Menú

La alargada sombra de Garzón vincula el petróleo venezolano con la banca andorrana y las cloacas de interior

La sombra del exjuez estrella planea sobre tres escándalos: el petróleo de Venezuela, la banca de Andorra y las cloacas de Interior.

Libertad Digital
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Editorial de Dieter: Todo gira en torno a Garzón Es la Tarde de Dieter

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Editorial de Dieter: Todo gira en torno a Garzón" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tiene alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Baltasar Garzón. | Europa Press

El que fuera magistrado de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, es el hilo conductor de tres escándalos de la actualidad nacional e internacional: el petróleo de Venezuela, la banca de Andorra y las cloacas de Interior.

Tal y como recordaba este martes en su programa el director de Es la Tarde de Dieter en Esradio, Dieter Brandau, en el año 2012 la Policía española investigaba a la Banca Privada de Andorra BPA por blanqueo de capitales a través de su filial Banco Madrid.

En las grabaciones de la denominada Operación Clotilde, la policía pinchaba el teléfono de un empleado de la banca andorrana que hablaba con un multimillonario venezolano del petróleo, enriquecido gracias al régimen del fallecido Hugo Chávez. El multimillonario chavista, Diego Salazar, aseguraba estar preocupado por la investigación y el banquero le tranquilizaba: "Hemos contratado a Garzón para atacar".

En el año 2016, el diario ABC titulaba: "La Banca del Principado de Andorra contrató a Garzón para desbloquear las cuentas de un magnate chavista". Ese magnate sería Salazar que, aprovechando que su primo era el jefe de Petróleos de Venezuela S.A, PDVSA, sacó cientos de millones del petróleo y los blanqueó en Andorra. Al día siguiente, Garzón desmentía su relación con este caso.

Este lunes, sin embargo, el diario Público desvelaba que la cúpula militar de PDVSA contrató en 2017 a Garzón a través de un despacho de Estados Unidos. Hoy, este mismo diario titulaba: "Garzón trabajó para la Banca de Andorra, donde hay cuentas de excapos de Venezuela". Además, añade que el despacho de EEUU que contrató a Garzón representa a un tipo contra el que el propio Garzón se ha querellado.

Público sostiene que las relaciones de Garzón con la Banca de Andorra comenzaron en el año 2009: "Ese año, el abogado José María Fuster-Fabra invita a dar una charla sobre blanqueo de capitales a tres personajes relevantes de la Audiencia Nacional: el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza; y sus colegas, el presidente de la Sala de lo Penal, Javier Gómez Bermúdez, y el titular del juzgado de instrucción número 5, Baltasar Garzón".

De esta forma, Fuster-Fabra, abogado del comisario Juan Jesús Sánchez Manzano y de Pilar Manjón, invitó dos años después de la sentencia del 11-M a Andorra con gastos pagados al juez de la causa, al fiscal y al juez que sin estar de guardia se presentó en el lugar de la masacre. Al año siguiente, era invitada al mismo evento la amiga de Garzón y actual ministra de Justicia, Dolores Delgado.

La boda de Fuster Fabra

En 2015 se casó uno de los miembros del prestigioso clan de abogados Fuster Fabra y en una de las mesas de la boda sentaron al citado José María Fuster Fabra, al señor Cierco, máximo accionista de la Banca andorrana, y los comisarios Marcelino Martín Blas y Eugenio Pino, imputado por varios delitos y salpicado por varios asuntos de la cloaca policial. El líder de Cs, Albert Rivera, también estaba invitado en la misma mesa, pero finalmente no se quedó al banquete.

Los detalles de la boda se conocieron porque los Mossos d’Esquadra espiaron de forma ilegal el convite. Así lo publicaba Eldiario.es: "Los mossos tenían anotaciones de la encerrona de los policías al banquero de Pujol". Casualmente, la finca donde celebraron la boda los Fuster Fabra en Madrid se llamaba "La Camarga", igual que el restaurante de Barcelona donde se espió a políticos. Público tituló así sobre este evento: "Así consiguió la 'policía política' de Interior convencer a los dueños de la BPA para que delataran a Jordi Pujol".

Las cloacas de Interior

El término de policía política sirvió a la prensa para agrupar a una serie de comisarios y otros funcionarios que habrían llevado a cabo operaciones ilegales para servir a determinados intereses, a veces enfrentados. El diario El Mundo titulaba este martes: el juez advierte "conexión delictiva" de los comisarios García Castaño y Salamanca en la trama Villarejo.

El titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García-Castellón, reconoce la integración en una presunta organización criminal de los tres comisarios de Policía jubilados e investigados en el marco del caso Villarejo. Considera que José Villarejo, Enrique García Castaño y Carlos Salamanca son miembros de la "organización criminal" que se investiga en esta causa y que existe una "conexión delictiva" entre los tres. García-Castellón señala a Salamanca como "parte integrante" de la trama y a García Castaño como "la figura que está siempre presente" en los trabajos privados que Villarejo realizaba para terceras personas.

La operación en la que detuvieron a Villarejo y Castaño se llamó Operación Tándem por ser dos los comisarios implicados. Ahora parece ser un trío, con la acusación al comisario Salamanca, cuyos problemas judiciales empezaron al destaparse la operación Gao Ping, de la mafia china.

Garzón: el hilo conductor

En la noticia del diario Público de este martes se podía leer: "La conferencia (pagada por el Banco de Andorra a Garzón) versaba sobre la aplicación de la nueva legislación de blanqueo de capitales que se iba a poner en marcha en 2011. Sin embargo, a partir de ese año se sucedieron en España las investigaciones sobre corrupción y crimen organizado que acabaron en la BPA: desde la causa Pujol hasta organizaciones mafiosa chinas, como la encabezada por Gao Ping, rusas o las cuentas de los ex funcionarios de la petrolera venezolana".

En la causa Tándem, se investiga la relación entre algunos miembros de estas organizaciones o de los hermanos Cierco, dueños del BPA, con los servicios de policía paralela que prestaban los comisarios José Manuel Villarejo, Enrique García Castaño y Carlos Salamanca.

De hecho, tanto Baltasar Garzón como el exjuez Gómez Bermúdez son abogados defensores en dicho procedimiento. Según publicó Moncloa.com, el bufete de Garzón representa a Eugenio Pino, Carlos Salamanca y a su íntimo amigo García Castaño.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco