Menú

Susana Díaz apoya a Manuel Chaves y a Griñán

La presidenta andaluza salió al paso tras la polémica por su anuncio de pedir el acta a los socialistas imputados.

(Sevilla)
1

Hace sólo tres días Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía y poder fáctico indiscutible en el PSOE nacional, dejó caer una bomba interna que provocó el desconcierto en su partido y el asombro entre sus aforados. Su afirmación de que los que fueran imputados por el Tribunal Supremo o el Tribunal Superior de la Junta de Andalucía en el caso ERE tendrían que dejar sus escaños, contradecía el compromiso ético de los dirigentes del PSOE de hace poco más de un mes y dejaba a Pedro Sánchez ante la tesitura de desautorizarla o cambiar el documento. La solución final ha sido que Susana Díaz en un acto en Sevilla con el actual secretario general socialista, ha apoyado a todos, al propio Pedro Sánchez, a Manuel Chaves, a José Antonio Griñán y al PSOE andaluz, por decente y honrado, pero no ha rectificado su posición.

Es ya sabido que el compromiso ético del PSOE, recientemente aprobado, en sus artículos 11 y 12 no acepta tal posibilidad. Igualmente, la modificación legal que el Gobierno del PP prepara tampoco incluye que dimitan los políticos imputados. Ambos coinciden en que el momento de la dimisión debe ser la apertura del juicio oral. 

Pero Díaz no ha rectificado. Eso sí, ha tenido que hablar "con el corazón de una socialista, con el corazón de una andaluza socialista" y manifestar que está "absolutamente convencida de la honestidad y la honradez de Manolo Chaves y Pepe Griñán"...para añadir a continuación que "quien no tiene nada que temer no tiene nada que ocultar, más pronto que tarde se va a esclarecer la verdad, que ya está bien", dijo Díaz ayer domingo.

"Lo digo alto y claro, porque hay algunos que son duros de oídos, Pedro, tienes el apoyo de todos los socialistas andaluces" dijo Susana, aunque todo el mundo recuerda que hace pocas fechas recalcó que Sánchez tenía una estrategia y ella otra.

Más sorprendente si cabe fue la defensa que hizo Susana Díaz de la honradez de un partido que está plagado de casos de corrupción desde el caso Juan Guerra que estalló en 1989, repitiendo sus ya conocidas tesis sobre la decencia y la limpieza de un partido al que conoce muy bien desde hace veinte años.

Desde 1982 a nuestros días, apenas ha habido años donde no se produjeran casos de corrupción a diversa escala. Estos casos afectaron no sólo a personas de la base socialista sino, y sobre todo, a las personas de su oligarquía.

1.-Para cargarse al entonces presidente Rafael Escuredo por sus continuas extralimitaciones "autonomistas" próximas al andalucismo (táctica que logró devorar casi completamente al Partido Socialista Andaluz de Alejandro Rojas Marcos) en un momento en que el PSOE no estaba consolidado al frente del gobierno de la Nación, surgió la historia de su chalé. Para conseguir la caída de "Rafalito" se filtró que una conocida empresa estaba edificándole un chalé como supuesto pago de favores. Escuredo no dio la espantá. Más bien lo espantaron en 1984.

2.-En julio de 1987, IU-CA envió al fiscal de Sevilla una cinta magnetofónica en la que el ex concejal socialista de Algeciras, Alberto Mendoza, relataba al torero Pedro Castillo el reparto de un millón(de pesetas) entre algunos miembros de la anterior Corporación algecireña. La grabación venía a incidir en las acusaciones sobre presuntas irregularidades en la financiación del PSOE, realizadas en su día por el ex concejal algecireño José María Foncubierta, expedientado por el PSOE a raíz de sus denuncias. La ejecutiva regional investigó el tema sin mucho interés.

3.-El caso del Edificio Presidente. El 5 de noviembre de 1986, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía aprobaba la compra del Edificio Presidente. Poco después, 18 días, ABC, con la ayuda incomparable de Javier Arenas entonces militante democristiano del PDP, detalló los precios vigentes en el mercado inmobiliario sevillano en las zonas más cualificadas de la ciudad y en edificios de características similares. El precio más alto por metro cuadrado no superaba las cien mil pesetas (600 euros) en el edificio más lujoso para oficinas. En la avenida Ramón de Carranza, precisamente el mismo lugar del Edificio Presidente, los precios más elevados no alcanzaban las noventa mil pesetas (540 euros). Sin embargo, la Junta había pagado por la compra del Edificio Presidente 128.000 pesetas (630 euros el metro cuadrado). Para mayor claridad y haciendo cuentas, la Junta pagó 6 millones de euros (1.000 millones de pesetas) por encima del precio de mercado.

4.-Costa Doñana. El tinglado de la "utopía" Doñana ha sido siempre una bandera "ecologista" para el PSOE mientras sus alcaldes autorizaban urbanizaciones, algunas de ellas rebosantes de tráfico de influencias. El famoso caso Costa Doñana, en el que resultaron implicados Jacinto Pellón, el mazinger de la Expo 92 gracias a Felipe González, Jesús Bores, amigo del presidente y Francisco Palomino, su cuñado, además de un consejero de José Rodríguez de la Borbolla, Jaime Montaner, entre otros, estalló en 1988.

5.-El caso de la creación de la RTVA: En ella se metió a dedo de manera inmisericorde a la gente afín al PSOE, según confesión propia de los dirigentes, y de su entonces director general, Salvador Domínguez. Se desviaron miles de millones de pesetas públicas que fueron a parar a las productoras amigas del PSOE. Finalmente, el descubrimiento de la mala gestión, el trapicheo y el traspaso de dinero público llevo a la dimisión del director general de la RTVA y del director general de Canal Sur TV, Francisco Cervantes Bolaños.

6.-El caso Juan Guerra: Cuando apareció el «caso Guerra», 1989, todavía era Gorbachov la cabeza visible del imperio soviético. España llevaba ocho años de mayoría absoluta socialista en cuyo seno el que se movía no salía en la foto. Luis Solana impedía que la picaresca juanguerrista se expusiese en la Radio Televisión Pública y Carlos Solchaga ofrecía a los sindicatos subidas dos puntos por encima de la inflación. Eran otros tiempos. Cuando estalló estábamos en enero de 1990, hace ya 21 años. La corrupción, a pesar de los casos ya mencionados, era un tema que no preocupaba a los españoles. Con el «caso Juan Guerra», explosionaba el primer gran escándalo de corrupción que afectaba al PSOE y que provocaba heridas muy profundas en su número dos, el hasta ese momento todopoderoso Alfonso Guerra, que, al año siguiente, se vería forzado a dimitir en un patético acto desarrollado en Extremadura.

El meollo político y judicial del «caso Guerra» se situaba y se sitúa alrededor de un núcleo fáctico: la utilización indebida de un despacho oficial situado en la Delegación de Gobierno en Andalucía desde el que Juan Guerra, además de servir de asistente de su hermano Alfonso, organizaba y diseñaba sus negocios privados.

7.-Comisiones en la Sanidad andaluza. Pedro Sanjosé, entonces director de la Oficina de Gestión y Demanda del SAS, tiró de la manta en pleno caso Guerraal afirmar, ante el juez, que un diez por ciento de las comisiones obtenidas en las contratas de la sanidad pública iban a parar al PSOE, afirmación de la que se desdijo después. Incluso estuvo implicado en el mismo un entonces cuñado de José Antonio Griñán, Francisco Blanco Chacón.

8.-La trama de las tragaperras: Otro asunto espinoso derivado del Caso Guerra fue la llamada «trama de las tragaperras». Esta vez se trataba de una empresa, propiedad de un íntimo amigo de Juan Guerra, Manuel Mora, que conseguía obtener de la Junta la concesión de 367 licencias de máquinas tragaperras. La adjudicación llegaba poco antes , curiosamente, de que un cambio en la legislación permitiese que este tipo de máquinas, hasta entonces solo permitidas en salones recreativos, pudieran instalarse también en bares y cafeterías. Fue detenido el entonces delegado de Gobernación en Sevilla, Francisco Morillo, como responsable de los hechos. Chaves tardó en admitir la evidencia y cesó "temporalmente" a Morillo de su cargo.

9.-El caso Ollero: El siguiente escándalo más grave no llegaría hasta el verano de 1992, cuando saltó el Caso Ollero, que "tocaba" políticamente a dos consejeros de la Junta, el titular de Obras Públicas, Juan José López Martos, era apuntado en el sumario como el máximo responsable de la adjudicación de una obra a la constructora Ocisa, previo cobro de una supuesta comisión por parte de la Junta.. Junto a él, Jaime Montaner, consejero de Economía en cuyo departamento trabajaba un alto funcionario, Antonio Mena Anisi, implicado, como presunto informador, en la trama de los comisionistas.

La sospecha de corrupción se cernía sobre las infraestructuras andaluzas y en concreto sobre la autovía A-92. El caso Ollero consistía en pago de comisiones a cambio de la adjudicación de las obras públicas en carreteras andaluzas. Los hechos se remontaban a julio de 1992, cuando la Policía detuvo a Jorge Ollero, hermano del director general de Carreteras, Manuel Ollero, con un maletín con 22 millones de pesetas fruto de una supuesta comisión ilegal por la adjudicación de obras de la Junta en el tramo Las Pedrizas-Salinas de la A-92 en la provincia de Málaga.ga de Roldan.

10.- El caso Inpiasa: El caso Ollero desveló otras tramas. Del anónimo que dio origen a su investigación, se supo también que la Junta había contratado como suministradora de material de infraestructura electoral en los comicios del 90 a una empresa, Inpiasa, en un proceso doblemente irregular: Por una parte, se trataba de una empresa propiedad de unos socios de Manuel Gutiérrez Copado, jefe del servicio de seguridad de la Junta. Además, las esposas de los propietarios de Inpiasa eran funcionarías del departamento de Copado.

11.-El caso del préstamo impagado por Manuel Chaves y 32 dirigentes socialistas gaditanos a la Caja de Ahorros de Jerez. Manuel Chaves dejó sin pagar un préstamo en la década de los 80, y aún sigue sin pagarlo. Las elecciones andaluzas de 1996 impidieron la comisión de investigación exigida por la oposición y de este modo sigue sin investigarse el caso. Después se conocieron otros impagos protagonizados por personalidades del PSOE como, por ejemplo, el de la Caixa y Montilla. Pero Chaves fue el primero, que se sepa, junto con conocidos dirigentes del Partido Socialista en dejar de pagar un préstamo a la Caja de Ahorros de Jerez, hoy CajaSol. Lo suyo fue más grave porque además de no pagar, lo trató de ocultar. La Caja lo hizo desaparecer de sus cuentas, incluso informáticamente.

12-El caso de los intereses de cuentas de empresas públicas andaluzas abonados en las cuentas del PSOE. Este es otro de los casos no investigados por el Parlamento andaluz debido a la oposición del PSOE. Ocurrió en julio de 1986. La Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), dependiente de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, permitió que el importe de la liquidación de los intereses de las cuentas que tenía abiertas en la Caja de Ahorros de Jerez, como representante de la Junta de Compensación de un polígono industrial, fuese ingresado en una cuenta del PSOE de manera subrepticia. Es decir, los intereses generados por el depósito de dinero de la Junta, o sea, dinero de todos los andaluces, terminó en las arcas privadas del PSOE. En aquel momento el máximo responsable de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía era el consejero de Obras Públicas y Urbanismo, Jaime Montaner, viejo conocido de sucesivos casos de irregularidades desde los tiempos de Jesús Gil. Según la documentación disponible, fue Fermín del Moral[8], ex viceconsejero de Obras Públicas, luego candidato a la alcaldía de Cádiz y actualmente consejero delegado de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA) quien recomendó la apertura de estas cuentas en la Caja de Ahorros de Jerez, en su sucursal de La Línea de la Concepción.

13.-Caso Expo 92: Fue un caso emblemático que fue investigado incluso por el juez Baltasar Garzón en el extranjero. Uno de sus episodios más curiosos fue el de dos empresarios portugueses, Manuel y José Conde, que acusaron a Jacinto Pellón de exigirles el 10 por ciento de las contrataciones. La empresa Río Cocón S.L. obtuvo un contrato inicial de casi 1.600 millones de pesetas pese a estar recién constituida, pese a contar con poco capital y pese a tener poca infraestructura.

14.-Caso Gratis Total. Ocurrió en 1993 y se refería al entonces presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves; al ex gobernador del Banco de España, Mariano Rubio; la mujer de Alfonso Guerra, Carmen Reina, o el ex ministro José Barrionuevo. Todos ellos figuraban entre los pasajeros de Isleña de Navegación S. A. (Isnasa) que viajaron «gratis total» con destino a Ceuta o Tánger en buques de esta naviera privada.. En el caso de Mariano Rubio y su esposa, Carmen Posada, fue necesario alterar la posición de cinco camiones «high long» para albergar los vehículos del matrimonio y de sus escoltas oficiales. Asimismo, la esposa de Alfonso Guerra, Carmen Reina, y su hijo Alfonsito, fueron tratados del mismo modo por Isnasa, cuyos dueños, Victoriano Sayalero y Juan Luis Bandrés, siempre habían tenido a gala mantener buenas relaciones con el vicesecretario general del PSOE.

15.-El caso del piloto político: El entonces delegado del Gobierno en Ceuta, el socialista Pedro Miguel González Márquez, llegó a pilotar buques de pasajeros de Isnasa sin poseer la titulación requerida, . Fue uno de los que más se benefició de estas «atenciones» del gratis total. Los selectos del "gratis total " ocupaban durante la travesía el camarote del armador, especialmente dispuesto para ellos y con servicio de camareros que les servían toda clase de bebidas o comidas que les solicitaban sin cargo alguno para los «invitados». También se situaban de manera preferente sus vehículos en la zona de carga.

16.-Caso Salinas-Montaner-Gil: Jaime Montaner, ex consejero de la Junta, fue expulsado del PSOE en 1996 por firmar, diez años antes, la resolución que permitía a Jesús Gil realizar una construcción con una edificabilidad a su antojo a cambio de 200 millones. Montaner, que por entonces tenía que soportar recurrentes comparaciones con Barrionuevo, decía esto: «Sí, la firmé porque estaba en regla. Y es verdad que recibí a Rafael Salinas (hermano de José Miguel), en su condición de asesor del Ayuntamiento de Marbella.. Salinas iba y venía por los despachos de la Consejería de Obras Públicas, claro. Pero las comisiones, si las hubo, las cobraron ellos, los Salinas, y es quien está demostrado que las cobró. ¿Alguien puede creer que la Junta resolvía expedientes a golpe de comisión?» Pues lo creyó la Fiscalía Anticorrupción en tiempos de Felipe González.

Enumeremos ahora, para no cansar, otros casos más recientes que se tienen en la memoria:

Caso Espionaje contra El Mundo y dos ex presidentes de Cajas de Ahorros

Caso Malaya

Caso Paula Chaves

Caso de Iván Chaves, comisionista de la Junta

Caso Estepona

Caso Mercasevilla

Caso Poniente Almería

Caso ERE

Caso UGT

Caso Ayudas europeas a formación

Caso Invercaria

Caso Trama Formación: de concesión cursos de formación profesional a afines al PSOE

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios