Menú

Cualquier zulo de ETA, con más armamento que el inutilizado

Los últimos zulos encontrados o el material que tenían algunos de los grupos etarras desarticulados enían más material.

2
Los últimos zulos encontrados o el material que tenían algunos de los grupos etarras desarticulados enían más material.
Uno de los zulo de ETA con más material que el inutilizado. | Archivo

Los terroristas de ETA han inutilizado como primer gesto de desarme cuatro armas, 300 balas, dos granadas de carga hueca, menos de 17 kilos de explosivo, 170 metros de cordón detonante y algunos utensilios más para fabricar bombas, lo que representa una parte ínfima del material criminal que tienen en su poder y del que las Fuerzas de Seguridad españolas y francesas tienen algunas estimaciones.

Esta cantidad de material no sólo es mucho menos que lo incautado por las Fuerzas de Seguridad en los últimos años a grupos mafiosos con mucha menor capacidad criminal que la organización terrorista, sino también mucho menor que los decomisados a la propia ETA en las últimas operaciones policiales contra grupos etarras o en zulos descubiertos de forma casual y en aparente estado de abandono.

En el año 2012, se encontró de forma fortuita uno de los últimos zulos de la banda terrorista. Fue descubierto por un ciudadano francés en la localidad de Capbretón cuando realizaba una reformas de rehabilitación en una casa que acababa de comprar. Al tirar una pared descubrió que había escondidas armas de diversos tipos, munición y documentación, así como periódicos que datan de 1975. Exactamente, 40 subfusiles MAT-49, 40 subfusiles MAT-10, 20 pistolas Herstal 9mm y 1.000 cartuchos de munición.

Semanas antes, en la localidad vizcaína de Abandiño, se había localizado otro zulo, en el que la Ertzaintza localizó 40 kilos de material explosivo (34 de nitrato y 6 de polvo de aluminio), así como siete detonadores, cinco temporizadores y dos rollos de cordón detonante. Todo ello, en perfecto estado de conservación.

La detención en 2011 del grupo Erreka de ETA, compuesto por los hermanos Aitor e Igor Esnaola Dorronsoro, supuso que las Fuerzas de Seguridad decomisaran 1,6 toneladas de material explosivo, en una de las mayores aprensiones hechas en España, pues habitualmente estos grandes hallazgos se hacían en el país vecino. Los dos etarras controlaban cuatro zulos ubicados en localidades de Vizcaya, Navarra y Guipúzcoa, en los que había polvo de aluminio, nitrato amónico, polvo de aluminio y pentrita.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios