Menú
0

Las presentaciones más desastrosas

Dicen que la primera impresión es la que cuenta. Ousmane Dembélé, que le ha costado al Barça la friolera de 105 millones de euros más variables, no estuvo muy afortunado a la hora de dar unos toques al balón en el Camp Nou, recordando así lo que ya le ocurrió en su día a jugadores como Pato Sosa o Theo Hernández.

0
comentarios

Otras galerías