Menú

El coro de RTVE contrata a la mujer de Zapatero

La profesión de Sonsoles Espinosa le ha causado algún contratiempo al expresidente del Gobierno.

4

Tal día como hoy, 26 de marzo, pero de 2005, Libertad Digital contaba en su portada la explicación que dio la entonces directora del ente público después de que se supiera que se hicieron con los servicios de la mujer del expresidente del Gobierno para cantar en el coro de la corporación: "Caffarel dice que la contratación de Sonsoles Espinosa para el Coro de RTVE es "totalmente adecuada"". Lo justificó porque obedecía a "necesidades artísticas".

La diputada del PP Macarena Montesinos hizo una docena de preguntas a Caffarel sobre el Coro de RTVE. Ésta explicó que el vínculo laboral que unía a la mujer del presidente Zapatero con el ente público "no tiene nada que ver con la situación en que están los trabajadores ni afecta en modo alguno a dicha situación laboral. Es más, en los tres programas en que fue contratada lo fueron también, en las mismas condiciones que ella, otros 52 cantores del Coro". Televisión Española afirmó que Sonsoles Espinosa recibió durante el año 2004 la cantidad de 510,86 euros por programa de concierto, que en total sumaron tres.

La afición de la mujer del exjefe del Ejecutivo se vio rodeada de otras polémicas en las que estaba envuelto Zapatero. Fue el 29 de agosto de 2006 cuando se supo que el presidente del Gobierno viajó a Berlín en avión oficial para oír cantar a Sonsoles. Acudió a la capital alemana para asistir al concierto que ofreció Daniel Barenboim. El interés del presidente por asistir a este concierto estaba en el coro ya que, entre sus componentes estaba su esposa. El equipo de Zapatero dio a la Embajada la consigna de mantener el carácter privado de la visita, es decir sin figurar en su agenda y sin tener que dar cuenta de ella a los medios de comunicación.

Al margen de esta polémica escapada, la afición al canto de Sonsoles Espinosa le hizo desatender sus labores como mujer del presidente del Gobierno. La primera vez fue el 10 de enero de 2008 cuando plantó al Rey en la cena de gala por su 70 cumpleaños. Espinosa no quiso acompañar a su marido y presidente del Gobierno a esa importante cita con el jefe del Estado. La esposa del presidente se permitió declinar la invitación del Monarca porque sus obligaciones profesionales así lo requerían y se marchó a Barcelona, donde tenía una actuación con el coro con el que trabajaba como soprano representando la ópera Aida de Giussepe Verdi. Olvidaba que mientras su marido ocupara la Moncloa no le quedaba más remedio que anteponer sus obligaciones de esposa del presidente a sus gustos personales.

También se olvidó de sus obligaciones como ‘primera dama’ en agosto de 2011 durante la visita del papa Benedico XVI. Aunque no se supo qué ocasionó su plantón sí que se constató que Sonsoles Espinosa decidió no acompañar a José Luis Rodríguez Zapatero a su audiencia con Su Santidad, como manda el protocolo. Tampoco fueron sus hijas.

 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios