Menú

El juez del caso Begoña Gómez evita una trampa para ser humillado con la declaración de Barrabés desde el hospital

El juez Peinado no había sido informado de que Barrabés había sido dado de alta antes de la declaración fijada para el lunes desde el hospital.

El juez Peinado no había sido informado de que Barrabés había sido dado de alta antes de la declaración fijada para el lunes desde el hospital.
El presidente del gobierno, Pedro Sánchez (d), y su esposa, Begoña Gómez (d), antes de los saludos en el palacio Real durante el décimo aniversario del reinado de Felipe VI. | EFE

El titular del Juzgado de Instrucción nº 41 de Madrid, Juan Carlos Peinado, ha salido airoso de una trampa para ser humillado con la declaración del empresario Juan Carlos Barrabés fijada para el próximo lunes 15 de julio desde el Hospital 12 de Octubre de Madrid.

El juez, que investiga a la esposa del presidente del Gobierno Begoña Gómez por delitos de tráfico de influencias y corrupción entre particulares, acordó tomar declaración a Barrabés como testigo por videoconferencia desde el centro hospitalario en el que se encontraba ingresado donde era tratado de una enfermedad grave. Todo ello, después de que el pasado 4 de junio un profesional médico afirmase en sede judicial que el tratamiento duraría tres semanas, es decir 21 días, hasta el 25 de junio. El resto de las partes seguirían la declaración de Barrabés desde una sala de vistas en los Juzgados de Plaza de Castilla.

El Movimiento Iustitia Europa, personado como acusación popular en la causa, hizo cuentas y se percató de que Barrabés podría haber sido dado de alta para el próximo lunes 15 de julio y que sin embargo, nadie había avisado al respecto al instructor. Por ello, esta acusación popular, remitía este lunes un escrito al juez Peinado en los siguientes términos: "Que, siendo la declaración del testigo fijada para el 15 de julio de 2024, VEINTE DÍAS MAS TARDE, esta representación presenta este escrito de manera URGENTE a fin de que se requiera por la Autoridad Judicial que se proceda por la Unidad Adscrita de Policía Judicial de Plaza de Castilla (Cuerpo Nacional de Policía) a personarse de manera urgente en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, a fin de realizar gestiones tendentes a conocer si: Si, JUAN CARLOS BARRABES CÓNSUL continúa o no ingresado en el Hospital 12 de octubre de Madrid, o si ha sido trasladado a cualquier otro CENTRO SANITARIO DE LA RED HOSPITALARIA DE LA COMUNIDAD DE MADRID o de España".

"De no estar ingresado, se aporte al Juzgado de manera inmediata el ALTA MÉDICA y los motivos por los cuales NO HAN INFORMADO AL JUZGADO, de la nueva situación médica cuando la citación se efectuó al Hospital 12 de octubre de Madrid. De continuar ingresado, informe de manera inmediata del estado actual de JUAN CARLOS BARRABES CÓNSUL a través de certificado de los profesionales médicos del Hospital 12 de octubre de Madrid sobre su estado de salud para prestar declaración. De no continuar ingresado, se proceda por parte de dicha Unidad Adscrita a la averiguación del paradero y domicilio de JUAN CARLOS BARRABES CÓNSUL y la entrega de la citación judicial para que acuda de manera presencial a la Autoridad Judicial para prestar declaración en calidad de Testigo el día 15 de julio de 2024 a las 11:00 horas en prueba preconstituida", añadía Iustitia Europa.

Tras la advertencia de dicha acusación popular, el juez Peinado constataba que efectivamente Barrabés ya había sido dado de alta y por tanto, no se encontraba en el centro hospitalario. El magistrado acordaba entonces la citación de Barrabés en persona en los Juzgados de Plaza de Castilla para el próximo lunes a las 10:00 de la mañana.

Fuentes del caso consultadas por Libertad Digital denuncian que "todo ha sido una trama urdida con el propósito de humillar y ridiculizar al juez Peinado. Sin el aviso de Iustitia Europa, el juez hubiera mantenido la organización prevista para tomar declaración por videoconferencia a Barrabés desde el hospital el lunes. A última hora, se habría encontrado con la sorpresa de que el empresario no estaba ya ingresado en el hospital".

"Este hecho hubiera sido utilizado por la defensa de Begoña Gómez y por los medios de comunicación afines al Gobierno para desacreditar al magistrado y la investigación del propio caso. El juez Peinado está solo en la instrucción ya que la Fiscalía está ejerciendo como la defensa de la mujer de Pedro Sánchez", afirman.

La advertencia de detención "era una plantilla"

Mientras tanto, este martes se conocía una citación para que Begoña Gómez acudiese en persona a la declaración de Barrabés desde el hospital que iba a ser seguida desde una sala de vistas de los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid. En dicho escrito firmado por la Letrada de la Administración de Justicia de Peinado se hacía la siguiente advertencia: "Le apercibo que tiene la obligación de comparecer y que, de no hacerlo, ni alegar causa justa que se lo impida, podrá convertirse esta citación en orden de detención".

Fuentes jurídicas consultadas por LD aseguran que se habría producido un error al elaborar la citación de Begoña Gómez porque "se había empleado una plantilla" utilizada en otros procedimientos. En cualquier caso, ni es obligatorio que la esposa de Pedro Sánchez tuviese que acudir personalmente a la declaración de Barrabés". De hecho, el artículo 449 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) establece que "la ausencia de la persona investigada debidamente citada no impedirá la práctica de la prueba preconstituida, si bien su defensa letrada, en todo caso, deberá estar presente. En caso de incomparecencia injustificada del defensor de la persona investigada o cuando haya razones de urgencia para proceder inmediatamente, el acto se sustanciará con el abogado de oficio expresamente designado al efecto".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso