Menú

Arcadi Espada llama gamberro, alborotador y grosero a 'El País'

El "coñazo" del laberinto catalán continúa entre referéndum, sentencias, desafíos y diálogo, mucho diálogo.

0
El "coñazo" del laberinto catalán continúa entre referéndum, sentencias, desafíos y diálogo, mucho diálogo.
Arcadi Espada. | EFE

El Mundo dice que "Puigdemont se escuda en el TC para dar un portazo al diálogo". Uf, qué alivio, con lo que nos iba a costar el diálogo. Y seguimos dale que te pego con las CUP y la foto del Rey. Arcadi Espada se enfada con "la prensa socialdemócrata", o sea, El País, por ponerse "muy finita con la presunta libertad de expresión de los nacionalistas que queman y rompen fotos del Rey". A este paso el Rey le va a coger fobia a las fotos. "El editorial utiliza palabras como gamberrada , alborotadores y grosería para rebajar la trascendencia del acto y señalar su absoluta irrelevancia a la hora de poner en riesgo el sistema constitucional", que al parecer es más frágil que la casita de paja de Los tres cerditos. "La ley sostiene que en España las vejaciones al jefe del Estado pueden ser objeto de delito. De ahí que lo que esté pidiendo nuestra prensa sea, en puridad, la suspensión de la ley (…) Así es nuestra prensa: alborotadora, gamberra y grosera", dice muy alterado. Antonio Lucas se arriesga a que Arcadi le atice un par de tortas y dice que "son solo fotografías", un gesto "naïf". Y le "asombra que le demos páginas a estos asuntos de barrio, con lo caro que está el hueco en el periódico". Pues es lo que tú estás haciendo, majete. "A mí, personalmente haciendo uso de este encendedor que es el artículo, me parecen un coñazo de gente". Un gamberro alborotador, eso es lo que eres Lucas.

El País se supera a sí mismo. Titula –aunque obvia el tema en portada– que "el soberanismo catalán ignora el veto del Constitucional al referéndum". Según la información que firman F. J. Pérez, P. Ríos y A. Piñol, "las entidades y los partidos soberanistas replicaron que el referéndum se celebrará y el Gobierno catalán aseguró que mantiene la cumbre sobre la consulta anunciada para el próximo día 23 ". Ayer, Francesc Homs, portavoz del partido que gobierna la Generalidad, "redobló su desafío, informa Fernando Garea". Bien, pues el editorial deja a la altura del betún al pobre Garea y dice que "el Gobierno de la Generalitat reaccionó ayer renunciando a desobedecer y desafiar al Constitucional". Nos cuenta un rollo patatero sobre que "persistirá en la convocatoria de la gran reunión prorreferéndum acogiéndose al amparo que le ofrecería otra resolución en favor de un referéndum", pero que esa resolución "rechaza el referéndum como un desacato que viole el artículo 92 de la Constitución y la legislación sobre referendos" y que no sé qué y que no sé cuantitos. ¿Llevará Cebrián a sus periodistas a los tribunales? Ah no, que Cebrián no tiene nada que ver con El País. Vaya semanita que lleva el amigo.

ABC nos vende un coche en su portada. Como les cuento. "Seat Ateca, coche del año ABC 2017". "El mundo del motor y los lectores premian un tododocamino diseñado y desarrollado en España". Y yo que pensaba que lo había visto todo en las portadas tras tantos años haciendo revistas de prensa. Ignacio Camacho atiza varios guantazos a Aznar. "Aznar es rehén de sus propias decisiones: fue él quien en el pacto del Majestic comenzó la destrucción de las estructuras del Estado en Cataluña, quien hablaba catalán en la intimidad, quien le entregó a Pujol la cabeza de Vidal Quadras" y ahora va de "guardián de las esencias". David Gistau dice que lo que se ha convertido en un auténtico coñazo son las sesiones de control del Congreso. "Han perdido prematuramente su dinamismo (…) No extraña que los miembros de Podemos casi diluidos, inventen gestos con los que fomentar todavía su cliché de que son Gente y Distintos: el último, la asamblea apache del salón de los Pasos Perdidos". ¿No estarían jugando a la cerilla?

La Razón dice con alegría y alborozo que "miembros del Govern piden romper con la CUP y renunciar al referéndum". Dice que los de Convergencia están muy ofendidos porque ellos podrán ser "independentistas, pero no antisistema". Así que "proponen convocar elecciones plebiscitarias en 2017 para votar la secesión". ¿Y esto es una buena noticia? Marhuenda da la razón a Fernando Garea y dice que "como era de esperar, y como confirmaron horas después, los líderes independentistas han anunciado su desobediencia" a la resolución del TC. "La reacción inmediata, como era de esperar, ha sido desafiar a las instituciones del Estado con el incumplimiento de la ley". Lo mismo le contrata Marhuenda si Cebrián le echa de El País por contradecir al director. Y aconseja a Puigdemont que no sea bobo y acepte la suculenta oferta del Gobierno. "La Generalitat no debería enrocarse en una posición sin salida, siguiendo además el peligroso camino que le ha trazado la CUP y sus grotescas quemas de fotos del jefe del Estado. Hay un ofrecimiento claro y constructivo por parte del Gobierno de la nación para dialogar y no lo debería desaprovechar". Dinerito, chicos, dinerito fresco.

La Vanguardia dice que "el TC suspende el plan para convocar el referéndum" y que "el Govern se reafirma en su hoja de ruta con críticas al tribunal". El editorial dice que "mantener la fidelidad al mandato parlamentario de avanzar hacia la independencia no puede ser ajeno a la necesidad de contar con una mayoría social que lo avale". Y que eso "tampoco ha de estar reñido con el diálogo central". En román paladino, coge el dinero y corre. Y se nota también un cierto cansancio. "Lo mismo de siempre, los mismos trámites, los mismos circuitos", dice Fernando Ónega. Un coñazo, vamos.

En España

    0
    comentarios

    Servicios