Menú

Monumental bronca de Jiménez Losantos a Rivera, Casado y Abascal

Como se veía venir, el Vaticano ha dejado a Carmen Calvo a los pies de los caballos. Y el día va de broncas.

Como se veía venir, el Vaticano ha dejado a Carmen Calvo a los pies de los caballos. Y el día va de broncas.
Abascal, Rivera y Casado. | Cordon Press

El Mundo anuncia una "crisis con el Vaticano por no saber qué hacer con Franco". Mientras, el dictador, tan a gustito en su tumba partiéndose de risa. Rosell, que tiene un día torcido, le echa una buena bronca a Carmen Calvo por "dejar por mentiroso al número dos del Papa". "La vicepresidenta se había pavoneado de haber arrancado un compromiso de la Santa Sede" para llevar a Franco a cualquier parte y el Vaticano ha dicho que para nada. "Calvo ha demostrado una gran bisoñez ante la diplomacia más antigua del mundo, la vaticana, como si con veladas amenazas a la Iglesia en asuntos como el IBI o las inmatriculaciones fuera a torcer voluntad alguna". Pero Rosell también tiene tortas para Rivera por el giro –otro giro– sobre los presupuestos. "En política es mejor no hacer aquello que no puedes explicar. Los españoles esperan aún muchos valiosos servicios de una formación que ganó las elecciones en Cataluña y que ha de saber distinguir lo fundamental de lo estratégico". Y para rematar, Federico Jiménez Losantos reparte estopa entre Rivera, Casado y Abascal". "Ayer, Rivera se desmarcó del PP, con el que el miércoles le fue tan bien, y facilitó al PSOE la negociación de los presupuestos, que son, en rigor, el programa de gobierno del nuevo régimen que intentan imponernos, extendido a toda España, un prusés revolucionario que se basa en la persecución de todo lo español". Y Casado, "tras denunciar solemnemente la complicidad de Sánchez en el golpe, se fue a por coces a la telecheca Ferreras-Pastor, pero no irá a Alsasua a hacerse la foto con Rivera y Abascal, no sea que los confundan. Y el patriota Abascal, que sí va, la emprende con Manuel Valls", al que faltó llamar gabacho indocumentado. "¿Pero es que no ven Rivera, Casado y Abascal que lo único que les pedimos los españoles que vemos en mortal peligro a nuestra Nación es que actúen unidos, respaldando al Rey y a la Justicia, contra un Frente Popular Separatista que, a la hora de la verdad, nunca se rompe, ni por las bombas saudíes, ni por los presos golpistas? Si no lo entienden, y no lo parece, es que no han entendido nada". Como ven, viene el día calentito.

El País no puede ocultar por más tiempo el chasco de Calvo y saca una foto de la vicepresidenta hecha una furia con la cara descompuesta. "Calvo apela a la ley para evitar el entierro de Franco en la Almudena". Vamos, que ya no apela al Vaticano. A falta de editorial, puede que llegue durante el puente, Carlos E. Cué y Daniel Verdú se encargan de transmitir el cabreo del Gobierno, cuyas acciones han provocado una "tensión inesperada con el Vaticano". Hombre, inesperada no. Ayer ya se veía venir, a quién se le ocurre poner en boca del número 2 del Papa de Roma con tanta vehemencia cosas que no ha dicho. La señora Calvo anunció a bombo y platillo que la Iglesia se iba a pringar hasta el fondo con el cadáver de Franco, "pero el Vaticano matizó en un inusual comunicado que no llega tan lejos. Pese a este choque, el Gobierno está decidido a seguir adelante y forzar que vayan a otro lugar más discreto". Que no se apearán del burro. Nos cuentan los informadores de El País que en realidad el Vaticano no ha dicho lo que ha dicho, que lo que pasa es que "la discusión de fondo pasa por saber quién asume el coste de la decisión. La Iglesia no quiere hacerlo y prefiere que sea el Gobierno quien fuerce legalmente esa medida extrema". Y si puede usar la ley ¿para qué leches necesita a la Iglesia? "La realidad es que el Gobierno estaba sondeando al Vaticano y negociando una salida. Ahora cree haberla encontrado. Pero siempre queda el último movimiento de los Franco y la posibilidad de que acudan a la justicia". Sí, es una posibilidad que no hay que descartar. "El rompecabezas aún está lejos de resolverse". Por si ayuda en algo, El País se suma a las amenazas. "Los obispos pagarán IBI en algunos casos". A ver si cuela, porque con la Iglesia ya se sabe, es un hueso duro de roer. Podrían optar por apelar a las bondades de los evangelios, el catolicismo y el mensaje de Cristo, como hizo ayer algún podemita en ca Ferreras ante la hilaridad del auditorio.

ABC pone de manifiesto el "mal día para el Gobierno". Por un lado, "el Vaticano desmiente a Carmen Calvo acerca de la inhumación de Franco en la Almudena" y por otro, "reprimenda de los empresarios de Pedro Sánchez por sus políticas económicas". A Pedro eso se la refanfinfla, la verdad. "A Calvo le falta oficio para tratar con un experimentado secretario de Estado de la Santa Sede", que son gente con muy buenas formas, pero no son tontos. "Salir de la plaza de San Pedro diciendo, como hizo Calvo, que el Vaticano se ofrecía a buscar una sepultura a Franco alternativa a la catedral de la Almudena era un relato inverosímil. De forma poco usual, la Santa Sede desmintió ayer a Calvo", pero chiquilla, si yo solo te agarré la mano y te dijo que sí, mujer, cómo anda el mundo de revuelto. "Pretenden que sea el Vaticano el que resuelva el lío político en el que se ha metido Sánchez. Y Franco sigue en el Valle de los Caídos". Y tan pancho.

La Razón dice que el Vaticano rectifica a Calvo: no hay acuerdo sobre Franco. Apoya la exhumación pero apela al diálogo con la familia, como informó La Razón". Cierto, la vice podía haber leído ayer este periódico antes de salir tan campanuda a meter el zueco. Dice Marhuenda, y de temas eclesiásticos algo sabe, que la enviada de Sánchez se plantó en la Santa Sede con el "paquete" de lo de Franco y "la advertencia de revisar los títulos de propiedad de la Iglesia española, obvia mezcolanza de asuntos que no ha podido pasar inadvertida al cardenal Parolin". Que no tiene nada de panoli y entendió perfectamente el chantaje al que estaba siendo sometido. "Lo más notable, por la insólita ingenuidad del planteamiento, es la convicción del Gobierno de que el Vaticano va a facilitar al PSOE la salida del charco en el que se ha metido". Y en el que insiste en chapotear, porque ahora amenaza con meterse en un lío de tribunales que cualquiera sabe cómo puede acabar. "Si bien la mayoría de la opinión pública asiste entre indiferente y divertida a la peripecia burlesca de una exhumación que quería ser humillante para el símbolo y que puede acabar a la mayor gloria del difunto, haría mejor el Gobierno en no complicar más las cosas". Y menos intentar torcerle el brazo a la Iglesia con operaciones tan burdas, que otros lo intentaron antes, y la Iglesia es mucha Iglesia.

De La Vanguardia sólo regodearnos en que se tiene que comer con patatas su titular de ayer. "Calvo logra implicar al Vaticano para no enterrar a Franco en la Almudena" . "El Vaticano matiza a Calvo sobre dónde inhumar a Franco", recula hoy. A ver si tenemos más cuidado, que aquello olía de lejos a farol.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso