Menú

Rajoy pide perdón a la infanta Cristina y rechaza "echar las culpas a nadie"

"Estamos intentando averiguar exactamente qué es lo que ha ocurrido", responde el presidente. Rubalcaba le insta a una explicación "urgente".

66

Ya al final del despacho en la Moncloa, que se alargó por espacio de dos horas y media, el líder de la oposición le lanzó a Mariano Rajoy una de las preguntas que más se repite estos días en España: ¿Qué ha pasado con las fincas y la infanta Cristina? Pero el presidente se limitó a señalarle la comparecencia de Cristóbal Montoro en la víspera, en la que se reconoció incapaz de dar respuesta a los muchos interrogantes.

Este asunto es de difícil digestión para el Ejecutivo. Las protestas han llegado desde sus propias filas: la respuesta a la crisis, a ojos de varios diputados del PP, no está siendo la debida. En comparecencia posterior al encuentro, Alfredo Pérez Rubalcaba confirmó que había hablado del caso con el jefe del Ejecutivo y que no le había convencido. "Le he dicho que la explicación no era la satisfactoria", y en consecuencia instó a una respuesta convincente "con urgencia".

Por sorpresa, también salió en rueda de prensa Rajoy. Satisfecho, habida cuenta de que tiene el apoyo del PSOE de cara a la Unión Europea y la reunión ha servido para acercar posturas sobre la reforma de la administración. Si bien, ya en la primera pregunta, llegó la cuestión de la hija del Rey: "Me remito a las declaraciones del ministro", dijo, si bien quiso poner el énfasis "en la parte" en la que pidió disculpas a doña Cristina.

Este mismo jueves, el presidente había asistido a una misa de recuerdo por don Juan, el padre del monarca. Allí se encontró con la infanta y toda su familia. Si algo ha dejado claro en toda este tiempo, muy complicado para la Corona, es que respalda sin fisuras a la institución. Y de ahí que destacara sus disculpas.

A Rajoy se le insistió por la cuestión, en esta ocasión poniendo la lupa en la Agencia Tributaria: "Es una administración muy eficiente con unos funcionarios que hacen muy bien su trabajo", contestó en un claro intento de lavar su imagen. "Trabajan por los españoles", insistió, a pesar de ser "un trabajo duro".

Finalmente, Rajoy entró en el meollo del asunto: "Estamos intentando averiguar exactamente qué es lo que ha ocurrido". El presidente se definió sin respuestas: "No voy a echar culpas a nadie, sería una irresponsabilidad por mi parte. No tengo claro ni sé -lo que ocurrió-", afirmó a los periodistas, ya pasadas las nueve de la noche. Eso sí, quiso dejar que se puede confiar en el fisco: "Es una administración que cumple su función. Podrá equivocarse o no en alguna ocasión pero si lo hace es en pocas oportunidades".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios