Menú

'El País' canoniza a San Rajoy

Seis periódicos europeos, El País entre ellos, han hecho falta para entrevistar a Rajoy, en un publirreportaje con beatificación gráfica incluida.

0

Afortunadamente, el muy simbólico linchamiento de Lenin en Ucrania nos ha evitado tener que ver las tremendas fotos de Ricardo Gutiérrez, redactor jefe de fotografía de El País, que ilustran la entrevista con el nuevo santo de la prensa socialdemócrata, en especial la de la página 13, con Rajoy coronado con una aureola de focos que ni el mismísimo Obama, oiga.

Ya en los altares de la prensa bienpensante y progresista de toda Europa, Rajoy se despacha con una serie de obviedades más que esperables, así que casi es más entretenido leer los comentarios del periodista de El País, como por ejemplo que "el discurso del presidente fluyó con menos naturalidad en la parte de política nacional". Fluye, como el agua, el discurso de Rajoy, ora con más naturalidad y ora con menos, pero siempre incoloro e insípido, aunque a estas alturas oler, ya huele, sobre todo en algunos periódicos.

En El Mundo no tienen a ningún santo al que entrevistar, así que la portada es para pecadores, como los que aceptan como bueno lo que antes eran malo: "El abogado de Hacienda rechazó las facturas que salvan a la Infanta". Hombre, como decía aquel, todo el mundo tiene derecho a cambiar de opinión, y si de paso ayudamos a salvar la corrupción del régimen, pues mejor.

Del interior les recomendamos un par de artículos, el de Federico Jiménez Losantos sobre Homs, James Homs, el protoespía de la Generalidad que anda montando su pequeño servicio de espionaje. Compara el director de Es la Mañana de Federico este nuevo CNI con el CAC y se pregunta ¿para qué quiere Homs un CNI si ya tiene una Stasi?". Será por nostalgia de Método 3…

La segunda pieza, el largo artículo de Luis Antonio de Villena por una prostitución legalizada ya que, de lo contrario, "no habrá menos prostitución, sino más injusticia (los ricos, como siempre, beneficiados) y muchos, muchísimos más proxenetas y matones". No puede ser más lógico y tener más razón.

En ABC la portada es para la estatua de Lenin derribada, con un ciudadano ucraniano que no ha debido ver el último vídeo de Miley Cyrus y utiliza un mazo para arrearle un mazazo al monolito del tirano en lugar de para arrearle un lametazo, antiguos.

Excelente como casi siempre la columna de Ignacio Camacho, que le da un mandoble demoledor a uno que pasa por allí: "En las europeas [los programas] importan tan poco que el PP ha encargado el suyo a Carlos Floriano". Eso es crueldad innecesaria, don Ignacio.

Tampoco anda suave Gabriel Albiac, que dedica media columna a destrozar a UPyD y la otra media a hacer lo propio con IU. Sorprende más lo primero, pero es que según el colaborador de esRadio Rosa Díez no es "ni mejor ni peor que Zapatero o Rubalcaba" sino "idéntica". Una apuesta segura si alguien quiere seguir manteniendo con sus impuestos "a un miembro muy notorio de esta casta". Durísimo Albiac, que está claro que no ha venido a hacer amigos.

En La Razón nos sacan a portada a toda la cúpula de UGT y sus muchos años en una lucha feroz por defender a la clase trabajadora… y llevarse un sueldo por ello. Cuatro de ellos, entre los que está el capo di tutti capi Cándido Méndez, llevan más de tres lustros siendo generosamente remunerados por su esfuerzo sindical. ¡Eso sí que es entrega desinteresada!

Y en la contra no se pierdan el divertidísimo artículo en el que Alfonso Ussía hace una crónica detallada del bodorrio indio de los Mittal: "En fin –concluye– que la boda del siglo de Barcelona resultó inolvidable, y que los catalanes tienen todo el derecho a decidir".

Concluimos nuestro repaso por La Gaceta, con una de esas portadas un punto surrealistas que frecuenta últimamente, con una imagen en rojo de la hoz y el bate de béisbol que sirve para ilustrar este titular: "La violencia crece por la izquierda". Se trata de un reportaje sobre "las violencia de la ultraizquierda" que "ha aumentado ante el silencio de la mayoría de los medios".

Un poco quisquillosos los colegas de Intereconomía: es un tema al que no pueden prestar atención porque están muy atareados elevando a los altares laicos a los presidentes del Gobierno, que no veas qué trabajo más duro.

En España

    0
    comentarios

    Servicios