Menú

El insulto de Rajoy a una carta de Rivera que originó el rechazo del líder de Ciudadanos

La prensa intenta explicar el fenómeno extraño ocurrido ayer con Rajoy. ¿Dijo que iba a la investidura o qué diablos dijo?

0

El Mundo dice que "Rajoy duda en ir a la investidura pese a que el Rey le designa candidato". Es decir, que esta vez cambió el "no" por "quizá". Dice el editorial que "es evidente que si PSOE y Ciudadanos no se mueven, estamos abocados a unas nuevas elecciones antes de acabar este año". Señor Cuartango, una cosilla. Ciudadanos ya se ha movido. Es el PSOE, y sólo el PSOE, el que puede evitar las nuevas elecciones, porque aunque Rivera se moviera más no dan los números. Algunos deberían desempolvar sus Cuadernos Rubio. "Desde estas páginas instamos a las formaciones políticas a alcanzar un acuerdo para que haya Gobierno en septiembre". En su opinión, "Ciudadanos debería apoyar la investidura de Rajoy y el PSOE abstenerse". Pues esa es la misma opinión de Rajoy, ya le gustaría a él. "A cambio Rajoy tendría que pactar con ambos partidos un ambicioso programa de reformas y regeneración de la vida política". Rajoy y regeneración se dan de patadas.

El País dice que "Rajoy deja en el aire el encargo del Rey para formar Gobierno". Vamos, que ha vacilado majestuosamente a su majestad. Dice el editorial que eso es "inaceptable". "La peculiar interpretación del candidato nos sume en la misma oscuridad que pesa sobre la situación política de España desde hace ocho meses. Estamos prácticamente donde estábamos", en las mismísimas tinieblas y algo más viejos. "Rajoy no se compromete a nada" ni "ha dado ninguna fecha para ir al Congreso limitándose a un ambiguo "plazo razonable" para comunicar el resultado de sus consultas. Bueno, también Sánchez pidió un plazo para negociar y Patxi López se lo dio. "No es una prerrogativa del candidato interpretar ni retorcer la Constitución para que sirva a sus intereses". Javier Ayuso dice que "lo único claro a estas alturas es que llegamos al mes de agosto sin que se vislumbre la luz al final del túnel. Y lo peor es que los dos principales líderes políticos se mantienen inamovibles en sus posiciones iniciales: Rajoy no ha ofrecido nada a cambio del voto y Sánchez se cierra en banda en el no. Así no vamos a ningún sitio. Bueno, sí, a otras elecciones". O a la playa, oye. Ahí sólo necesitas una toalla y un bañador.

ABC: "Rajoy dice Sí al Rey mientras gana tiempo para buscar apoyos". "Se compromete sin plazos a intentar acuerdos con los partidos constitucionalistas, pero no asegura ir a la investidura si no los consigue". Bieito Rubido sigue en la tónica del último mes, atizar a Sánchez y a Rivera sin piedad como si tuvieran la obligación de ir a Moncloa a ponerse al servicio de Rajoy. "Lo más chocante de Rivera y Sánchez es que no quieren reconocer que el PP ganó las elecciones". ¿Y no será que Rajoy no quiere reconocer que, le guste o no, no le van a investir por su cara bonita? "Llama la atención su comportamiento infantil y simplón en en el empeño de entorpecer la formación de un nuevo gobierno. Es como si tuviesen una mala relación con la realidad". Es un mal muy extendido, por lo visto. Algunos, por ejemplo, no quieren ver la realidad de que en un sistema parlamentario como el nuestro no basta con ser el más votado en las elecciones. Una putada, sí, pero una realidad como una casa. Dice el editorial que "a Sánchez le delatan sus prisas por que Rajoy fracase para intentar un gobierno imposible con Podemos y los independentistas". ¿Imposible por qué? Rajoy abrió la veda no haciéndoles ascos a sus votos para la Mesa. Y a ver qué pasa con el grupo de Convergencia. "El panorama es demoledor", dice trágico. "Desde ayer y aceptando el compromiso, Rajoy traslada a Rivera toda la presión para rectificar su incoherente abstención, votar sí y empujar al PSOE a una razonable abstención para encauzar la legislatura". Pues no lo veo yo tan claro. Ignacio Camacho dice que al pobre Rajoy le están haciendo "mobbing político". "Mariano Rajoy se ha convertido en el gran muñeco de Pokémon de la política española. El bloqueo de la investidura es un juego destinado a cazarlo para exhibir la captura en la pantalla del móvil", estos críos, cómo son. "Esto es una cacería (…) Una investidura sin mínimas garantías de respaldo puede ser una quedada de cazadores de Pokémon en el interior del mismísimo Congreso". No lo digas muy alto Ignacio, que con la fiebre que hay con los dichosos Pokémon lo mismo esta vez rodean el Congreso pero de verdad.

La Razón dice que no hay ninguna duda, "Rajoy acepta el encargo del Rey". Marhuenda lo garantiza, qué alivio. "Rajoy cumplirá el encargo del Rey". Eso sí, les pasa el marrón a los demás, igual que ABC. "PSOE y Ciudadanos deben asumir su responsabilidad de levantar el bloqueo. La oferta del candidato popular de un gran acuerdo de gobierno constitucionalista está sobre la mesa y, a nuestro juicio sería la mejor opción. En cualquier caso la pelota esta en el tejado de Sánchez y de Rivera". Eso, encima animándoles a jugar a la pelota. Abel Hernández cuenta que la tirria que le tiene Rivera a Rajoy viene de lejos y está cargada de razón. Dice que cuando el de Ciudadanos decidió dar el salto a Madrid, le mandó una carta al presidente ofreciéndole su colaboración. Rajoy, entonces sobrado con su mayoría absoluta y con su habitual soberbia, ni le contestó. Fue Moragas quien le mandó una carta diciéndole más o menos que pidiera cita a través de su secretaria. "Rivera tomó esta respuesta como un agravio y una clamorosa falta de visión política. En política el desdén es el mayor de los insultos. Este desprecio, al que han seguido otros" es la causa de su rechazo a Rajoy. "No queda más remedio, según ellos -Rivera y Sánchez- que buscar otro candidato para salir del atolladero. Uno que acostumbre, entre otras cosas a responder de su puño y letra las cartas importantes". Y que no eche del Congreso al líder de la oposición y le llame patético, como hizo con Sánchez en el debate sobre el estado de la Nación. Y mira que le advertimos a Rajoy de que no se pasara en sus desprecios a Rivera, que le podía necesitar, pero él nada, no quiso escuchar y ahora la vida le pasa factura. Arrieritos somos, Mariano, arrieritos somos.

El premio a la originalidad se lo lleva Enric Juliana en La Vanguardia: "Rajoy, explorador". "Rajoy explorará los territorios remotos de la investidura en busca de las cataratas de la Abstención". Pues nada, que se avitualle bien de paciencia y humildad, que le va a hacer falta. Suerte Mariano.

Pese a todos estos malos augurios, el día nos depara una buena noticia. El Supremo líder Pablo Iglesias ha tenido a bien bajar el listón de la decencia, la ética y la moral. "Iglesias califica de 'ejemplo' a Echenique por pagar en negro". Chupiiii, gracias Pablo, qué gesto tan grandioso. Aprovecho su permiso para ir corriendo a ese taller que no me cobra el IVA. Sigan mi ejemplo, el ejemplo de Pablo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot