Menú

Tomás Gómez, el único ausente en el aniversario del Estatuto madrileño

En el acto para celebrar los 30 años del estatuto, Ignacio González proclamó la "lealtad" de Madrid a España. Gómez volvió a dar la nota. 

0

El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha reunido a todos los presidentes regionales y la oposición para conmemorar el 30 aniversario del estatuto regional. En el acto, celebrado en el castillo de Manzanares el Real, no ha faltado nadie a excepción de Tomás Gómez, que de nuevo ha dado plantón al Ejecutivo madrileño. La excusa, esta vez, sus clases en la universidad.

A este asunto se ha referido Ignacio González: "Ya es muy reincidente el secretario de los socialistas madrileños en los desplantes institucionales. Se descalifica a sí mismo, explica el interés que tiene este señor por las instituciones de los madrileños". 

El aniversario del Estatuto

En su discurso, el presidente del Gobierno regional ha asegurado que la Comunidad de Madrid nació en 1983 como tal con la aprobación de su Estatuto de Autonomía con el fin de "servir a los madrileños con la mayor eficacia" y no para "dar cobijo a reivindicaciones históricas o identitarias".

El dirigente madrileño ha aprovechado para apelar al "espíritu de consenso y generosidad" de los que hicieron posible hace 30 años el Estatuto, incluido el PCE, para salir en estos momentos adelante de la crisis económica.

También ha rendido homenaje a los tres expresidentes del Ejecutivo madrileño que han pasado antes que él por el cargo -Joaquín Leguina, Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre-. De ellos ha alabado su "talla humana, política e intelectual extraordinarias" y ha indicado que sin ninguno de ellos "se entendería el éxito de Madrid".

El presidente ha repasado el proceso de elaboración del Estatuto madrileño con el que nació la Comunidad de Madrid, que fue aprobado por las Cortes Generales el 25 de febrero de 1983, destacando "la generosidad y responsabilidad para lograr el máximo acuerdo sobre las cuestiones esenciales" por parte de los ponentes redactores, presididos por el socialista José Prat.  

Según González, "su fe, su lealtad, su vocación de servicio y su generosidad" deben servir ahora de "ejemplo para afrontar los tiempos que vivimos". "Ese espíritu de grandeza se refleja también en la actitud del Grupo Comunista" que, según ha recordado, "aunque no fueron aceptadas sus  enmiendas, votó a favor para dejar claro que el paso histórico que se daba era más importante que las cuestiones políticas puntuales".

En este sentido, ha incidido en que "aquellos fueron momentos complicados, momentos de necesidad nacional en que se requería personajes con altura de miras y generosidad política" y lo ha trasladado al presente, para apelar, en estos momentos complejos que se viven hoy, a la necesidad de "tener todos ese espíritu del Estatuto, esa misma grandeza, para lejos de visiones partidistas o de corto plazo, saber ganar, como entonces, el futuro entre todos".

Para el presidente, la Comunidad de Madrid cumple 30 años con la voluntad de ser fieles a ese espíritu de apertura y de libertad que la han convertido en una gran región, y ha asegurado que "desde aquel día de 1983 hasta hoy la Comunidad de Madrid ha recorrido un largo camino del que todos podemos estar satisfechos".

A su juicio, Madrid es hoy "una región llena de oportunidades, de libertad, de solidaridad y de talento, virtudes con las que los madrileños han conseguido un gran avance político, económico y social en estos 30 años". Por ello, aunque ha afirmado que siempre hay aspectos que debemos mejorar, y para ello se trabaja, ha remarcado que "nadie duda de que la historia de la Comunidad de Madrid es la historia de un éxito colectivo".

Lealtad a España

Durante su discurso, González ha asegurado que Madrid, durante estos 30 años, "ha servido lealmente a España y, paralelamente, aún careciendo de señas de identidad propias, ha brotado también el orgullo de ser madrileño". "Y ese orgullo ha surgido como surge en las sociedades modernas, que no se extasían con su pasado, del que también presumimos los madrileños, sino por todo lo contrario: por nuestras ganas de afrontar el futuro", ha apostillado.

Para el dirigente madrileño, "la capacidad de afrontar el futuro de forma abierta con todos es la mejor seña de identidad de los madrileños, porque sigue siendo una sociedad que acoge a todo aquel que quiere sumarse libremente a  para conquistar el porvenir".

Al final de su discurso, el presidente regional felicitó a todos los protagonistas del acuerdo que dio lugar al Estatuto y al nacimiento de la Comunidad de Madrid, a todos los representantes políticos, al personal de la administración pública y, sobre todo, a los ciudadanos madrileños que "encarnan los anhelos, los esfuerzos y los éxitos de esta trayectoria de 30 años".

En España

    0
    comentarios

    Servicios