Menú

El 'procés' explicado en las canciones de ABBA

Los últimos seis años de la deriva secesionista catalana pueden explicarse perfectamente a través de los temas más míticos de la banda sueca.

0

El traslado del expresidente catalán a una casa de más de 500 metros cuadrados en Waterloo por la que pagará un alquiler mensual de 4.400 euros, ha traído a la memoria colectiva la famosa canción de Abba sobre el destino final de Napoleón. Pero lo cierto, es que todo el procés podría resumirse con los temas más míticos del cuarteto sueco.

Todo comienza con Artur Mas y su "Gimme! Gimme! Gimme!" un pacto fiscal a cambio del apoyo de Convergència al PP en el Parlamento. Mariano Rajoy rechaza ese pacto fiscal equivalente al Concierto Económico del País Vasco y Navarra por considerarlo "contrario a la Constitución" y el Gobierno catalán amenaza con "tomar decisiones".

hqdefault.jpg

Meses después, se celebran las elecciones autonómicas anticipadas con la victoria de Convergencia. A pesar de que la formación pierde doce escaños y se queda con 50 en el Parlament, lo cierto es que Artur Mas sigue siendo la reina del baile.

hqdefault.jpg

Llega el año 2015, nuevas elecciones autonómicas en las que Convergència y Esquerra Republicana deciden acudir juntos bajo las siglas Junts pel Si. La CUP fuerza el paso al lado de Artur Mas, que acaba dando el relevo al por aquel entonces desconocido Carles Puigdemont: "Si cambias de idea, soy el primero en la fila. Cariño aun estoy libre. Dame una oportunidad".

hqdefault.jpg

El proceso independentista se descontrola, pero el Gobierno decide que no todo está perdido y manda para encabezar la "operación diálogo" a la"Chiquitita", la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría.

hqdefault.jpg

Puigdemont declara la república catalana pero luego pide al Parlament que la suspenda. Las empresas, hartas de tanta incertidumbre, deciden trasladar su sede fiscal fuera de Cataluña. "Sí, he estado con el corazón roto, triste desde el día que nos separamos. Por qué, ¿por qué te dejé marchar? Mamma mia, ahora de verdad que sé, mamma mía, que nunca te podría dejar ir.

hqdefault.jpg

En este punto llegamos al pleno del 6 y el 8 de septiembre en los que el Parlamento catalán aprobaba la Ley del Referéndum, sin los votos de Ciudadanos, del PSC y del PPC, cuyos diputados abandonaron el hemiciclo. Momentos después de la aprobación, cerca de las 23.30 horas, Puigdemont firmó el decreto de convocatoria para la consulta ilegal del día 1 de octubre. Como dice la canción, "El ganador se lo lleva todo".

hqdefault.jpg

Puigdemont proclama la república catalana, segundos después pide al Parlamento que la anule, el Gobierno aplica el artículo 155 de la Constitución y convoca elecciones para el 21 de diciembre. Los comicios los gana Ciudadanos, con Inés Arrimadas a la cabeza, pero no consigue superar en escaños a la suma de las fuerzas independentistas. Tras un intento de investidura telemática recurrida por el Gobierno, imposibilitada por el Tribunal Constitucional y retrasada por el presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, nos encontramos con un expresidente que entre óperas y almuerzos de lujo, decide mudarse a Waterloo y confiesa a su gran amigo Toni Comín que se siente abandonado por los suyos: "Intenté contenerte, pero tú eras más fuerte. Y ahora parece que mi única oportunidad es abandonar la lucha. Y cómo podría rechazarlo, si siento que gano cuando estoy perdiendo".

hqdefault.jpg

Y así llegamos hasta este sábado, cuando hemos sabido que un colaborador de Puigdemont ha contacto con el Gobierno en Barcelona porque el expresidente quiere negociar con el Ejecutivo los términos de una retirada a cambio de suavizar sus cargas judiciales. "¿Voulez vous?" parece preguntar Puigdemont al Gobierno. "Y aquí vamos otra vez. Sabemos el principio y sabemos el final. Maestros de la escena. Lo hemos hecho antes y hoy volvemos a por más. Ya sabes a lo que me refiero".

hqdefault.jpg
Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios