Menú

Fernández Díaz se esconde de la prensa y sigue sin valorar el error de Interior

El ministro ha utilizado una salida secundario para esquivar a la prensa este miércoles.

19

El pasado miércoles, el Ministerio del Interior cometió un grave error al facilitar a los medios de comunicación información publicable sobre una operación contra la estructura de abogados de ETA cuando los agentes de la Guardia Civil ni siquiera habían salido del cuartel de La Salve de Bilbao para realizar las detenciones programadas.

Casi una semana después, el máximo responsable de ese departamento, Jorge Fernández Díaz, sigue sin valorar qué sucedió aquel día y sin pedir disculpas por lo sucedido. Seis días rehuyendo a los medios de comunicación lo máximo posible para no tener que enfrentarse a ninguna situación incómoda.

Un ejemplo de ello volvió a verse este martes, durante un acto celebrado en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, junto a la responsable de la cartera, Fatima Bañez, en la entrega de diplomas a los nuevos inspectores y subinspectores de trabajo. No quiso atender a los medios de comunicación y utilizó una salida secundaria, en vez de la salida principal del salón de actos, para no tener que coincidir con ellos.

El mismo miércoles del error y la operación policial, durante un acto en Barcelona, el titular de la cartera de Interior valoró para los medios de comunicación el éxito en la lucha contra ETA que supusieron las detenciones, pero no quiso bajo ningún concepto responder a las preguntas de los periodistas sobre el error cometido por los servicios de prensa de su ministerio.

En Interior se guardó absoluto silencio hasta el viernes por la tarde-noche, cuando se supo que director de la Oficina de Comunicación y Relaciones Institucionales del Ministerio, Albert Gimeno, había presentado su dimisión asumiendo la responsabilidad de los sucedido. La dimisión fue aceptada la mañana del viernes por Jorge Fernández Díaz, pero el ministro no hizo ni una sola valoración pública en esos días sobre la filtración.

El ministro del Interior viajó a Israel durante el fin de semana en un viaje programado de antemano. Estando allí, coincidió con la muerte del exprimer ministro de Israel Ariel Sharon, lo que prolongó su estancia en el país durante casi un día más. Sin embargo, siguió esquivando a la prensa. Sólo hizo una valoraciones sobre la política penitenciaria del Gobierno pero volvió a dejar sin valorar el grave error de su departamento el miércoles pasado.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios