Menú

Granados se presenta ante el juez como un "defensor de lo público"

El supuesto cabecilla de la Púnica ha descalificado toda la investigación: los amaños, el cobro de comisiones y la ocultación de fondos en Suiza.

0
Granados se presenta ante el juez como un "defensor de lo público"
Francisco Granados, presunto cabecilla de la Púnica | Archivo

Ni confesión, ni grandes nombres, ni esperanza de demasiados cambios en su situación procesal. Todo apunta a que Francisco Granados pasará sus terceras fiestas navideñas en la cárcel de Estremera que inauguró como político. El juez instructor de la Operación Púnica había fijado como objetivo de la primera comparecencia voluntaria del presunto cabecilla que destapara los 20 millones de euros que ocultaría en el extranjero. El gesto visiblemente enfadado con el que Eloy Velasco ha abandonado la sala de interrogatorios da muestra del escaso alcance de la versión.

Granados cree injusto que permanezca en prisión y su socio al frente de la supuesta trama, David Marjaliza, comprara la libertad provisional por una confesión y el pago de una fianza de 100.000 euros. Una confesión que, según ha sostenido el exsecretario general del Partido Popular, es mentira. Porque jamás intermedió en ningún amaño de contrato, ni en recalificaciones de terreno a medida de sus intereses. Ni, por supuesto, repartió ninguna mordida, dádiva o comisión con este ni ningún otro empresario. El principal acusado ha manifestado que nunca se ha llevado nada y se ha presentado como un firme defensor de lo público.

El aterrizaje de Granados en la Audiencia Nacional ha aplacado las pocas expectativas de un testimonio esclarecedor. Carlos García de Meca, el abogado que le defiende desde el pasado septiembre, ha adelantado que su cliente no iba a "tirar de la manta para salir porque tirar de la manta siempre es quitarle a otro la manta. Y desnudar o destapar a otro en la manera de ser de Granados eso no figura". Una manta bajo la que descansaría la supuesta red de corrupción inoculada en al menos 13 ayuntamientos, principalmente del PP y del PSOE, en la Comunidad de Madrid, pero también en la Comunidad Valenciana, León y Murcia.

¿Afectado o animado?

El supuesto líder de la Púnica solicitó la comparecencia voluntaria horas después de que el magistrado prolongara su estancia en prisión a finales de octubre. Granados ingresó en la cárcel en octubre de 2014 y, en virtud de las sospechas de ocultación de dinero con el consiguiente riesgo de fuga y alteración de pruebas, permanecería un máximo de dos años más hasta la hipotética apertura de juicio. Para declarar ante el magistrado argumentó razones humanitarias y su deseo de clarificar cuestiones de la investigación. Según su abogado, "está afectado, naturalmente. Su madre no sale de casa desde que ingresó en prisión, más que para ir a verle. Está viviendo una situación en el aspecto familiar bastante complicada. Con unas hijas en edades que necesitan a su padre".

Aunque inmediatamente después, García de Meca ha añadido que "se encuentra muy bien de ánimo porque tiene una fortaleza moral que es verdaderamente extraordinaria". Un talante con el que ha contestado a todas las preguntas formuladas durante tres horas, aunque el horizonte procesal siga nublado: "Me imagino que la situación seguirá siendo exactamente la misma y que habrá que seguir peleando por su libertad".

Dos claves en su discurso

"No es que haya negado que tuviera dinero en Suiza", ha explicado el letrado, "ha dicho que quisiera con todo el deseo del mundo tenerlo porque lo necesita". Sí ha reconocido el millón de euros que la Guardia Civil halló escondido en el altillo de una habitación de la casa de sus suegros. Tal y como han avanzado fuentes presentes en el interrogatorio y confirmado García de Meca, ha defendido que se encontraba allí por su cuenta y riesgo porque estaba de mudanza. Se correspondía con un dinero que le había devuelto Marjaliza, a quien lo donó cuando cerró una cuenta en Suiza donde acumulaba los beneficios de negocios privados.

"De una manera oculta de una gran cantidad todavía elevada de dinero que la investigación todavía no ha sido capaz de decomisarle", expuso Velasco en su auto de prórroga de prisión. A lo que mediante su abogado, Granados ha contestado que "si hubiera tenido dinero fuera no habría estado dos años sin abogados y ahora pasándolo muy mal".

También se ha referido a la famosa libreta manuscrita de Granados. Los investigadores creen que contiene anotaciones sobre la supuesta caja B del Partido Popular. En ese deseo de no tirar de la manta, el expolítico ha explicado que se trata de un cuaderno que rellena desde hace tiempo, no con referencias a pagos sino al número de asistentes que acudía a los eventos. Ha detallado las siglas que para la Fiscalía son beneficiarios de comisiones: dice que JLM no es Javier López Madrid sino "José Luis Moreno", BG puede ser Beltrán Gutiérrez y JEC "jornadas de educación.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios