Menú

La eutanasia divide a la izquierda en el Congreso

El PSOE impide con su abstención que salga adelante la propuesta de Unidos Podemos. 

0
El PSOE impide con su abstención que salga adelante la propuesta de Unidos Podemos. 
Iglesias toma del brazo a Rufián. | Dani Gago

"De ustedes, espero al menos que tengan la dignidad de no impedir que en este país haya una ley de eutanasia". Estas palabras de Pablo Iglesias este martes, desde la tribuna de oradores del Congreso, dirigidas a la bancada del Grupo Socialista, sintetizan la división que la izquierda española ha evidenciado con respecto a la "muerte digna".

Un asunto abordado en una proposición de Ley de Unidos Podemos que no han respaldado ni los socialistas, ni el Grupo Popular, que vota en contra, ni Ciudadanos, que se han abstenido porque, en palabras de su portavoz, Juan Carlos Girauta, "negarse es tanto como decir que no quieres debatir sobre ello. Nosotros sí queremos debatir, y queremos debatir porque tenemos un modelo muy claro sobre lo que tiene que ser la garantía de la dignidad del ser humano en el final de su vida". Una postura que el partido naranja defenderá con su propia proposición de Ley, tal y como ha anunciado Albert Rivera durante la reunión de su grupo parlamentario: "No tiene sentido que los conservadores no hayan regulado esto, durante tanto tiempo, ni tampoco tiene sentido que se presenten leyes y ocurrencias como las de esta tarde por parte de Podemos".

Lo que dice la propuesta

La proposición del partido morado, que no ha sido admitida a trámite, definía así la eutanasia: "Hace referencia a las acciones realizadas por un médico, apoyado por un equipo de profesionales sanitarios, para causar la muerte de manera rápida, eficaz e indolora a una persona con una enfermedad grave que conduce necesariamente a su muerte o que padece sufrimientos físicos o psíquicos que considera intolerables. El solicitante formula su petición de manera libre, expresa, informada y reiterada".

La propuesta de ley orgánica presentada por Podemos aseguraba que la eutanasia es "un derecho" de los pacientes cuyo ejercicio deben "garantizar" los poderes públicos tanto en centros sanitarios públicos como en los privados. Planteaba que pueda solicitar su derecho a la eutanasia cualquier persona mayor de edad o menor emancipado que sea "capaz y consciente", y añadía que debe tratarse de personas que se encuentren "en la fase terminal de una enfermedad" o que padezcan "sufrimientos físicos o psíquicos que consideren intolerables". La propuesta también decía que el paciente tiene que haber "recibido información de todas las alternativas de tratamiento existentes" antes de hacer su petición.

Los médicos, según la iniciativa de Podemos, hubieran tenido que "asegurarse de que se trata de una petición totalmente voluntaria", constatando además que "el solicitante padece una enfermedad terminal o un sufrimiento físico o psíquico que él considera intolerable". En todos los casos, la petición hubiera tenido que ser firmada por un médico responsable.

El líder de Podemos se ha subido a la tribuna para defender esta proposición de Ley. Iglesias ha asegurado que para preparar su discurso había leído "testimonios de personas con una situación de menoscabo irreversible de su calidad de vida o su dignidad". "De la bancada reaccionaria del Partido Popular no espero nada, ni tampoco de los liberales del siglo XIX", continuaba Iglesias refiriéndose a Ciudadanos, mientras que aprovechaba para cargar contra el PSOE por no apoyar la propuesta de los morados: "De ustedes espero, al menos, que tengan la dignidad de no impedir que en este país haya una ley de eutanasia". Pero no ha obtenido este apoyo.

Lo que dice el acuerdo de investidura

El secretario general de Podemos ha sido replicado desde la tribuna por el diputado de Ciudadanos, Francisco Igea, médico de profesión, que ha reprochado que la iniciativa del grupo morado regule "el suicidio asistido, y punto". "Usted no tiene el monopolio de la compasión" le ha espetado en varias ocasiones a Iglesias, ante el que ha recordado, citándolos por su nombre de pila, a varios pacientes "que he sedado en mis brazos".

Igea ha criticado, igualmente, la "ausencia absoluta de fedatario" en la propuesta del partido morado, ya que, ha asegurado, "el único fedatario es el médico".

En el acuerdo de investidura entre PP y Ciudadanos se habla de regular "políticas que permitan una muerte digna de las personas en el proceso final de su vida y el derecho a que sean ayudadas con cuidados paliativos en caso de enfermedad no tratable, pero sin abordar en esta norma la eutanasia activa o sedación final inadecuada".

En España

    0
    comentarios

    Servicios