Menú

El camino de la infanta para librarse del banquillo

La infanta continúa imputada por delito fiscal pero se libra de la inculpación clave, la de blanqueo. Puede ser la vía para librarse del banquillo.

0

La Audiencia Provincial de Palma ha decidido este viernes mantener la imputación por dos delitos fiscales pero levanta la relativa al blanqueo de capitales. Ésa decisión es la clave para el futuro procesal de la infanta Cristina, que podría verse beneficiada por la denominada doctrina Botín para librarse del banquillo.

La razón es que en el caso de los delitos contra la Hacienda Pública se considera como perjudicado directo a la Agencia Tributaria, representado en el caso Nóos a través la Abogacía del Estado, que se ha opuesto siempre, como la Fiscalía, a la imputación de Cristina de Borbón.

La doctrina Botín se basa en una decisión del Tribunal Supremo, que libró del banquillo al expresidente del Banco Santander, Emilio Botín, en el caso de las cesiones de crédito al no abrir juicio oral contra él porque estableció que no se podía ir a juicio si sólo lo solicitaban las acusaciones populares y se oponían la Fiscalía y los perjudicados directos del procedimiento.

Para saber si a la hermana del Rey se le aplica la doctrina Botín habrá que esperar al auto de apertura que dicte el juez José Castro. El instructor será quién decida si se exonera a la infanta de ir a juicio o no por ser cooperadora de dos delitos fiscales.

En el auto, la Sección Segunda se refiere a la denominada ‘doctrina Botín’: "La legitimación de las acusaciones  populares en  estas  situaciones  de  actuación  en  solitario  como parte  acusadora  del  proceso queda  restringida  a  la  protección  y  tutela  de  bienes  jurídicos  colectivos  o  difusos  -criterio  este  que  se  sigue  para  evitar  un  uso  hipertrofiado  del  ejercicio  de  la  acción penal por los particulares no víctimas o perjudicados -, si bien comprendemos que en este  caso  y  a  diferencia  del  que  examina  la  Sentencia  del  2007, existe un matiz o aspecto a considerar (que a priori no tendría porqué afectar a la hora de observar el principio acusatorio) en cuanto  a  lo  que  allí  decidido  y  resuelto,  cual  es  que  el Ministerio Fiscal y la Acusación particular, según se desprende de su posicionamiento acusatorio  desplegado,  piensan  ejercer  la  acusación por  delito  fiscal  (aunque  no  lo atribuyen a la Infanta)".

No obstante, la Audiencia deja claramente la decisión de sentar en el banquillo a Cristina de Borbón en manos del instructor: "En cualquier caso, esta es una decisión que  con  libertad  de  criterio  ha  de  quedar reservada  al  Instructor,  pues es a él,  conforme  a  las  competencias  que  le  otorga  la  Lecrim, y no a esta Sala,  al que le corresponde y viene atribuido el dictado del auto de apertura de juicio oral".

¿Cuándo se sabrá si va al banquillo?

En cuanto a los plazos, la Fiscalía Anticorrupción y las acusaciones particulares (la Abogacía del Estado en nombre de Hacienda, y la de la comunidad autónoma de Baleares en representación del Gobierno regional), y las populares (el sindicato Manos Limpias y el grupo socialista en el Ayuntamiento de Valencia) deberán presentar en cuestión de diez días sus escritos de acusación, donde concretarán a quienes acusan, de qué delitos y qué penas solicitan para ellos.

El juez Castro puede entender que la acusación popular es suficiente para sostener la acusación contra la infanta por delito fiscal e incluirla en el auto de apertura de juicio oral, una decisión que implicaría que la duquesa de Palma se sentaría en el banquillo y ante la cual no cabe recurso.

Pero, por el contrario, el instructor podría considerar que la acusación popular no es suficiente, amparándose en la mencionada doctrina Botín. Si el juez Castro sobresee la causa en relación con la infanta Cristina en el auto de apertura de juicio oral, esta decisión se puede recurrir y de nuevo debería resolver la Audiencia de Palma. En el caso de que la Audiencia decidiera de nuevo que se puede llevar adelante la acusación, la infanta iría a juicio.

En su comparecencia ante los medios, los abogados ya han dejado ver que cuál será su estrategia. "Es mucho decir", han señalado, que la infanta se sentará en el banquillo, en alusión al precedente de Emilio Botín.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD