Menú

Pedro Castro llama "tontos de los cojones" a los votantes del PP

El alcalde de Getafe insultó a los que votaban a la derecha y se negó a dimitir porque no lo estaba haciendo tan mal al frente de la FEMP.

7
El alcalde de Getafe insultó a los que votaban a la derecha y se negó a dimitir porque no lo estaba haciendo tan mal al frente de la FEMP.

Tal día como hoy, 3 de diciembre, pero de 2008, Libertad Digital llevaba en su portada la salida de tono de Pedro Castro y titulaba: "El alcalde de Getafe llama "tontos de los cojones" a los votantes del PP". Aprovechando una mesa redonda sobre política social y tras una hora de ataques contra la Comunidad de Madrid y su presidenta, Esperanza Aguirre, el entonces presidente de la FEMP insultó a los que seguían votando al PP.

Según Pedro Castro, "el dinero de las pensiones no es de la Comunidad de Madrid, el dinero se lo transfiere el Estado. Nosotros lo que le decimos es, coño da una paga más para los mayores, da una paga complementaria. Sobre todo dala a las pensiones más bajas. ¿Por qué la Junta de Andalucía lo puede hacer y no la Comunidad de Madrid? ¿Y por qué hay tanto tonto de los cojones que todavía vota a la derecha?".

Ese mismo día, el propio presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias no se dio por aludido al ser preguntado al respecto. Se limitó a decir que "si está colgada en mi blog seguramente sea producto de alguna comunicación que haya entrado, desde luego institucional con absoluta seguridad que no". Preguntado de nuevo por los insultos, Castro no reconoció haberlos pronunciado y dijo que provenían de algún ciudadano con los que chatea habitualmente. Al final acabó diciendo que "sí, puede proceder de unos correos que entran, como hay libertad absoluta. Si es así lamento esa expresión".

Esto no fue suficiente para el PP que pidió explicaciones al entonces alcalde de Getafe por unas palabras que, a juicio del Partido Popular, "no sólo insulta a los que votan a la derecha sino a todos los que creen en la democracia y en valores tan fundamentales como la libertad ideológica, el pluralismo y la tolerancia ya sean de derechas o de izquierdas".

Pero la ofensiva de los populares no se quedó ahí. El coordinador de Política Autonómica y Local del PP, Juan Manuel Moreno, ha anunciado que podrían reprobar a Pedro Castro como presidente de la FEMP si no se disculpa por unas declaraciones ofensivas a los votantes de derechas.

El Gobierno de Esperanza Aguirre decidió suspender la inauguración del Centro de Poesía José Hierro de Getafe por "los insultos" de su alcalde a "la mayoría de los ciudadanos de la región". Precisamente, la presidenta de la Comunidad de Madrid pidió la dimisión de Castro por sus "gravísimas" afirmaciones. Petición a la que se unió la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que tildó los insultos del alcalde getafense de "intolerables" y "miserables".

Además de esto, todos los alcaldes del PP, menos Gallardón, amenazaron con abandonar la FEMP si Pedro Castro no dimitía. Fue entonces cuando el alcalde de Gatafe se disculpó diciendo que "me arrepiento, las retiro. Pido perdón todas las veces que sea. Pero además los que me conocen saben que es así. Yo soy un torbellino, me caliento más que el pico de una plancha".

A pesar de su arrepentimiento, no dudó en acusar a los propios populares de realizar "maniobras mezquinas y miserables" para atacar a su persona. Desde el PSOE exigieron que aceptaran sus disculpas ya que Pedro Castro había hecho "lo que hace un caballero: se ha equivocado, ha pedido disculpas y ustedes deberían admitirlo y acabar con el incidente y no saltarle al cuello como los cainitas que son". Con el respaldo de su partido, Pedro Castro aseguró que no iba a dimitir porque no lo está haciendo tan mal.

El PP de manos de su portavoz en la Asamblea de Madrid expresó su preocupación por el respaldo de los socialistas al primer edil de Getafe y les preguntó "si los insultos de Pedro Castro son la postura oficial del PSOE, porque si el PSOE respalda a Castro en su negativa a dimitir significará que está haciendo de sus insultos su postura oficial".

Pedro Castro fue quien, antes de sus desafortunadas palabras, propuso un código ético a la FEMP según el cual "los alcaldes defenderán el respeto a los derechos humanos, fomentarán valores cívicos y utilizarán un tono respetoso y deferente en sus intervenciones tanto hacia cualquier miembro de la Corporación como hacia la ciudadanía". No decía nada en el código de los "tontos de los cojones".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios