Menú

La dibujante que se salvó del atentado de 'Charlie Hebdo': "No sonó el despertador"

El día 7 de enero de 2015, la alarma del despertador de la dibujante Catherine Meurisse no sonó, haciendo que llegara tarde a la reunión del equipo de diseñadores de la revista Charlie Hebdo. Este descuido le salvó la vida, pero no la libró, como al resto de los supervivientes del fatídico atentado contra la sede de la publicación, de afrontar la violencia de un terrible suceso que la dejó sin amigos, maestros, mentores y, de paso, sin inocencia. Ha contado su historia en La levedad (Impedimenta), el testimonio en primera persona del horror que sufrió Charlie Hebdo y de cómo el arte puede sanar todas las tragedias.

1 / 25

Catherine Meurisse no llegó a tiempo a la reunión de contenidos porque no le sonó el despertador. Eso le salvó la vida.

2 / 25

Decidida a encontrar un nuevo punto de partida, la autora, que ha perdido casi todos sus apoyos, emprende, en medio del caos y la aridez estética que siguió a aquellos días, un viaje en busca de lo contrario: la belleza.

3 / 25

La levedad, el testimonio en primera persona del atentado contra Charlie Hebdo y de cómo el arte puede sanar todas las tragedias.

4 / 25

La levedad es, para la autora,un refugio contra la necedad humana, pero también una celebración de la belleza y del arte de crear. 

5 / 25

La levedad es la forma que ha tenido la autora de superar el trauma que supuso el atentado

6 / 25

El arte puede sanar todas las tragedias, concluye la autora. 

7 / 25

En Francia se ha dicho: "Es, sencillamente, uno de los mejores cómics de este año. Un profundo, conmovedor y hermosísimo testimonio de cómo renacer después de «Charlie Hebdo» y de cómo el arte puede sanar el dolor". 

8 / 25

Página de La levedad, de Catherine Meurisse..

9 / 25

Página de La levedad, de Catherine Meurisse.

10 / 25

Página de La levedad, de Catherine Meurisse.

11 / 25

Página de La levedad, de Catherine Meurisse.

12 / 25

Página de La levedad, de Catherine Meurisse.

13 / 25

Página de La levedad, de Catherine Meurisse.

14 / 25

Página de La levedad, de Catherine Meurisse.

15 / 25

La levedad, el testimonio en primera persona del atentado contra Charlie Hebdo y de cómo el arte puede sanar todas las tragedias.

16 / 25

Página de La levedad, de Catherine Meurisse. 

17 / 25

Meurisse dice vivir un particular síndrome de Stendhal que se ha convertido en una suerte de terapia que da lugar a las más delicadas y exquisitas ilustraciones.

18 / 25

La traducción corre a cargo de Lluís Maria Todó, novelista, traductor, crítico y profesor. 

19 / 25

Meurisse está considerada uno de los grandes nombres del panorama de la novela gráfica europea. 

20 / 25

"¿Cómo sobrevivir al horror? Sumergiéndose en la belleza", asegura la autora. 

21 / 25

Catherine Meurisse nació en 1980 en Niort (Deux-Sèvres). En 2005, tras licenciarse en Lenguas Modernas e Historia del Arte, pasó a formar parte del equipo de ilustradores de la prestigiosa revista satírica Charlie Hebdo.

22 / 25

Meurisse compagina este trabajo con colaboraciones en diversos medios impresos de tirada nacional, tales como LibérationLes EchosTéléramaL’Obs

23 / 25

Sus libros infantiles se han publicado en editoriales de la talla de Bayard, Gallimard o Nathan, pero es en el ámbito de la novela gráfica donde ha cosechado los mayores elogios por parte de la crítica.

24 / 25

La levedad es un cómic en el que nos describe cómo retomó su carrera de dibujante tras el atentado de Charlie Hebdo

25 / 25

La levedad ha vendido más de 85 000 ejemplares vendidos en Francia 

Temas

0
comentarios