Menú

El PP espera salvar los muebles conservando las CCAA en las que ya gobierna

"No puede volver a pasar, si el 26 sucede algo parecido a lo de las generales, estamos perdidos", aseguran fuentes del PP.

0
El PP espera salvar los muebles conservando las CCAA en las que ya gobierna
Los posibles resultados del PP. | Libertad Digital

El 26 de mayo será una prueba de fuego para el Partido Popular y para su líder, Pablo Casado. Tras la debacle de las elecciones generales del pasado 28 de abril, en las que perdieron más de la mitad de sus escaños y tres millones de votos. "No puede volver a pasar, si el 26 sucede algo parecido a lo de las generales, estamos perdidos", aseguran fuentes del PP.

Para que esa noche no se convierta en una tragedia, en el PP tendrían que mantener los feudos que ya tienen. La Comunidad de Madrid, Murcia, La Rioja y Castilla y León son en estos momentos los territorios en los que gobiernan presidentes populares. La vara de medir de cara a la nueva cita con las urnas será esa: si mantienen el poder en estas comunidades gracias a acuerdos con Ciudadanos y Vox, ya que lograr nuevas conquistas por mayoría se vislumbra prácticamente imposible.

Las CCAA que ya tiene el PP y espera mantener

La Comunidad de Madrid

El Partido Popular lleva gobernando en la Comunidad de Madrid casi un cuarto de siglo, desde que en 1995 llegara al poder Alberto Ruiz-Gallardón. La candidata de los populares, Isabel Díaz Ayuso, tiene uno de los retos más complicados de cara al 26 de mayo pero ella está esperanzada: "Hay mucha gente que nos está diciendo que vuelve al PP tras darse cuenta de que fragmentar el voto de centro derecha solo ha traído más gobierno de izquierdas", explica Ayuso en declaraciones a Libertad Digital.

"En las autonómicas, la gente sabe que está en juego el colegio de sus hijos, su sanidad, su transporte y sus impuestos y que, gracias al PP, la Comunidad de Madrid es la locomotora económica de España, los que más empleo crea y donde más libertad hay", explica la candidata popular. "Sólo tenemos en mente ganar y gobernar para seguir transformando la Comunidad de Madrid como hemos hecho estos años con las mejores políticas".

casado-diaz-ayuso250419.jpg

La Rioja

En La Rioja, el Partido Popular gobierna gracias a la abstención de Ciudadanos después de que las elecciones del 24 de mayo de 2015 supusieran el fin de la mayoría absoluta de los populares.

En el PP saben que necesitarán a Cs si quieren seguir gobernando allí y están convencidos de que darán los números para volver a convertir a José Ignacio Ceniceros en presidente riojano el próximo 26 de mayo. "La era de las mayorías absolutas acabó, ahora tendremos que pactar, pero lo importante es revalidar la victoria y sea Cs el que nos apoye a nosotros", explican.

Murcia

El Partido Popular también gobierna en Murcia desde 1995. Allí Fernando López Miras pretende revalidar la victoria que consiguió Pedro Antonio Sánchez en 2015 quedando a solo un escaño de la mayoría absoluta. Un resultado que ven difícil igualar pero esperan "acercarse".

casado-lopezmiras-cartagena.jpg

En las últimas generales del 28 de abril, el PSOE les supero como primera fuerza en Murcia por 10.000 votos. Vox obtuvo en esa comunidad más de 140.000, de ahí que los populares pretendan recibir el domingo 26 de mayo parte de estos apoyos para que la diferencia con los socialistas sea "fácil de superar".

Castilla y León

La marcha de Juan Vicente Herrera podría marcar un antes y un después para el PP en Castilla y León. Según los datos del último CIS, los populares, con Alfonso Fernández Mañueco al frente, perderían una decena de los 42 escaños que tienen en estos momentos.

El PSOE, con Luis Tudanca a la cabeza, pasaría a ser la primera fuerza con una estimación del voto del 32% y los socialistas volverían hacerse con el poder en uno de los feudos más representativos de los populares. "En el caso de que se pierda la Comunidad de Madrid y también Castilla y León sería el mayor de los fracasos" apuntan fuentes populares que no quieren ni "imaginarse" este posible escenario.

La "carambola" en C-LM, Cantabria, Canarias y Navarra:

En Castilla La Mancha ahora gobierna el PSOE pero los populares recuerdan que en 2011 se eligió a María Dolores de Cospedal por mayoría absoluta. Creen que existe "la posibilidad" de que se produzca una "carambola" y los escaños de la derecha sumen, "por muy poca diferencia", más que los de la izquierda. Allí, el candidato del PP es Paco Núñez.

Esta situación se repite en otras comunidades como Cantabria, donde el PP ganó las elecciones en 2015 pero Miguel Ángel Revilla les arrebató el poder gracias a un acuerdo con el PSOE. Esperan que en esta ocasión no le den los números al Partido Regionalista de Cantabria y a los socialistas. "Es difícil", reconocen.

En Canarias desean también que Coalición Canaria no vuelva a sumar con el PSOE y aunque lo ven "muy complicado" fuentes en Génova no quieren dar a las islas por perdidas.

En Navarra, en cambio, ven que existen "muchas más posibilidades" de que su coalición con UPN y Ciudadanos, Navarra Suma , se haga con el Gobierno foral y arrebate el poder al cuatripartito encabezado por Uxue Barkos. Pero esta no sería una victoria sólo para el Partido Popular ya que tendría que compartirla con UPN y con los de Albert Rivera.

Los territorios "inalcanzables"

En el Partido Popular tienen su mente fijada en "no perder" el poder territorial que tienen. Hacerse con el poder en otras comunidades gobernadas a día de hoy por los socialistas como es el caso de Extremadura, Aragón o Baleares parece una meta "inalcanzable".

Fuentes populares dan por hecho que en Extremadura, donde gobierna Guillermo Fernández Vara, los socialistas retendrán el Gobierno de la Junta así como en Aragón, donde Javier Lambán cree que podría repetir gracias a un "pacto de las izquierdas".

En Baleares, la marcha de José Ramón Bauzá a Ciudadanos dejó herido al partido que ha tenido que recuperarse bajo la batuta de Biel Company. Aún así, los populares tienen pocas esperanzas de conseguir más votos que los partidos de izquierdas.

En Asturias, creen que la era del socialista Javier Fernández ha dejado el "listón alto" y ven "muy complicado" que la derecha supere en votos a una suma de las izquierdas en esa comunidad autónoma.

Los ayuntamientos del PP

Por primera vez en los últimos años, el PP se juega mantener alcaldías como la de Francisco de la Torre, regidor de Málaga desde el año 2000. Allí, Ciudadanos ya se ha abierto a pactar con el PSOE para desbancar a los populares. "Estoy convencido de que los malagueños reconocerán el avance de la ciudad durante estos años de gestión en los que hemos incrementado la calidad de los servicios municipales, se han mejorado las infraestructuras y equipamientos de los barrios y la capital se ha convertido en una referencia internacional en cultura, turismo y tecnología", explica De la Torre a Libertad Digital. "Respecto al escenario que se abrirá después del 26-M, es evidente que si los malagueños quieren que la transformación de la ciudad continúe, la única opción segura y cierta es la candidatura que encabezo; las demás opciones y las alianzas que de ellas pudieran surgir supondrían bloqueo, frenada y hasta retroceso de la transformación que hemos llevado a cabo durante estos años. Aspiro a obtener la mayoría suficiente para seguir cambiando Málaga y conseguir así que el orgullo de los malagueños por su ciudad se pueda incrementar más".

A Málaga se suman otras ciudades como Jaén, Murcia, Logroño o Santander, en las que el PP ya gobierna y en las que esperan que el próximo 27 de mayo siga siendo así. En Castilla y León también buscan mantener las alcaldías de ciudades como Ávila, a pesar de que Ciudadanos ha desplegado una importante campaña en la localidad con visita de Albert Rivera incluida. En Burgos, León, Palencia o Salamanca esperan también la victoria aunque saben que para gobernar necesitarán el apoyo, en la mayoría de los casos, de los de Albert Rivera.

Alcaldías a recuperar

Además de Madrid, el Partido Popular pretende recuperar el próximo día 26 la alcaldía de ciudades como Badalona con Xavier García Albiol. Un candidato que ha hecho desaparecer las siglas del PP de su campaña tratando de desvincularse del fracaso del 28 de abril.

El popular ya tuvo en su mano la vara de regidor de este consistorio durante cuatro años desde 2011 hasta 2015, año en el que volvió a ganar las elecciones pero la podemita Dolors Sabater le arrebató gracias a un "acuerdo de perdedores" con el PSC, ERC e ICV.

casado-albiol-juntappc.JPG

Una situación muy parecida a la que se dio en Valencia donde el PP ganó las elecciones pero Joan Ribó, de Compromís, se hizo con la alcaldía. La popular María José Catalá pretende recuperar ahora la ciudad de la que durante 24 años fue alcaldesa Rita Barberá aunque, según las últimas encuestas, no lo tendrá fácil frente al PSPV.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation