Menú

Triana Martínez dice que Isabel Carrasco quería acostarse con ella

El juicio por el crimen de León continúa. La hija de la asesina confesa se desvincula del crimen y dice que Carrasco tomó represalias contra ella.

0
El juicio por el crimen de León continúa. La hija de la asesina confesa se desvincula del crimen y dice que Carrasco tomó represalias contra ella.
Triana Martínez en el juicio | EFE

Triana Martínez, acusada del crimen de la presidenta de la Diputación de León IsabelCarrasco, ha declarado este miércoles que la dirigente del PP no le dio la plaza en la institución que había convocado para ella porque no quiso acostarse con la víctima. Lo ha confesado durante su comparecencia en el juicio por el crimen, del que también están acusadas su madre y asesina confesa, Montserrat González, y la policía local Raquel Gago.

A preguntas del fiscal, Triana, que también ha reconocido que el 12 de mayo de 2014 su madre la avisó que había visto a Carrasco e iba a acabar con ella, ha asegurado que la víctima le había perjudicado como presidenta de la Diputación. "¿En qué?", le ha interrogado el fiscal. "En la vida", ha respondido la joven antes de señalar que la Diputación creó una plaza para ella, "pero como no me quise acostar con ella, se encargó de enchufar a otro" para ese puesto.

Ha reconocido que no había contado el hecho a sus allegados porque sentía "vergüenza". "Me sentí mal y solo se lo conté a mi madre", pero no comentó nada de ese supuesto acoso a su padre, inspector del Cuerpo Nacional de Policía. Fue tras las vacaciones de Navidad de 2010 cuando Carrasco citó a Triana en su casa para que le instalara una aplicación de llamadas.

Ya en la vivienda, ha relatado la acusada, de 36 años, Carrasco le dijo que la plaza había salido y le instó a quedarse porque tenía "mucho que ganar". "Me besó y se me insinuó todo el rato", ha agregado. Meses después, Triana sí habló de este incidente con otras personas, en concreto con los psiquiatras, que se lo "sacaron".

Raquel Gago: "Desde que pasó no tengo vida"

La agente de Policía Local, Raquel Gago, también ha prestado declaración este miércoles y ha negado que fuera consciente de que Triana Martínez, hija de la autora confesa de los disparos que acabaron con la vida de Isabel Carrasco, hubiera escondido el bolso con el arma homicida, así como un fular y guantes usados por Montserrat Martínez, dentro de su vehículo y camuflado dentro de otro bolso de lona de mayores dimensiones. "No sé por qué Triana metió el arma en mi coche, pero desde que eso pasó no he tenido vida".

Gago ha precisado que ella se encontraba hablando con un controlador de la hora y que vio acercarse a Triana Martínez con la que tenía una relación de amistad. "Me dijo 'hola' y pasó de largo. Yo esperaba que se parase a hablar con nosotros. Me dice que si tengo el coche abierto, no sé si pregunta o afirmación, y yo acciono instintivamente el mando a distancia que lo tenía en la mano".

En cuanto a cómo encontró el arma dentro de su coche, Raquel Gago ha explicado que siempre lleva "de todo", tanto en el interior del coche como en el maletero, "muchas cosas, revistas, cosas de comer, cosas para clase, bolsas" y que no se percató hasta 30 horas después que tenía el bolso que había depositado Triana en su coche. "Yo empecé a recordar todo cuando veo el bolso", ha reiterado.

Además, a preguntas de su propio letrado, Fermín Guerrero, Raquel ha negado cualquier tipo de enemistad con Isabel Carrasco a la que ni siquiera conocía personalmente, "sólo de los medios de comunicación", y ha afirmado que la política tampoco había perjudicado a ningún miembro de su familia. También ha declarado que no tenía ningún tipo de relación con Triana más allá de amistad.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD