Menú

ERC se aparta como socio preferente y dejará tirado a Sánchez votando no a su 'nueva normalidad'

La formación separatista reprocha al Gobierno que no les haya tenido en cuenta y su acercamiento a Cs.

0
La formación separatista reprocha al Gobierno que no les haya tenido en cuenta y su acercamiento a Cs.
La portavoz de ERC, Marta Vilalta | EFE

El Gobierno de Pedro Sánchez no contará este jueves con los 13 votos de ERC para sacar adelante en el Congreso el real decreto ley de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria del coronavirus, que fue aprobado el pasado 9 de junio por el Consejo de Ministros incluyendo algunas aportaciones del grupo parlamentario de Inés Arrimadas.

"No se ha contado con nosotros para la negociación", así lo ha justificado visiblemente molesta este lunes la portavoz del partido separatista, Marta Vilalta. Con esta inesperada negativa al conocido como decreto de 'nueva normalidad', sus socios de investidura intentan trasladar a Sánchez que no van de farol cuando amenazan con "dar por acabada la legislatura" si el PSOE sigue con su acercamiento a Cs. Y mucho menos, cuando el calendario en Cataluña está a punto de activarse.

"Nosotros estamos instalados en el 'no' porque no han abierto una negociación como tocaría y porque hemos visto que una vez más, han optado por los votos mas baratos, los de a cambio de nada, por los de Ciudadanos", ha subrayado Vilalta insistiendo incluso en que existe poco margen para que puedan variar esta postura antes de la votación del jueves. Al margen de su incompatibilidad con Cs, ERC también ha alegado para este 'no' el rechazo a algunos aspectos competenciales del texto que "no les convence" pero que, sin embargo, Vilalta no ha concretado.

Aviso de un desgaste a futuro

Aunque para el Gobierno este golpe de efecto de ERC no suponga una amenaza real dado que todavía cuenta con más opciones para sacar adelante este decreto al margen de los separatistas, en el partido de Oriol Junqueras sí advierten de que éste podría ser el primer paso para acabar cerrando la puerta de manera definitiva a una futura negociación de los Presupuestos Generales del Estado.

Si bien es cierto que ERC necesita desesperadamente un gesto del Gobierno para imponerse a sus socios en Cataluña, los de Junqueras saben que el desgaste por negociar junto a los de Arrimadas las futuras cuentas públicas podría ser muy alto si coincide en el tiempo con la campaña de las elecciones catalanas y por eso, y una vez garantizada la mesa de diálogo para julio, a ERC ya no le parece tan relevante seguir el juego al Gobierno.

"Para poder entrar en la negociación de los PGE tendrá que cumplirse un marco de confianza y de voluntad política en todo aquello referente a la mesa de diálogo y avances en la resolución democrática del conflicto", ha avisado Vilalta. Por cierto que ERC ha vuelto a lanzar este lunes un llamamiento a Podemos para que intente frenar a Sánchez en su intento de abrir una nueva geometría variable pactando con Arrimadas. "¿Y qué dice Podemos?, ¿se sienten cómodos?", se ha preguntado la dirigente independentista.

En España

    0
    comentarios

    Servicios