Menú

Círculo Balear pide suspender la selectividad por hacerse sólo en catalán

Círculo Balear dice que impedir los exámenes en castellano a los alumnos que no estén exentos es una medida contraria a la Constitución.

Libertad Digital
148

La Fundación Círculo Balear -FNCB-, a través de uno de los profesores encargados del control de las pruebas de acceso a la universidad, ha presentado recurso contencioso-administrativo impugnando la normativa del tribunal de la selectividad -empieza este martes-, solicitando su suspensión como medida cautelar, por establecer como instrucción para el desarrollo de la prueba, en su punto 8, que: "Los exámenes son en catalán. Para los alumnos exentos hay exámenes, en color diferente, en castellano".

El recurso está firmado por el profesor Carlos Serra, quien ha tenido constancia de las instrucciones discriminatorias al ser uno de los profesores encargados de examinar y controlar el correcto desarrollo de las pruebas. Solicitando al rector de la Universidad balear, Llorenç Huguet, que debe ofrecer los exámenes en las dos lenguas oficiales de Baleares -y de la UIB.

En Es la tarde de Dieter, Serra ha contado cómo desde la Consejería de Educación "no nos han hecho ningún caso", después de que lo denunciaran. Y el Rectorado "ha actuado como acostumbra". Y es, ha recordado este profesor, "en Baleares nunca se ha podido estudiar castellano", algo que para Serra supone una "aberrante discriminación".

Lo mismo opina la entidad constitucionalista, que considera que impedir los exámenes en castellano a los alumnos que no estén exentos es una medida totalmente discriminatoria, y por tanto, contraria a la Constitución. Además considera que "utilizando diferentes colores y colocando etiquetas identificativas debajo del nombre de los alumnos exentos de catalán", tal como recoge la normativa, "se les está señalando".

Antecedentes

La entidad recuerda que ya existen antecedentes judiciales sobre el tema: en diciembre del 2000, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña -TSJC- dictaminó que la normativa de la Universidad Rovira i Virgili de Cataluña era "discriminatoria" porque sólo preveía que se distribuyeran copias del examen en castellano a aquellos alumnos que desconocían la lengua catalana. Consideró que esta práctica colocaba a los alumnos castellanohablantes en situación de "inferioridad".

El recurso interpuesto impugna las instrucciones solicitando como medida cautelar la suspensión de las pruebas si no se facilitan los exámenes en las dos lenguas oficiales exigiendo su nulidad si finalmente se entregan sólo en catalán, tal como establecen las instrucciones de la UIB: "La sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña y varias sentencias del TSJC establecen que no se ha de obligar a los castellanohablantes a que tengan que pedir expresamente el examen en castellano. Los ejemplares de las PAAU deben estar a disposición de los alumnos en igualdad de condiciones tanto los que pidan el ejemplar en castellano como en catalán".

La FNCB ha informado a los alumnos que tienen derecho a solicitar los exámenes, y a contestarlos, en cualquiera de las dos lenguas oficiales, excepto en las asignaturas lingüísticas. Como colectivo que también se ve afectado por las instrucciones discriminatorias, la asociación de Estudiantes Libres de Baleares -ELB- apoya la denuncia.

Finalmente, la FNCB solicita a la Consejeria de educación que a través de la Dirección General de Universidades, se exija a la UIB el cumplimiento de la legalidad.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios