Menú

Cortés y Meyer, las defensoras de la 'okupación' en la Junta

Pese a su juventud, tanto la consejera de Vivienda, Elena Cortés, como su segunda, Amanda Meyer, aglutinan una meritoria carrera en IU y el PCE.

62
Amanda Meyer (i) y Elena Cortés (d) en una imagen de Twitter (i) y durante una sesión del parlamento andaluz

Desde el propio gobierno andaluz, Izquierda Unida ha buscado las cosquillas a la presidenta Susana Díaz azuzando la polémica con los alojos y desalojos de la llamada "corrala Utopía". Tal y como publica este mismo martes Libertad Digital, el nuevo paso de la Junta de Andalucía ha sido el de "okupar" dos viviendas de particulares para alojar en ellas a dos familias de la mencionada corrala, pese a que los derechos de la propiedad sobre los inmuebles los ostentan los herederos del propietario fallecido.

Según el el exdirigente andaluz de IU, Luis Carlos Rejón, fueron Susana Díaz y Antonio Valderas quienes prepararon una trampa a la consejera de Fomento y Vivienda Elena Cortés para que "okupe media ciudad para demostrar que sabe tomar el Palacio de Invierno". De este modo, ella podría quitar a Cortés bajo la promesa a IU de que les compensaría. Valderas le dijo que sería imposible y Susana accedió a únicamente quitarle la "competencia de regalar viviendas". Entonces, le pidió a Valderas -siempre según la versión del exdirigente andaluz de IU- que "tú le dices a Maíllo que se vaya, que no sabe de política, y vuelves a coordinar a la izquierda posible, europea, social y demócrata. Porque tú tienes al ejército y a los coroneles de IU de tu parte".

Pero, ¿quiénes son Elena Cortés y Amanda Meyer? ¿Quiénes están destrás de esa díscola consejería? El departamento quedó en su totalidad en manos de Izquierda Unida, merced al pacto de Gobierno que mantiene con el PSOE para gobernar la comunidad.

Elena Cortés

Licenciada en Sociología por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), Elena Cortés se afilió a los 18 años en las Juventudes Comunistas de Andalucía en 1991 durante las protestas contra la primera Guerra del Golfo y, desde entonces, ha militado en el PCE y en IU LV-CA. Como miembro del partido y natural de Córdoba, es responsable de Política Institucional del Consejo Andaluz del partido y miembro del Comité Central del Partido Comunista de Andalucía. En Córdoba ha sido concejala delegada de Educación e Infancia,y portavoz de IU en la Diputación de Córdoba.

En 2012 es nombrada consejera de Fomento y Vivienda, después de protagonizar una sonada polémica con la Semana Santa. Todo comenzó el Domingo de Ramos de 2008. Elena Cortés, que era concejala de Educación en el Ayuntamiento de Córdoba por aquel entonces, no tuvo mejor idea que salir al balcón de su casa cuando pasaba por su calle en procesión la Virgen de la Candelaría. Cortés hizo sonar una sirena y agitó un cartel donde podía leerse "NO" para protestar por la celebración de la Semana Santa.

Tras el incidente, su jefa, Rosa Aguilar, la obligó a disculparse. Lo más gracioso fue que un año después, en la Semana Santa de 2009, Cortés participó en la procesión del Cristo de la Piedad portando, además, un báculo procesional.

En aquel momento, en que su credibilidad iba en declive, Elena Cortés era, también, miembro de la Asamblea General de Caja Sur, una entidad que finalmente fue intervenida por el Banco de España. En esta situación fue en la que la encontró Griñán para formar con ella Gobierno en la Junta de Andalucía.

Amanda Meyer

Otra de las beneficiadas del reparto de cargo del pacto PSOE-IU en Andalucía, además de Cortés, ha sido su segunda en la Consejería, la viceconsejera y directora general de Vivienda Rehabilitación y Arquitectura de la Consejería de Fomento, Amanda Meyer. Ésta fue nombrada en el primer reparto de despachos de la Junta, que benefició a Meyer, y a otros familiares de varios de los negociadores del pacto de gobierno con el PSOE.

Amanda Meyer Hidalgo es hija del eurodiputado de IU Willy Meyer y entró en el puesto cobrando 53.067 euros brutos anuales más dos pagas extraordianrias bajo la tutela de Griñán. Meyer milita desde los 19 años en IU y es miembro de la dirección federal como secretaria de Comunicación Interna, así como miembro del comité federal del PCE y de su ejecutiva.

Amanda Meyer se licenció y colegió como abogada y ha ejercido en el bufete "Frutos&Meyer". Un trabajo que ha compatibilizado con el de también abogado de la Asociación 11M, Afectados del Terrorismo -la que preside Pilar Manjón-, a la que ha representado en los sumarios abiertos en al Audiencia Nacional.

Tras su nombramiento y ante el revuelo organizado por ser hija de quien era, Amanda Meyer publicó el siguiente tuit en su cuenta personal: "Sí, soy comunista, sí milito en IU desde 1996, sí es mi primera tarea política 'pagada' y sí, soy hija de mi padre y de mi madre".

Meyer también ha realizado tareas de asesoramiento en materias de Derecho Internacional, asilo, Derecho Comunitario, extranjería y laboral en la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (2001-2006). Otro de los puestos que ocupó la hija de Willy Meyer fue en el Instituto Nacional de Estadística como analista de datos en el área de Vivienda, cuando contaba con sólo 24 años. Asimismo, en el campo de la formación, ha participado como ponente en varios cursos y seminarios relacionados con el cooperativismo y la violencia de género.

En su haber también cuenta con una extraña circunstancia. Su nombre aparece vinculado a la empresa de tratamiento de aguas Acosol SA. La circunstancia anómala es que en la misma página registral figura cómo se la nombra vicesecretaria de la entidad el 30 de noviembre de 2011 y se la cesa en ese cargo el mismo día.

Extracto del BORME del 16 de diciembre de 2011 en el que se recogen el nombramiento y cese de Amanda Meyer el mismo día | BORME

Tanto Amanda Meyer como Elena Cortés son las responsables del departamento de la Junta de Andalucía que se ha colocado en el disparadero después de la adjudación a dedo de viviendas en la Corrala Utopía.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios