Menú

García-Abadillo: las testigos pudieron mentir más veces

El principal condenado por los atentados del 11-M declarará después de constatarse que las dos testigos que le acusan culparon en falso a El Mundo.

0
Casimiro García-Abadillo en esRadio sobre Zougam Los protagonistas

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La titular del juzgado de Instrucción número 39, Belén Sánchez, en una decisión insólita, se ha enmendado la plana y ha reconsiderado su negativa de citar a Jamal Zougam, a su familia y al testigo más importante para que el único condenado como autor material del 11-M pueda defender su inocencia, informa este sábado el diario El Mundo.

El motivo de semejante cambio de decisión no es otro que el dictamen de otro juzgado contiguo al de Sánchez sobre el sobreseimiento libre de la denuncia que las dos testigos que dijeron ver a Zougam en los trenes habían presentado por coacciones contra El Mundo.

De esta manera la juez afiliada a la asociación de Jueces para la Democracia, llama a Jamal Zougam a que acuda desde su celda de aislamiento en la prisión de Villena (Alicante) a su juzgado en Plaza de Castilla; podía haber optado porque se le tomase declaración por exhorto ante los juzgados de la localidad alicantina, pero ha preferido que acuda en persona el próximo 18 de diciembre. También declarará junto a él su hermano Mohamed y su madre Aicha, así como su hermana Samira. Ella será la primera vez que comparezca en sede judicial.

No serán los únicos. También prestará declaración el mismo día que el condenado y su familia el que fuera cónsul de Rumanía en Madrid en 2004. A él habría acudido la testigo C-65 con la intención de obtener las indemnizaciones que el Gobierno rumano había dispuesto para las víctimas de los atentados. No obstante, esta testigo no fue la que al final declaró en el juicio del 11-M.

La decisión de la juez Sánchez de citar a Zougam tiene una gran relevancia pues supone la revisión de los hechos probados en la sentencia en su aspecto básico que es la autoría material –quién puso las bombas en los trenes– de la matanza. Y es que Jamal Zougam, único condenado como autor material de los hechos, lo está solamente por el testimonio de estas dos personas ya que no se encontró ninguna conexión entre él y la célula islamista, ni han aparecido huellas o restos suyos en los coches o domicilios que se utilizaron.

La Audiencia de Madrid, recuerda El Mundo, llegó a afirmar, cuando ordenó en un primer momento admitir la querella contra las testigos, que Zougam recibió "una pena de prisión de extrema gravedad con fundamento, precisamente, en las declaraciones que ahora se reputan falsas y cuya falsedad, de resultar acreditada, daría lugar a la revisión" de la condena.

El vicedirector de El Mundo, Casimiro García-Abadillo, ha mostrado su satisfacción en Sin complejos, de esRadio. "Esta semana ha habido dos decisiones judiciales muy importantes". Una es la que afecta a su periódico y a dos de sus periodistas, entre los que se encuentra él mismo. "Supone un espaldarazo a la conducta profesional de los periodistas y el establecimiento de un precedente a una conducta": si mintieron una vez estas testigos al acusar falsamente de coacciones al diario, pueden volver a mentir o pueden haberlo hecho más veces, señala Abadillo.

"Les ha salido mal la jugada. Si se ha demostrado que estas testigos han utilizado argumentos falsos para arremeter contra los periodistas, cabe la hipótesis de que pudieron mentir cuando dijeron que vieron a Zougam en los trenes de marzo de 2004", explica Abadillo.

Y la otra es la reapertura del 11-M en "ese elemento sustancial que es la autoría material" de los atentados. "Hay unos elementos de convicción de que el caso es muy sólido", que han llevado a la juez a decidir "traer desde la cárcel a Zougam", donde lleva "en aislamiento casi nueve años", hasta su juzgado en Plaza de Castilla, señaló.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD