Menú

Iglesias desmonta a Sánchez: "¿Saben cuántas veces me ha llamado desde la investidura? Cero"

El presidente intenta aparentar voluntad de acuerdo en el tiempo de descuento. Pide a todos "respetar lo que los españoles votaron el 28-A".

0

La cuenta atrás está en marcha, pero los responsables políticos intentan aparentar voluntad de acuerdo que no han tenido estos últimos cuatro meses en el tiempo de descuento. Así lo ha hecho el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, haciendo una petición final a Podemos un día después de la ruptura de las negociaciones: "España necesita grandes transformaciones, que haya consenso y que los partidos abandonen el bloqueo parar respetar lo que los españoles votaron el 28-A", hace ya más de cuatro meses durante los cuales Pedro Sánchez estuvo más de 80 días sin tener contactos políticos con Podemos hasta el mes de julio en que se iniciaron... y fracasaron las negociaciones.

Sánchez se ha afanado mucho en demostrar que no quiere elecciones, afirmación que le ha acarreado una sonora carcajada entre las bancadas de la oposición, del PP a Podemos, y las risas del líder de Podemos, Pablo Iglesias, a quien enfocaban en ese momento las cámaras del interior del Hemiciclo.

"Yo soy el primer interesado en que no haya elecciones, los ciudadanos ya han votado...", insistía el presidente en un discurso de contrastes entre las palabras y los hechos. A las peticiones constantes de Iglesias de retomar la negociación, Sánchez ha llegado a reprochar "que se utilice la tribuna para proponer acuerdos" que deberían estar en la mesa de negociación:

"Si usted tiene alguna cuestión que plantear, le pido convoquen ustedes la mesa de negociación y ustedes expliquen si tienen alguna cuestión, más allá del gobierno de coalición, que plantear al PSOE. Nosotros les estaremos esperando". Una mano tendida trampa con la que Sánchez finge evitar elecciones mientras hace oídos sordos a las peticiones de Iglesias de intentarlo hasta el último momento y que se han vislumbrado con claridad en la posterior sesión de control:

"Ustedes han rechazado nuestro gobierno de coalición y nosotros durante el mes de agosto hemos estado reuniéndonos con la sociedad civil. Nosotros hemos respetando profundamente a Unidas Podemos. Yo lo que le pido es que reflexione, no lleve al país de nuevo a elecciones y no haga lo que hizo en el año en 2016 y ha hecho otra vez en julio facilitando el bloqueo de la derecha e impidiendo que haya un gobierno del partido socialista".

Los reproches de Iglesias

Pablo Iglesias, que ha llegado unos minutos tarde al Congreso y ha entrado en el hemiciclo cuando Pedro Sánchez ya había comenzado su discurso, ha guardado para el final toda su artillería. Durante su primera intervención ha sido cauteloso y ha tenido la mano al presidente del gobierno en funciones. Sin embargo, en el turno de réplica, ha sacado a relucir todos los reproches que tenía guardados.

Así, el líder de la formación morada se ha quejado de que Sánchez no le haya llamado ni una sola vez desde la investidura fallida y ha desvelado que el único contacto que han tenido ha sido a través de un mensaje que Sánchez le envió cuando fue padre de nuevo: "¿Sabe usted cuántas veces me ha llamado por teléfono desde la investidura fallida? Cero. Me envió un mensaje felicitándome por mi paternidad y se lo agradezco pero ¿usted cree que es serio que no hayamos hablado? ¿Usted cree que es serio dejar pasar todo el mes de agosto y todo el mes de septiembre?"

A pesar de esto y de reprochar a Sánchez que haya dedicado en su respuesta más tiempo a responder a la derecha que a Unidas Podemos, Iglesias ha insistido aún más en desbloquear las negociaciones proponiendo directamente a Sánchez que ambos tomen las riendas de las conversaciones. "Sentémonos usted y yo y pongámonos a trabajar", le ha exhortado añadiendo después que si no lo logran al menos la gente no podrá "estar ofendida" porque no dedican "las horas que sean necesaria para buscar un acuerdo".

"Mire a Italia"

Durante su primera intervención, Iglesias ha instado a Pedro Sánchez a que se fije en lo que ha ocurrido en Italia donde el Partido Demócrata y el Movimiento Cinco Estrellas se han unido para formar gobierno tras la crisis abierta por La Liga Norte de Matteo Salvini. Según el líder morado, la solución que han encontrado los políticos italianos arroja dos conclusiones. La primera: que "es preferible un gobierno de coalición que una repetición electoral". La segunda: que "la gente no ve bien cuando alguien intenta adelantar las elecciones para sacar beneficios electorales". Razones por las que ha advertido a Sánchez de que se "equivocará" si hace caso a sus asesores por conseguir "unos escaños más".

Iglesias ha terminado su intervención apelando de nuevo al diálogo e instando a Sánchez a retomar las negociaciones donde se quedaron en julio. "Le vuelvo a tender la mano", ha dicho. El líder de Unidas Podemos ha explicado que, si vuelven a ese punto, está convencido de que el acuerdo "no será satisfactorio" para ninguna de las dos partes pero que al menos "estaría ganando la ciudadanía española y que se podrían recuperar las esperanzas de que este país tenga un gobierno decente".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation