Menú

Lo que hay que saber para trabajar en TV3

El "Llibre d'estil" de la cadena catalana, un catecismo ideológico para informar de la nación, sus manifestaciones y deportes

(Barcelona)
80
Sede de TV3 | Archivo

Frente a Canal Nou, TV3 es tenida en Cataluña por un modelo de calidad, rigor y profesionalidad. Se considera cara (la plantilla es más numerosa que la de Antena 3 o Telecinco) y sus directivos están enfrascados en una ardua negociación para que nadie en la cadena de televisión, salvo ellos, cobre más de cien mil euros anuales. El presupuesto para el año que viene es de 210 millones de euros y se prevé la externalización de los servicios de publicidad (a la que no se plantea renunciar) para evitar un expediente de regulación de empresa. TV3 no está en discusión, es una herramienta imprescindible, una "estructura de Estado" que el nacionalismo, incluido el periodístico, defiende sin fisuras.

En las últimas semanas, las coberturas de la cadena secesionista del Onze de Setembre y el informativo para niños sobre el despliegue independentista fueron objeto de polémica. También lo ha sido el hecho de que hayan hurtado a la audiencia las imágenes del piloto de Cervera (Lérida) Marc Márquez dando una vuelta de honor con la bandera de España tras ganar el Mundial de Motociclismo.

Frente a las críticas, TV3 y Catalunya Ràdio, la emisora pública, presumen de que su "libro de estilo" les impide caer en la parcialidad, la manipulación, la vulgaridad o la discriminación. La presentación del dicho "Llibre d'estil de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals", cuya primera edición es de julio de 2013, coincidió precisamente con la polémica en torno a las entrevistas con niños para un informativo infantil (sic) sobre la cadena independentista.

La de TV3 es una historia modélica, como deja claro en la introducción al manual Brauli Duart, presidente del "Consejo de Gobierno" de lo que habitualmente se simplifica con el nombre de "la Corpo". "He aquí en vuestras manos el compendio de treinta años de profesionalidad, de ejercicio riguroso del periodismo, la síntesis de tres décadas de emisiones de radio y televisión de calidad, la fórmula del servicio público audiovisual en Cataluña" es el presupuesto de partida de la prólogo de un volumen de casi quinientas páginas.

He aquí también algunas de las recomendaciones, reglas y mandamientos de obligado cumplimiento para los trabajadores de TV3, según el catecismo de los medios audiovisuales:

1. Cómo referirse a Cataluña, España y los Países Catalanes. "Desde la perspectiva de los medios de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), términos como 'país', 'nación', 'nacional', 'gobierno' y 'Parlamento', entre otros se refieren a Cataluña si no se indica otra cosa. Los medios de la CCMA utilizamos (sic) indistintamente 'España' y 'estado español' para referirnos a una misma realidad geopolítica. Cuando la referencia es de carácter geográfico, evitamos la expresión 'estado español'. Los medios de la CCMA utilizamos la expresión 'Países Catalanes' para referirnos al conjunto de territorios de habla catalana desde el punto de vista histórico, geográfico, lingüístico o cultural". Página 49.

2. Manifestaciones impecables. Toda una declaración de intenciones que no se puso en práctica ni en el 11 de Septiembre, que promovió y en cuya retransmisión se gastó más de docientos mil euros, ni ante la manifestación del Doce de Octubre.

"Informamos de manifestaciones y expresiones cívicas sin tomar partido por ninguna de las personas o entidades que participan, y no colaboramos ni directa ni indirectamente en la convocatoria de actos que puedan comprometer el principio de imparcialidad. No convertimos en una convocatoria encubierta el seguimiento previo de una manifestación u otras expresiones cívicas. Decidimos la cobertura y el tratamiento informativo de manifestaciones y protestas en función de la respuesta social que genere la convocatoria. También aplicamos este principio a los actos con un seguimiento escaso promovidos por colectivos poco representativos aunque tengan elementos impactantes". Página 90

3. No existen los deportistas españoles. "La perspectiva catalana en el deporte. Seguimos las actuaciones de los deportistas catalanes, sea en el deporte que sea y al margen de la entidad o club que defiendan. Dedicamos una atención especia a los deportistas, entidades o acontecimientos de los Países Catalanes, de acuerdo con el criterio de proximidad. Hacemos seguimiento de las selecciones deportivas catalanas y de las competiciones en las que participan. En nuestros medios, el término 'selección' se refiere a la catalana, si no se indica otra cosa". Página 169.

4. La información y los niños. "Promovemos entre los niños y los jóvenes el hábito de informarse y el interés por conocer el mundo en el que viven. Incidimos especialmente en lo que les es próximo y procuramos vincular los contenidos a la realidad del país. Estimulamos la interpretación crítica de la información que ofrecemos los medios". Página 196.

5. Criterios "geográficos" y la Cataluña del Norte. "Designamos con el nombre de Cataluña del Norte el conjunto de las comarcas catalanas que pertenecen a Francia: La Alta Cerdaña, el Capcir, el Conflent, la Fenolleda, el Rosellón y el Vallespir. Como denominación secundaria también decimos 'Cataluña Norte'. Tenemos presente que las poblaciones de la Cataluña del Norte son parte integrante de los Países Catalanes y cuando las mencionamos, las acompañamos de la referencia comarcal". Página 289.

Para que se entienda mejor, el libro contiene ejemplos, entre ellos, el siguiente: Incorrecto: "El médico forense Jean-Pierre Drena, de 63 años, murió ayer por la mañana en Ribesaltes, en el departamento francés de los Pirineos Orientales". Correcto: El médico (...) en la población rosellonesa de Ribesaltes, en la Cataluña del Norte".

6. Usos lingüísticos. "El catalán es la lengua de uso de nuestros medios. Los profesionales, colaboradores fijos y, en general, todas las personas contratadas utillizan el catalán en las intervenciones por antena y en este lengua se difunden los contenidos, sean de producción propioa o no. Usamos el catalán con nuestros interlocutores, siempre que nos entiendan, sea cual sea su lengua. Sólo de manera excepcional y motivada utilizamos otras lenguas en la difusión. En igual de condiciones por lo que respecta al valor de los contenidos que nos ofrecen, damos prioridad a la presencia de invitados, especialistas o testigos que se expresen en catalán. Esta preferencia no debe comportar ningún tipo de discriminación para los hablantes de otras lenguas". Página 349.

Caso práctico de los usos lingüísticos. "Si entrevistamos a una persona de relevancia pública que no tiene el catalán como lengua de uso habitual, no hemos de suponer que no lo entiende. Le consultamos previamente si tiene una comprensión suficiente y si se siente cómodo y si es así le entrevistamos en catalán. Durante la entrevista le aclaramos las dudas que tengan utilizando, si es preciso, su lengua de manera puntual". Página 351.

7. "Recortes" y "daños colaterales". "Sobre todo, evitamos repetir eufemismos de fuentes interesadas en disfrazar los hechos. Transmitimos la información en términos sencillos y claros, con la máxima independencia y procurando no distorsionar la realidad". Página 391.

Así, el libro de estilo ordena hablar de "muertos" y "heridos" o "víctimas" en lugar de daños colaterales, o de "despidos" en lugar de "reestructuraciones de plantilla". Pese a que el consejero de Presidencia, del que dependen los medios, dio instrucciones a todos los medios públicos para que no utilizan el término recortes, el manual del periodista de TV3 sí recomienda usarlo. En el ejemplo que se aporta ya queda claro el contexto en el que se puede utilizar, referido a la actividad privada. Mal: "La empresa está aplicando un plan de flexibilización laboral..." Bien: "La empresa recortará puestos de trabajo...".

Temas

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation