Menú

Luis Herrero, en Madrid tras su "secuestro" en Venezuela

Las críticas del eurodiputado a Hugo Chávez provocaron su detención y expulsión inmediata del país. El PSOE lo utilizó para arremeter contra el.

0
Las críticas del eurodiputado a Hugo Chávez provocaron su detención y expulsión inmediata del país. El PSOE lo utilizó para arremeter contra el.
Portada de LD, tal día como hoy | LD

Tal día como hoy, 15 de febrero, pero de 2009, Libertad Digital contaba en su portada que el entonces eurodiputado del Partido Popular, Luis Herrero, había llegado a Madrid tras ser expulsado de Venezuela: "Herrero responde al PSOE que criticará al régimen de Chávez 'donde haga falta'".

Nada más llegar al aeropuerto de Barajas, Luis Herrero se refirió a lo manifestado por la que en aquella época era secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Elena Valenciano, quien dijo que "los observadores internacionales no pueden intervenir durante un proceso electoral". Herrero contestó que "no son observadores sino invitados de la oposición" e insistió en que "lo que he visto y lo que he oído me parece absolutamente impresentable".

Además, explicó que "lo que a mí me ha pasado es una anécdota. Los que se quedan en Venezuela y los venezolanos que están sufriendo los desmanes de un tipo que no entiende las reglas de la democracia, se ponga como se ponga, pues son los que están padeciendo las consecuencias y a mí me parece que hay que solidarizarse con esas personas que tienen la oportunidad de echarle mucho valor".

Las críticas del PSOE fueron utilizadas por Chávez para arremeter contra Luis Herrero. El presidente venezolano tras leer las declaraciones de Elena Valenciano mostró su "agrado" con el "buen juicio de una líder del PSOE" y manifestó que esta es "la verdadera alma de la España que queremos". Además, añadió que tenía la "fe de que este lamentable incidente producido de manera intencionada por ese indigno eurodiputado no empañe para nada las excelentes relaciones que tenemos con el Gobierno español".

Tras éste, la embajada de Venezuela acusó al eurodiputado de ser un "factor de desestabilización". En un comunicado dijeron que "las declaraciones públicas del señor Herrero resultaron atentatorias a la armonía y a la paz del país, promoviendo dudas sobre la pulcritud del proceso electoral venezolano y sobre el árbitro electoral".

El "secuestro" de Luis Herrero, como él lo calificó, comenzó un día antes en Caracas. Fue cuando unos veinte agentes de la policía política de Chávez se presentaron en el hotel en el que se alojaba Herrero y se lo llevaron a la fuerza, en volandas, y lo metieron en un coche sin dar explicaciones del lugar al que fue trasladado. Más tarde se supo que le llevaron al aeropuerto para proceder a su "expulsión inmediata" tal y como había solicitado la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tibisay Lucena.

La expulsión de Herrero se produjo después de que éste contara las verdades sobre el proceso electoral que se estaba llevando a cabo en Venezuela. El eurodiputado criticó la decisión del CNE de fijar el cierre de los centros de votación a las 18:00 horas en lugar de las 16:00 de ocasiones anteriores. Algo que para Herrero "no se justifica" y que podría prestarse a "maniobras no democráticas".

Después de alabar la labor de la oposición afirmó que lo que estaba en entredicho es una lucha para "preservar la libertad y la Constitución venezolana tal y como hoy está en vigor". Herrero también dijo que en los últimos días "se han perpetrado en Venezuela violaciones de los derechos humanos que no tienen ningún tipo de paralelismo con ningún sistema democrático occidental".

La reacción del Gobierno de Zapatero, con el ministro Moratinos a la cabeza, fue muy tibia y se limitó a expresar una "queja" por el trato recibido por el eurodiputado del PP. Sin embargo, el Parlamento Europeo sí que fue más contundente. El entonces presidente de la Cámara, Hans-Gert Pöttering, calificó de "inconcebible" que "en un país como Venezuela" se detenga y se expulse a una persona "por ejercer su libertad de expresión, que es una de las bases del estado de derecho y de la democracia". Sobre los métodos utilizados para su detención y posterior expulsión dijo que "suponen una falta de respeto a la dignidad de toda persona".

También se produjeron reacciones en España entre los distintos partidos políticos. Como ya hemos comentado, el PSOE culpó a Luis Herrero de lo ocurrido y la secretaria de Organización de los socialistas, Leire Pajín, aseguró que el eurodiputado se excedió en sus críticas y que debió acatar "las reglas internacionales" de Chávez. El eurodiputado de ICV Raúl Romeva justificó la expulsión diciendo que "no es la primera vez que expresa este tipo de opiniones" por lo que añadió que "cada uno debe asumir la responsabilidad" de sus palabras. Las críticas de los socialistas sirvieron a Herrero para afirmar que éstos "se han convertido en cómplices de lo que será una dictadura abierta".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios