Menú

Los peones de Puigdemont salen en tromba a amenazar a los jueces y a anunciar el regreso del prófugo

Turull, Nogueras y Cuevillas muestran su entusiasmo por una ley de amnistía que les permitirá, según dicen, acusar de prevaricación a los jueces.

Turull, Nogueras y Cuevillas muestran su entusiasmo por una ley de amnistía que les permitirá, según dicen, acusar de prevaricación a los jueces.
Jordi Turull, Carles Puigdemont y Miriam Nogueras en el exterior del Parlamento Europeo | Europa Press

Derroche de euforia en Junts per Catalunya (JxCat), el partido del prófugo Carles Puigdemont y principal beneficiario de la ley de amnistía. El acuerdo suscrito por PSOE, ERC y Junts sobre la norma ha dado pie a que los principales dirigentes de JxCat hayan salido en tromba a amenazar a los jueces y preparar el terreno para el regreso de Puigdemont.

El argumentario empleado por Miriam Nogueras, la jefa del partido en el Congreso de los Diputados, Jordi Turull, secretario general de la formación, y Jaume Alonso Cuevillas, exabogado del prófugo y exdiputado tanto en Madrid como en Barcelona, destaca que con la nueva ley de la amnistía en la mano se podrá acusar de prevaricación a los jueces que no la apliquen o que mantengan las acusaciones de terrorismo contra independentistas.

La portavoz parlamentaria ha perorado que la ley es una especie de artefacto jurídico inmune a los ataques de la cúpula judicial porque se ha "internacionalizado" y "no depende del Código Penal de España". Según el singular análisis de la diputada "apelando al Código Penal español se permitía esta imaginación y fabulación que existe en gran parte de la cúpula judicial española". Nogueras ha presumido también de haber tumbado la ley en la primera votación porque así se ha podido mejorar y según sus tesis "blindar" ante las supuestas maniobras de los jueces.

La dirigente independentista ha tratado de explicar que los cambios arbitrados en los últimos días se atienen a las directivas europeas en lo tocante a la definición del terrorismo. "Un terrorista no puede ser alguien que se manifiesta, aunque sea independentista", manifestó.

"Esta ley, como ha dicho también la Comisión de Venecia en su informe preliminar, se tiene que aplicar. Veremos a ver si hay algún juez que esté dispuesto a prevaricar, en todo caso, por no aplicar esta ley", ha añadido en declaraciones a TVE.

Retorno en julio, según Turull

Por su parte, Jordi Turull, ha insistido en que los jueces tendrán un plazo de dos meses para aplicar la ley de amnistía a partir de su publicación en el Boletín Oficial del Estado, hecho que según sus cálculos se tendría que producir a mediados de mayo. Así, ha asegurado que Puigdemont, junto a Toni Comín y Lluís Puig, podrán regresar a España en julio. "Y si algún juez lo intenta impedir estará prevaricando", ha advertido en una entrevista en Rac 1, la emisora del conde de Godó. Según Turull, tanto la ley como la Comisión de Venecia han dejado claro que la norma es de aplicación inmediata aunque se presente recurso de inconstitucionalidad o el Tribunal Supremo presente una cuestión prejudicial en la justicia europea.

Turull ha insistido en que los jueces encargados de los sumarios que afecten a independentistas deberán anular los procedimientos y "Llarena (el juez del Tribunal Supremo) deberá levantar las medidas cautelares contra Puigdemont".

No se renuncia a la autodeterminación

El que fuera abogado de Puigdemont y diputado en el parlamento catalán hasta hace una semana, Jaume Alonso Cuevillas, ha utilizado parecidos argumentos a los de Nogueras y Turull al advertir que "nuestro Código Penal es laxo y permite interpretaciones como las de Tsunami, y si un juez sigue manteniendo estas interpretaciones delirantes o poco racionales, se le puede acabar acusando hasta de prevaricación, porque son resoluciones injustas".

Tras expresar su satisfacción por las cesiones del PSOE, por el redactado final de la norma y hacer votos por el pronto regreso de Carles Puigdemont, los tres han coincidido en afirmar que el acuerdo sobre la amnistía no implica en ningún caso una renuncia a la autodeterminación, sino todo lo contrario. Según Turull, conseguir ese objetivo costará más que la amnistía y no será cosa de unos meses, pero para Junts es un compromiso inalterable. Cuevillas ha abundado en que "la ley de amnistía no supone dejar atrás el procés, sino la represión". Aludía así al titular de portada de La Vanguardia: "Pacto por la ley de Amnistía que deja atrás el procés".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro