Menú

Iceta, el Arriola del socialismo catalán

Tras la espantada general, de momento el único candidato a suceder a Navarro al frente del PSC es Miquel Iceta.

0

Allá donde se urda una conspiración suele estar Miquel Iceta (Barcelona, 1960), quien en su más temprana juventud asistió en calidad de militante primero del PSP de Tierno Galván y después de las juventudes del PSOE a la fusión de las diversas familias socialistas catalanas que confluyeron en lo que primero fue PSC-PSOE y poco después ya sólo PSC. En el PSP era partidario, según confiesa en un perfil autobiográfico, del ahora eurodiputado de Ciudadanos Javier Nart, que en 1977 optaba al líderazgo de aquella formación en Cataluña. No obstante, escribe Iceta: "Consideré que no tenía sentido alargar una militancia en un grupo que estaba destinado a integrarse en el PSOE (como así sucedió). Acelerando el proceso, en la primavera de 1978 me afilié a las Juventudes Sociailistas de Cataluña, organización juvenil de la Federación Socialista de Cataluña (PSOE). Se abría el proceso de la unidad socialista...".

Desde entonces Iceta ha estado implicado de una u otra forma en cuanta operación de calado se ha organizado en el PSC y en algunas de las más sonoras del PSOE, como las primarias de Borrell o el congreso que alumbró el liderazgo de Zapatero y en el que el voto de la delegación catalana fue una de las claves. En Cataluña, no sólo la organización del partido ha sido testigo de la amplia capacidad de maniobra del único aspirante, de momento, a suceder a Navarro. Iceta fue uno de los impulsores y ponentes del último Estatuto de Cataluña, portavoz del PSC durante los tripartitos, el Arriola de Montilla y el enlace con Madrid.

Fouché para sus admiradores y Rasputín para sus críticos, personajes de ambas categorías le atribuyen una inteligencia superior a la media en política, fama que cultivó en sus tiempos de director del "Departamento de Análisis" del Gabinete de la Presidencia del Gobierno entre1991-1995. Él se jacta de haber sentado por escrito las bases ideológicas del PSC, una mezcla de catalanismo, federalismo y mucho pragmatismo en las relaciones con el PSOE, de cuya ejecutiva forma parte por la cuota del PSC. Además es el presidente de la Fundación Rafael Campalans, el "think-tank" de los socialistas catalanes, y despliega una intensa actividad en Internet, donde mantiene una web personal, un blog y cuentas en varias redes sociales. Twitter ha sido el medio empleado para anunciar sus aspiraciones: "Hoy comienzo el camino para presentar mi candidatura a la primera secretaría del PSC. Necesito 2.000 avales".

Acto seguido ha mantenido una reunión el alcalde de Lérida, Àngel Ros, de quien ha dicho, también por twitter, que "podenos hacer muchas cosas juntos". Ha sido un medido gesto de aproximación al sector soberanista del partido, para el que Iceta es un tibio federalista que sólo aspira a reformar la Constitución y a que la consulta separatista sea legal. También le consideran uno de los principales responsables de la grave crisis del partido que ahora aspira a refundar, aunque sin presentarse a las próximas autonómicas. De hecho, todos los bandazos programáticos e ideológicos del PSC desde la primera vez que pactó con ERC han llevado la firma de Iceta, químico como Rubalcaba.

En España

    0
    comentarios