Menú

Rivera señala al ausente Iglesias como "dinamitador" de la Constitución

El líder centrista, convencido de poder arrastrar a Rajoy a la reforma de la Carta Magna. 

0
Rivera señala al ausente Iglesias como "dinamitador" de la Constitución
Albert Rivera, en el día de la Constitución | Twitter @CiudadanosCs

Por segundo año consecutivo, aunque esta vez ya como diputado, Albert Rivera ha acudido a la celebración del día de la Constitución en el Congreso, donde ha vuelto a abogar por una reforma consensuada de la Carta Magna de 1978, siempre y cuando, ha dicho, se pretenda "modernizar" el texto y no "dinamitarlo".

Esto último es, a su juicio, lo que pretende Podemos, aludido veladamente por el líder de Ciudadanos: "Estoy convencido de que hay un espacio muy amplio en el que nos podemos poner de acuerdo, pero para eso no hay que tener ni reticencias ni querer dinamitar la Constitución. Nosotros, a diferencia de otros partidos, como saben, partidos que hoy no quieren celebrar la Constitución, defendemos la soberanía nacional, la igualdad de todos los españoles. No vamos a reformar la Constitución para romperla, la tenemos que reformar para mejorarla, para que los españoles se sientan partícipes de nuestro proyecto común".

El "cementerio de elefantes" del Senado

Entre los aspectos a reformar, Rivera ha señalado singularmente el Senado: "O lo reformamos o lo cerramos". El líder centrista ha abogado por "trasladar" la Conferencia de presidentes autonómicos, el debate sobre la financiación autonómica o sobre el plan nacional de infraestructuras a la cámara alta. Para el presidente de la formación naranja, no se puede tener el Senado como "un cementerio de elefantes o una cámara de segunda lectura sin ningún tipo de función real".

Arrastrar a Rajoy a la reforma

En los tradicionales corrillos de la celebración constitucional en el Congreso, tanto el propio Albert Rivera como otros dirigentes de Ciudadanos se han explayado en conversación informal con los periodistas sobre la posible modificación de la Carta Magna. Los centristas están convencidos de poder arrastrar al Gobierno de Mariano Rajoy -quien este mismo martes expresaba reticencias sobre la reforma constitucional- a impulsar un cambio de la Carta Magna, un camino que confían en iniciar a principios de 2017, con las consultas a una serie de expertos constitucionalistas que fijen las prioridades para la reforma.

Ciudadanos tiene claro, además de la reforma profunda del Senado, que hay que acabar con los aforamientos (los diputados y senadores lo son por precepto constitucional) e impulsar una modificación histórica de la Ley Electoral, para lo que habría que terminar con la provincia como circunscripción, tal y como establece el texto aprobado hace treinta y ocho años.

La propuesta de máximos de Ciudadanos, presentada por Rivera en Cádiz, cuna del constitucionalismo, hace un año, habla de la creación ex novo de distritos electorales, mientras que otras propuestas, como la de Podemos, plantean que sean las comunidades autónomas las nuevas circunscripciones para elegir a los representantes en las cortes.

De la importancia que Rivera otorga a esta cuestión da cuenta un hecho elocuente: él mismo es el portavoz de su partido en la Comisión Constitucional del Congreso.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios