Menú

El Gobierno amenaza a la Iglesia con aplicar la Ley para impedir el traslado de Franco a la Almudena

El Gobierno niega el ridículo. Fuentes del entorno de Calvo aseguran que "el Vaticano no corrige ni le quita la razón, sólo perfila".

0
El Gobierno amenaza a la Iglesia con aplicar la Ley para impedir el traslado de Franco a la Almudena
Carmen Calvo y Pietro Parolin en el Vaticano. | EFE

Rídiculo.Así se resume la posición del Gobierno tras los dos comunicados del Arzobispado de Madrid y del mismísimo Vaticano en el que desmienten el supuesto acuerdo sobre la inhumación de los restos mortales de Francisco Franco, en el que se descartaba el emplazamiento en la cripta de la Catedral de la Almudena.

Así lo insinuó este lunes el Gobierno en un primer comunicado tras la reunión mantenida en el Vaticano entre la vicepresidenta, Carmen Calvo, y el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin. "Ambos han coincidido en la necesidad de buscar una solución y seguir manteniendo el diálogo", rezaba entonces el comunicado que fuentes gubernamentales calificaban como "una buena noticia". Pero ya entonces fuentes socialistas rebajaban las expectativas y apuntaban a Libertad Digital que el Gobierno "está vendiendo de más" porque la realidad es que hasta el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cree que "nuestra responsabilidad es con la exhumación" pero impedir la inhumación de Franco en la Almudena es más difícil y depende de la voluntad de la familia Franco.

Pero esa venta excesiva de la voluntad del Vaticano no quedó ahí. La vicepresidenta Carmen Calvo acudió en la mañana de este martes a una comparecencia en el Congreso y quiso dar un paso más ante los medios de comunicación: "Obviamente" los restos mortales de Francisco Franco no se entierran en la Almudena, dio por hecho la número dos del Gobierno en un claro y brusco giro en el discurso del Ejecutivo que, hasta ahora, se había resignado a impedir el traslado de los restos del dictador a la catedral madrileña.

El malestar del Arzobispado de Madrid llegó de forma casi automática. Fuentes cercanas al cardenal Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, hicieron llegar a varios medios de comunicación que no se ha producido ningún contacto para inhumar a Franco en la catedral de La Almudena. Un tirón de orejas por el que era nuevamente preguntada la vicepresidenta del Gobierno quien, en un intento por ningunear al cardenal, explicaba que su interlocutor era un "superior" de Carlos Osoro. "Bueno, yo he hablado con su secretario de Estado en el que hemos decidido trabajar conjuntamente, tanto el Gobierno de España como la Iglesia Católica, para encontrar una salida a que los restos de Franco no se inhumen en la Almudena. Esto es así. Y es así...", dijo con una risa nerviosa.

Pero no era así. Dos horas más tarde, el Vaticano hacía público un insólito comunicado para desmentir al Gobierno de España negando los extremos citados por su vicepresidenta, Carmen Calvo. El portavoz del Vaticano, Greg Burke, precisaba que "en ningún momento" el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin, "se pronunció sobre el lugar de la inhumación" en su reunión este lunes con Calvo aunque vio "oportuna" la solución de explorar otras alternativas al entierro en la Almudena a través del diálogo con la familia que le compete al Gobierno.

El Gobierno amenaza con la Memoria Histórica

Un comunicado sin precedentes que, esta vez, no obtuvo respuesta pública del Gobierno pero sí privada. Fuentes del entorno de Calvo consultadas por Libertad Digital explicaron que"el Vaticano no corrige pero sí perfila"y que "no le quita la razón"a la número dos del Gobierno que no acusa recibo. Por ello, el comunicado no amedrenta al Ejecutivo cuya voluntad inexorable es ahora evitar que los restos de Franco sean recibidos con pompa en el centro de Madrid convirtiéndose en lugar de peregrinación de la extrema derecha europea. Según fuentes del Gobierno, llegado el momento, el Ejecutivo está determinado a aplicar la Ley de Memoria Histórica en su reciente reforma para evitar inhumar los restos del dictador a un lugar en el que pudiera ser "enaltecido".

Así lo explicó Calvo en sus múltiples comparecencias ante la prensa en la que explicó que "el mecanismo" para impedir la inhumación en La Almudena sería a través de la Ley de la Memoria Histórica. "Lo dice muy claramente y con la modificación que hemos hecho queda más meridianamente que no se puede hacer. Es algo que en nuestro país está prohibido por la ley", que afecta "tanto a instituciones públicas como privadas porque la Ley nos atañe a todos".

A su juicio, este extremo es lo que suscitó la comprensión del número dos de las autoridades vaticanas a quienes, no obstante, mandó este martes varias advertencias incompatibles con el consenso que supuestamente alcanzaron: "Le advertimos de que vamos a aplicar nuestra legislación y esto significa que no pueden estar los restos de Franco en ningún lugar que puedan ser enaltecidos ni homenajeados porque esto está prohibido por la legislación. No se puede exaltar una dictadura ni a un dictador. Esto también lo entendió el secretario de Estado". Y añadió, por si hubiera dudas de la advertencia/amenaza: "Le advertimos de que la aplicación de la ley, en nuestro caso, se tiene que hacer en cualquier lugar del territorio".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation