Menú

Marhuenda golpea a Casado donde más le duele

La prensa se dedica hoy a decirle a Casado lo que tiene que votar en la moción de censura presentada por Vox.

0
La prensa se dedica hoy a decirle a Casado lo que tiene que votar en la moción de censura presentada por Vox.
Pablo Casado en el Congreso. | EFE

El Mundo

"Bruselas endurecerá la presión sobre Sánchez si no negocia". ¿Sánchez negociar? En Bruselas aun no han entendido que se enfrentan a un déspota. Mientras, el presunto delincuente que tiene como vicepresidente "vende a Europa un Casado aliado con la extrema derecha". O sea, si lo he entendido bien, el matón de Iglesias que asusta al miedo con sus formas hitlerianas intenta colar en Europa que un chico educadito y apocado como Casado, tan buena persona que prestó toda su ayuda al tipejo comunista con sus hijos prematuros, es un peligroso ultra. Suerte.

Pero vamos al tema de la semana para políticos y periodistas, esa moción de censura que a la gente normal, asustada y preocupada por la catástrofe sanitaria y económica que vivimos, le resbala.

Dice Rafa Latorre que "la primera decisión que Sánchez tuvo que tomar cuando regresó a Ferraz fue qué votarían los socialistas en la moción de censura que Iglesias había presentado contra Rajoy. Es una historia reconfortante para Casado, por dos razones: porque el PSOE no votó a favor y porque ya nadie se acuerda de ello". Estamos para acordarnos de payasadas de hace tres años.

"Una moción presentada por un grupo minoritario ofrece una de las escasísimas ocasiones en las que es fácil argumentar las razones de una abstención. Casado no puede decir no a la destitución de Sánchez ni puede decir sí a la investidura de Abascal. La abstención no lo pondría, por tanto, en fuga sino que lo situaría en un lugar perfectamente delimitado por la razón". "La estrategia de supervivencia electoral de Sánchez consiste en ir equilibrando las fuerzas del bloque de la oposición". "Lo único que debería preocuparle a Casado de este lance episódico es cómo hacer del hemiciclo una sala de revelado, cómo conducirse hasta el punto exacto donde la moción se torna constructiva y, una vez allí, abstenerse de continuar, para que el resto lo diriman Sánchez y Abascal". Vote lo que vote el PP, nada cambiará. La semana que viene ahí seguirá el virus y la ruina económica. ¿Ayuda la moción en algo al ciudadano común?

El País

"El PSOE exige al PP que vote en contra de la moción de censura". Exige. Ábalos. "Vox es la opción fascista que España tiene ahora mismo". Y esto lo dice el socio de los fascistas de la extrema izquierda de Podemos, tela.

El periódico del régimen le hace de altavoz al Gobierno. "Lo peculiar de la moción de la extrema derecha que empezará a debatirse mañana es que la trampa no amenaza tanto al grupo que la promueve ni al Gobierno contra la que se dirige. La emboscada más bien parece concebida para el primer partido de la oposición".

"La incógnita principal es qué hará el PP, atrapado entre el ruido de las cacerolas y su condición de partido institucional; colocado en la tesitura de hacer seguidismo de Vox o de ser tachado de traidor con esa grandilocuencia de gesta medieval tan grata a su líder".

"La moción abre un escenario inmejorable para que Casado se libre de prejuicios y demuestre que se puede hacer una crítica rotunda al Gobierno sin caer en un tremendismo que solo legitima el discurso de Vox". Sería "incomprensible cualquier decisión del PP que no fuese su voto en contra", dice con cinismo el panfletillo sanchista, al que encantaría que Casado votara con Vox.

"El PP no puede dar su aval, aunque sea mediante la abstención, a un hipotético Gobierno de extrema derecha, con todo su bagaje de intolerancia y desprecio a los hechos. Por el bien de la política española y del propio PP como gran partido de nuestra democracia". Pero el PSOE sí puede dar su aval a un gobierno de extrema izquierda radical de corte bolivariano apoyado en partidos filoterroristas y golpistas. Esta es la izquierda mediática.

ABC

"El toque de queda sobrevuela España". Hemos pasado ya por todo y no hay manera de frenar el virus. Nos hemos arruinado con tanta medida a salto de mata y el bicho ni se inmuta.

Dice Álvaro Martínez que a "los ciudadanos les gustaría que el Gobierno del país se entregase en cuerpo y alma a lo esencial: salir de este espantoso laberinto (sanitario, económico y social) que nos ha cambiado la vida y traído ese copioso y demoledor chaparrón de muerte, miseria y miedo a qué pasará mañana". Pero aquí los políticos van a lo suyo. El Gobierno a controlar "primero la Fiscalía y ahora los jueces. Si lo consiguen, el paso siguiente será la Corona. Es la peor pesadilla que recuerda España. Su "talento" solo le alcanzó para acertar que los españoles no dormirían tranquilos. Y sí, aquí y ahora no hay quien pegue ojo".

Y la oposición a juegos florales en el Congreso, que es para lo que sirve la moción de Vox. Julián Quirós, director de ABC, dice que "ganan Vox y Abascal, y también el Gobierno pandémico de Sánchez, encantado con un regalo tan inesperado. Esto ya está contado, poca discusión al respecto. Y pierden, por supuesto, Casado y el Partido Popular". Muy oportuno, Vox.

Para Luis Ventoso "la moción de censura se queda en un show de marketing para aliviar un estancamiento demoscópico. Con el problema añadido de que dividirá más a la derecha —Abascal aprovechará para flagelar a Casado— y favorecerá a Sánchez, pues precisamente cuando está inmerso en una operación autoritaria contra los jueces tendrá la oportunidad de calarse la careta de moderado ante una moción estridente". Ahora que habíamos conseguido que Europa tome nota de la deriva dictatorial de Sánchez e Iglesias nos distraemos.

"El PP ha de votar 'no' a este teatro sin posibilidad de éxito, como bien recomienda Aznar. De lo contrario sería subsidiario de un partido incapaz por definición de reunificar a todo lo que va del centro a la derecha".

Ignacio Camacho comenta que al desdichado Casado "le espera una encerrona muy bien compuesta para comprometer su papel al frente de la derecha". "La moción de censura de Vox está pensada para meterlo en problemas sea cual sea su respuesta. Si vota sí renunciará en la práctica a encabezar la oposición; si se abstiene será la derechita cobarde y si elige el no se alineará junto al separatismo y la izquierda". Abascal, ¿era esto necesario cuando estamos en la ruina en medio de una pandemia?

"Hay muchos votantes conservadores en auténtico estado de fobia contra este Gobierno", dice. Y no conservadores, basta con ser una persona medianamente decente para tenerle fobia a este gobierno. "Ante esa perspectiva, en la que quedará mal parado haga lo que haga, el PP puede conformarse con la salida más segura, que es la abstención". Mira Casado, será por consejos. Ya tienes dos que optan por la abstención y uno que tira por el no.

La Razón

"El PP de Casado votará 'no' en la moción de censura de Abascal". Mientras el periódico más genovés aconseja a Casado que le dé otra pensada y se abstenga, Carmen Morodo pone a caer de un burro a Cayetana por decir lo mismo. En una información que supura un odio africano en cada línea, la contertulia de Ferreras dice que "desde que fue cesada ha reforzado su perfil de disidente interna y de oposición a Casado . La exportavoz utiliza las redes sociales para marcarle el terreno al jefe de la oposición, golpeándole donde más le puede doler a la cúpula. Con el debate caliente dentro del PP, Álvarez de Toledo se ha posicionado a favor de la abstención desde la tribuna en la que da lecciones de política de principios y valores a los dirigentes del partido por el que sigue cobrando".

Al lado de este desmedido ataque, el editorial pide a Casado… que se abstenga. "El PP debe abstenerse en la moción de Vox". Marcando el terreno al jefe de la oposición y golpeándole donde más le duele, dice La Razón que "la decisión más lógica y razonable es la abstención".

Y no solo el editorial. El director del periódico, Francisco Marhuenda también marca el terreno a Casado y le da lecciones de política de principios y valores. "Creo que es más lógico que se abstenga como hizo el PSOE en la moción de Podemos. No es fácil que el PP pueda explicar que se ponga al lado de los radicales y los independentistas que apoyan al gobierno social-comunista. No entiendo en qué puede beneficiarle estar al lado de Pedro Sánchez". Marhuenda golpeando a Casado donde más le duele, según la argumentación de Morodo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios