Menú

Rahola dice que a Dragó le enseñen las bragas las señoras del oficio

Pilar Rahola y Fernando Sánchez Dragó han tenido sonoros encontronazos a través de las columnas que escriben en los periódicos.

2

Tal día como hoy, 19 de abril, pero de 2011, Libertad Digital llevaba en su portada el último enfrentamiento entre la ex política independentista y el escritor Fernando Sánchez Dragó y sacaba el titular de un artículo publicado en La Vanguardia: "Pilar Rahola, a Dragó: "Lo suyo es que las bragas se las enseñen las señoras del oficio"".

A la periodista catalana no le gustó nada que Dragó dijera en su columna de El Mundo que no iba a acudir a Barcelona el día de San Jorge para firmar libros porque "no me gusta ir de borriqueta en borriqueta por las Ramblas como si fuese un periquito del Caribe, un cucurucho de altramuces o un titiritero con pintura de albayalde". Pero lo que más le dolió fue lo que dijo a continuación: "Imaginen que me toca firmar junto a la Rahola o cualquier otro fantoche de los sumideros de la tele. No me gusta ir a una región de España en la que han prohibido los toros y cierran librerías acusándolas de nazis".

Por eso escribió una columna dedicada titulada "Dragó, no nos abandone" en la que intentaba "digerir la trágica noticia" de la ausencia del escritor. Se preguntó Rahola "cómo podemos vivir un día del libro sin este amante del sexo tántrico, escritor a tiempo libre –él o sus negros reconocidos-, cuyo amor por las niñas suscitó un edificante episodio de digno recorrido mediático".

Continuó atacando a Dragó diciendo que "lo suyo es que las bragas se las enseñe las señoras de oficio a él, a poder ser jovencitas, como amablemente nos ha hecho saber. Y es que Dragó dijo en su columna que no me gusta sentirme puta de escaparate enseñando las bragas a los peatones". Entonces le pidió que se "transmute" en alguien "presentable... Y, si hace falta, le montamos un comité de bienvenida con niñas de 13 años, una de esas lolitas que ‘visten como zorritas’ y que tanto le gustan".

Ésta no fue la primera trifulca entre ambos ni sería la última. En julio de 2009 Pilar Rahola respondió al artículo de Sánchez Dragó titulado "¿Qué es ser facha?" en el que decía que "fachas son los nacionalistas, con zeta de nazis". Se preguntó entonces Rahola: "¿Por qué somos "nazis" los catalanes, según este practicante del sexo tántrico, escritor en ratos libres?". Y se responde diciendo que "la inmensa mayoría de los catalanes" sólo quieren que el catalán "tenga garantizada una presencia saludable". Añadió que "el insulto grueso al catalán es un deporte nacional. Vale el todo vale porque, a un lado del puente aéreo callarán, y al otro lado les reirán las gracias. Lo de Sánchez Dragó, pues sale gratis". Rahola no diferenció en su columna que Dragó no llamo "nazis" a los catalanes, sino a los nacionalistas.

La respuesta de Dragó tan sólo se hizo esperar 4 días y dijo "cierto personajillo, que fue política en sus ratos libres, se ha dolido en las banderillas que hace siete días planté en la cresta de los nuevos fachas. Sostiene ésta que llamé nazis a los catalanes. ¿Tendrá esa señora los ojos en el cogote como si fuese un Picasso? ¿Sabe lo que es una hipérbole? Escribió que intentó explicar a Rahola que "lo malo no es doblar películas, sino obligar a hacerlo. O-bli-gar... ¿Entiende usted señora que por suerte no es la mía, ese verbo o me obligará a decirlo en catalán". Concluyó diciendo: "No sea vil, señora con nombre de Virgen patriota que no quiso ser francesa... porque vileza es sacar las frases de contexto para condenar a su autor. Lo hacía Franco, lo hacía Stalin. Lo hacían los nazis. No raje tanto. Señora".

La contrarréplica de Rahola tardó dos días. Dijo que "como el insulto grueso es propio de las mentes inteligentes se lo dejo a Sánchez Dragó, hombre de pensamiento profundo". Y señaló que podía haber pasado de responderle pero que "al fin y al cabo, el manjar del catalán condimentado en su salsa es un plato que devoran, tarde y noche, las tertulias más notables de la inteligencia mesetaria" pero creía que "los catalanes nos hemos acostumbrado demasiado al ataque desmesurado y algún día deberíamos decir basta". Se centró en las imposiciones lingüísticas que criticó Dragó: "Ahora lo entiendo, querido Dragó. Tú no pretendías denigrar a todo el pueblo de Catalunya, sólo a la estúpida mayoría que cree en sus leyes. Ya tiene narices, los catalanes hacemos algunas tímidas leyes lingüísticas, y somos unos nazis. El resto del mundo legisla sus idiomas con dureza y son estados responsables. En fin, Dragó, me rindo a tus pies. La verdad es que eres más inteligente y no naces".

El último enfrentamiento entre los dos escritores fue en octubre de 2011 después de que Dragó dijera en un programa de la televisión 8tv del grupo Godó que "no caigo mal a nadie". Este simple comentario lo aprovechó la independentista catalana para decir que "toda la gente que conozco y que lo conoce a él no le puede ver. Cae mal porque es un impresentable". Continuó diciendo que "en un mundo en el que la pederastia es un tema tan gravísimo, especialmente la pederastia en el tercer mundo, que este personaje sucio diga públicamente que lo que le ponía eran las niñas con no diré el qué rosado y que además eran unas ‘zorritas’ y que ‘se lo trajinaban ellas a él’ y esto lo explica como una batallita... este personaje es sucio e inmoral".

 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios