Menú

Celia Villalobos insulta a sus escoltas

La diputada del PP protagonizó un lamentable episodio delante de las cámaras menospreciando a sus escoltas.

0
La diputada del PP protagonizó un lamentable episodio delante de las cámaras menospreciando a sus escoltas.

Tal día como hoy, 26 de mayo, pero de 2010, Libertad Digital contaba en su portada la última salida de tono de Celia Villalobos, esta vez con sus escoltas como protagonistas. La exalcaldesa de Málaga estaba esperando en la puerta del aparcamiento del Congreso de los Diputados a que su chófer y sus escoltas la recogieran en el coche oficial. Pero, por alguna razón, tardaron más de lo que ella acostumbraba a esperar y gritó: "¡Vamos Manolo!". A continuación siguió vociferando: "¡Al final el mío va a ser el último!" y lanzó un grito desesperada: "¡Venga coño!". Cuando el coche ya se aproximaba hacia ella, Villalobos dijo en voz alta: "¡No son más tontos porque no se entrenan, joder!".

La trayectoria de la diputada del PP en este aspecto es dilatada. En enero de 2008 bromeó con el ministro de Economía socialista, Pedro Solbes, sobre el parche que éste llevaba en el ojo izquierdo. Le cogió del brazo y le dijo: "Tú le has ido a decir al presidente que los 400 euros es una chorrada y te ha metido el dedo en el ojo". El ministro se limitó a sonreír y puntualizar que se trataba de una infección.

Ya dentro del hemiciclo llamó "ladrón" a un diputado del PSOE. En abril del año 2009 Celia Villalobos se sintió ofendida por las palabras del diputado socialista Miguel Ángel Heredia, en las que acusó al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, del PP, de colocar una valla en el Paseo Marítimo de Poniente de la ciudad para "hacer oposición al Gobierno" y que supuso un gasto para el Ayuntamiento de 5.000 euros. Según Heredia, "si el alcalde usa de manera indebida 5.000 euros del Ayuntamiento para hacer oposición al Gobierno de España, no le quepa la menor duda de que usará el último euro si le conviene".

Villalobos interpretó que con esas palabras se acusaba al alcalde de robar y comenzó a protestar atacando a la entonces vicepresidenta del Congreso de los Diputados, Teresa Cunillera: "Dada mi ignorancia absoluta y la sapiencia de la señora presidenta…", a lo que Cunillera respondió que dudaba de la ignorancia de la diputada. Tras la trifulca se supo que el acta provisional del Diario de Sesiones recogía a Celia Villalobos llamando "ladrones" a los socialistas y tachando de "indigno" al diputado del PSOE que había criticado al alcalde de Málaga: "Ladrones vosotros. Ladrón tú, en tu pueblo, donde gobiernas", dijo a los socialistas.

Dos años más tarde le tocó al presidente del Congreso de los Diputados, José Bono. La dirigente del PP, como miembro de la Mesa del Congreso, acababa de salir de la reunión, que tenía como fin dilucidar sobre si debía el Fiscal General del Estado, Cándido Conde Pumpido, comparecer por el doble rasero de la institución. El PSOE se negó, impidiendo tal comparecencia, provocando el enfado del PP. Entonces, Celia Villalobos dijo sobre Bono: "Lo que nos faltaba con el demócrata éste, es el más fascista que he visto en mi vida como presidente".

Soraya Sáenz de Santamaría se quedó perpleja cuando la abordaron los periodistas y le preguntaron por las palabras de Villalobos, de las que dijo que pudieron ser "desafortunadas", aunque lo verdaderamente importante para ella era la obstrucción del PSOE para que no se den explicaciones por el caso de los ERE fraudulentos en Andalucía.

La protagonista de los insultos explicó ante las cámaras de Libertad Digital que "parece mentira que en la casa de la ley es donde no se respeten las conversaciones privadas. Yo utilicé esa expresión de una forma coloquial". Y se refirió al fondo del tema diciendo que utilizó sus palabras "en el sentido de prepotencia y arrogancia porque Bono tiene la costumbre de utilizar su cargo institucional para algo más que como cargo institucional".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios