más polémica suscitó. Fue el 13 de abril de 2012 cuando se fracturó la cadera derecha mientras participaba en una cacería a la que fue invitado en Botsuana. Tras recibir el alta médica tras su operación, el Rey apareció en muletas para mandar un mensaje a los españoles en el que, por primera vez, pidió perdón: "Lo siento mucho. Me he equivocado y no volverá a ocurrir".

La semana pasada, durante la celebración en Cádiz de la Cumbre Iberoamericana, se pudo ver al Rey bastante mermado en su salud y cómo una cámara captaba su saludo con el presidente de Colombia diciéndole: "Aquí me tienes, un poco tullido, pero bien". Más tarde, durante su discurso confirmó que "tengo que pasar por el taller, tengo que operarme la cadera". Al término de la Cumbre, el Rey abandonó el palacio de Congresos de Cádiz en silla de ruedas.

 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios