Menú

Los comparecientes, primera batalla de los partidos en la comisión de las cajas

Ciudadanos asegura que harán "piña" con Podemos si PP y PSOE pretenden restringirlas. 

0
Los comparecientes, primera batalla de los partidos en la comisión de las cajas
El pleno del Congreso e los Diputados. | EFE

Aprobada por unanimidad en el Congreso la comisión de investigación sobre las cajas de ahorro, comienza la primera batalla de las muchas que los partidos políticos van a librar en ese frente, referida a quiénes comparecerán cuando la comisión eche a andar, después de Semana Santa.

Se habla incluso de que lo hagan José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero (el estudio de la crisis financiera queda finalmente acotado al periodo 2000-2015, tal y como propuso el PSOE) además de los ministros de economía y los principales responsables de los reguladores y supervisores de los últimos tres lustros.

Calidad y cantidad

Desde Podemos, el diputado Rafael Mayoral ha puesto como ejemplo este jueves la comisión con similares objetivos que se llevó a cabo en EEUU, lo que elevaría a más de medio millar el número de los interrogados por los diputados: "Hubo en torno a seiscientas comparecencias en el Congreso norteamericano cuando se abordó la cuestión de la crisis financiera. No sé si nos van a dejar que vengan tantos, pero esperamos que un buen puñado de los responsables del sufrimiento y del saqueo de nuestro país, vengan a dar cuenta de lo que han hecho".

Sin llegar a tanto se ha manifestado el secretario general del grupo de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez: "Si llamamos a todos los consejeros que se lucraron de esto, igual habría que llamar a seiscientas personas. Seguramente no hará falta llamar a todos los consejeros que tuvieron tarjetas black y que se lucraron con esto, del PP, el PSOE e IU. Pero sí que creemos que debe haber una responsabilidad política, y por lo tanto los responsables políticos, quienes pusieron en esas cajas a esas personas, serán quienes tengan que venir a dar cuenta".

No solo Bankia

Previamente, el propio Albert Rivera pedía que la comisión no se convirtiese en una discusión sobre "el sexo de los ángeles" y fijaba el que, su juicio, debería ser su propósito: "La comisión no es de estudio, no es para investigar la burbuja política, económica o financiera".

El presidente de Ciudadanos advertía además del posible cerrojo de PP y PSOE a determinadas comparecencias: "Vamos a intentar hacer piña con los otros grupos, supongo que con Podemos lo tendremos más fácil en esto. Queremos convencer a PP y PSOE que igual que han tenido que hacerse el harakiri político y reconocer que había que investigar las cajas, vamos a ver si también son capaces de admitir sin tapujos y sin miedos la comparecencia de sus líderes políticos, o de sus ministros o exministros".

El miércoles, cuando el pleno del Congreso dio luz verde a la comisión de investigación, el portavoz del PP, Rafael Hernando, se felicitó de que finalmente no hubiese quedado circunscrita al caso Bankia, aunque sobre el mismo los populares pretenden profundizar en la responsabilidad del gobierno socialista y de los reguladores en la salida a Bolsa de la entidad. Entre los propósitos iniciales aprobados por la totalidad de los grupos se menciona "la gestión que originó la situación financiera el grupo BFA-Bankia, su salida a Bolsa y su posterior rescate financiero".

El PP tendrá cuatro representantes en la comisión, al ser el único partido que supera los cien diputados. PSOE, Podemos y Ciudadanos tendrán tres cada uno y el resto de grupos uno cada uno. Queda por saber, además, qué diputado será el presidente y coordinará por tanto la indagación parlamentaria de la crisis financiera.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios