Menú

Cae una secta neochamánica que había montado un imperio de ayahuasca en España

La organización ofrecía retiros de "evolución interior" en los que administraban sustancias psicoadictivas prohibidas y peligrosas para la salud.

La organización ofrecía retiros de "evolución interior" en los que administraban sustancias psicoadictivas prohibidas y peligrosas para la salud.
Durante la operación, se han intervenido más de 60kg de ayahuasca. | POLICÍA NACIONAL

Dieciocho personas han sido detenidas en el marco de una operación conjunta de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y Vigilancia Aduanera contra una secta de corte neochamánico que promocionaba retiros de "evolución interior" en los que se suministraba a los participantes sustancias psicoadictivas prohibidas y peligrosas para la salud (ayahuasca, sapo bufo, rana kambó y peyote), bajo la supervisión de un médico colegiado y una falsa doctora (se hacía pasar por Licenciada en Medicina). Hecho que utilizaban para avalar "la idoneidad de la práctica".

Según ha informado la Policía Nacional, la investigación arranca a partir de la detección de un "entramado comercial" que ofrecía rituales neochamánicos -a través de distintos sitios web y las redes sociales- con los que supuestamente los asistentes podrían lograr "una mejora en la salud física y emocional". Agentes especializados en la lucha contra las sectas destructivas pudieron comprobar que la organización mantenía una sede en la selva colombiana donde disponía de los medios y la materia prima necesarios para elaborar el brebaje de la ayahuasca, que posteriormente introducía en España de forma clandestina.

Lo hacían fundamentalmente a través del aeropuerto de Madrid-Barajas-Adolfo Suárez, "mediante mulas o simulando importaciones de otros productos". Aunque también con envíos de paquetería dirigidos a miembros del grupo. Muchos de ellos han sido interceptados. Contenían psicoadictivos como la mescalina (droga de origen vegetal presente en el peyote y los cactus de San Pedro) y ayahuasca (brebaje alucinógeno prodecente de los pueblos indígenas amazónicos).

A todos los arrestados se les acusa de los delitos de pertenencia a organización criminal y contra la salud pública. Pero, además, a algunos se les imputan los de trata de seres humanos, intrusismo profesional, contra los derechos de los trabajadores, contrabando e infracción a la ley de extranjería. Entre ellos a su líder, fallecido durante la instrucción de la causa, que "era considerado por sus adeptos como un maestro espiritual o gurú" y también se le atribuyen "delitos contra la libertad e indemnidad sexual y de favorecimiento a la inmigración clandestina".

Una secta asentada en Europa

Esta secta destructiva, que tenía sedes -"epicentros de evolución interior", para sus adeptos- en distintas provincias españolas (Madrid, Barcelona, Málaga, Granada e Ibiza), había logrado establecerse en otros países de Europa (Francia, Italia, Bélgica, Irlanda, Finlandia, Rumanía y Malta, principalmente) así como en México, Colombia y Turquía.

Los mencionados "epicentros" eran el lugar en el que se celebraban los rituales y también donde residían y realizaban -explica la policía- "largas jornadas de trabajo en condiciones irregulares" los miembros de la organización. Según los investigadores, el grupo se enmarca dentro de las llamadas ‘sectas new age’, concretamente en las de corte neochamánico.

La administración de sustancias psicoadictivas, instrumento utilizado por el chamán para la captación y control coercitivo del grupo, iba acompañada de "diversos estímulos" (parafernalia ambiental, cantos, luces, incienso, etc.) dirigidos a "inducir estados disociativos de la consciencia que llevan a la introyección (hacer propios los pensamientos o rasgos de personalidad de otros)​".

Durante los registros practicados -ocho, en total- y las intervenciones de envíos postales -llevadas a cabo por el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria en el mencionado aeropuerto- se han incautado: 24.000 euros, 1kg de mescalina, más de 60 kilos de ayahuasca y otras sustancias psicoactivas con los instrumentos para su consumo.

Además, agentes especializados analizarán el material informático y de producción audiovisual hallado en las sedes y que puede ser relevante para la investigación. La Sección de Sectas Destructivas de la Policía Nacional mantienen habilitado el correo electrónico sectasdestructivas@policia.es para que cualquier ciudadano pueda informar de forma anónima y confidencial sobre hechos relacionados con grupos de corte sectario.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro