Menú

Garzón, ingresado por una crisis de ansiedad

El ex juez vivió hace cuatro años su última crisis de ansiedad, algo que sepamos ya le pasó al menos en otros dos momentos.

3

Tal día como hoy, 20 de febrero, pero de 2009, Libertad Digital contaba en su portada que el ex diputado y ex juez ingresó en las urgencias de un hospital privado de Madrid tras sufrir una crisis de ansiedad. Baltasar Garzón presentaba un cuadro de tensión muy alta cuando llegó al hospital.

Al llegar fue sometido a varias pruebas analíticas y fue trasladado posteriormente a la unidad coronaria del centro sanitario, donde permaneció en observación hasta que recibió el alta médica. En ese momento se encontraba investigando la operación Gürtel, una causa general contra el Partido Popular de la que sólo se sabía del sumario lo que iba filtrando el magistrado y la Fiscalía a los medios de comunicación del Grupo Prisa. Garzón dijo que había imputados aforados y por eso no dejó al PP personarse en la causa dejando a los acusados en total indefensión. Y a pesar de que él mismo dijo que eran aforados, no se inhibió del caso.

El ya ex juez sufrió un proceso parecido en noviembre de 2002 como consecuencia de "la intensa carga de trabajo" a la que se veía sometido. Por aquel entonces estaba en medio de los interrogatorios a la cúpula de Herri Batasuna que tuvo que aplazar hasta mediados del siguiente mes. En aquella ocasión la sintomatología de ingreso fue de parálisis facial periférica izquierda e hipertensión.

Y a mediados de los años 90 el entonces juez de instrucción de la Audiencia Nacional precisó atención hospitalaria al presentar un cuadro médico similar. Entonces estaba instruyendo un sumario de los GAL apuntando al presidente del Gobierno, Felipe González, y a su ministro del Interior, José Barrionuevo.

Al parecer, es habitual que el magistrado sufra este tipo de ataques cuando está agobiado y se ve "contra las cuerdas". Personas que le conocen, creen que podría acudir a este tipo de situaciones "para inspirar un sentimiento de solidaridad" y así poder "culpar a terceros de sus males".

En el caso Gürtel, Garzón podría haber estado pasando un mal momento al ser consciente de que estaba incurriendo en una ilegalidad al instruir un sumario para el que no era competente.

 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios