Menú

Rusia bombardea un teatro en Mariúpol que servía de refugio a cientos de personas

El teatro servía de refugio para ciudadanos de la ciudad asediada, incluidos niños

El teatro servía de refugio para ciudadanos de la ciudad asediada, incluidos niños
Ciudadanos ucranianos, en un refugio antiaéreo. | Ukrinform / dpa

Las tropas rusas han bombardeado el principal teatro de la ciudad provocando la destrucción de un edificio que estaba sirviendo como refugio para "cientos" de personas, según ha denunciado este miércoles el Ayuntamiento de Mariúpol.

"Las tropas racistas han destruido de manera cínica y deliberada el Teatro Dramático en el corazón de Mariúpol. El avión ha lanzado una bomba sobre un edificio en el que se escondían cientos de residentes pacíficos", ha denunciado el Ayuntamiento de la ciudad en su canal de Telegram.

"Todavía es imposible estimar la magnitud de este acto horrible e inhumano porque las áreas residenciales de la ciudad continúan siendo bombardeadas", han señalado estas mismas fuentes, que todavía no han podido precisar el número de víctimas que el ataque habría dejado.

Según este mismo comunicado, la parte central del teatro y la entrada al refugio antibombas del edificio han quedado totalmente destruidos como consecuencia del ataque. El teniente de alcalde de la ciudad, Serhiy Orlov, ha contado a la BBC que entre mil y 1.200 personas se habían refugiado en el edificio, entre ellos niños. De hecho en una imagen aérea se puede ver que estaba pintado en grande y en ruso la palabra "niños", para avisar a las tropas rusas.

"Es imposible encontrar palabras que puedan describir el nivel de crueldad y cinismo con el que los agresores rusos están destruyendo a la población civil (...) Mujeres, niños y ancianos están en la mira del enemigo. Estas son personas pacíficas completamente desarmadas. Es obvio que el único objetivo del Ejército ruso es el genocidio del pueblo ucraniano", han denunciado las autoridades locales.

"No importa cuánto tiempo pase, nunca perdonaremos ninguna de las víctimas ni ninguna de las gotas de sangre derramadas por esta guerra loca. Nunca perdonaremos y nunca olvidaremos", concluye el comunicado.

Rusia lo niega

El Ministerio de Defensa de Rusia, por su parte, ha negado cualquier tipo de implicación en lo ocurrido y ha acusado directamente al Batallón Azov, un grupo paramilitar neonazi, de ser responsable de esta "nueva provocación sangrienta".

"Dado el peligro potencial para la vida de los civiles y la provocación que ya llevaron a cabo los nacionalistas el 9 de marzo con el hospital 3 de Mariúpol, este teatro del centro de la ciudad nunca ha sido considerado objetivo", ha enfatizado el Ministerio de Defensa en este comunicado que recoge la agencia Interfax.

Posteriormente, el gobernador de Donetsk, Pavlo Kirilenko, ha denunciado también a través de Telegram que las fuerzas rusas han bombardeado un complejo deportivo de Mariúpol en el que se estaban refugiando "mujeres embarazadas y niños" y ha acusado a Moscú de mentir cuando dice que estos dos ataques son obra del Batallón Azov.

"Esta escoria busca destruir físicamente a Mariúpol y a su gente, que durante mucho tiempo han sido un símbolo de nuestra resistencia. Los rusos están mintiendo, como si estuviera el cuartel general del Batallón Azov, pero saben muy bien que sólo había civiles", ha denunciado Kirilenko.

En informes anteriores facilitados por las autoridades locales de Mariúpol, una importante ciudad portuaria en el sureste de Ucrania que ha sido uno de los principales escenarios de las ofensivas de Moscú, han cifrado en cerca de 2.200 las víctimas mortales hasta el 13 de marzo.

Zelenski alerta de la III Guerra Mundial

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha asegurado en una entrevista con la cadena estadounidense NBC que Rusia ya ha cruzado "todas las líneas rojas" al bombardear civiles y ha alertado de que la Tercera Guerra Mundial podría haber comenzado.

"Si están lanzando intencionalmente esos misiles contra jardines de infancia, contra escuelas o universidades eso es un cruce de cada línea", ha subrayado Zelenski. "¿Qué más debemos esperar? ¿Dejar que los rusos maten a 200, 300 o 400 niños?", ha agregado.

En este sentido, ha apuntado que una guerra a gran escala podría haber comenzado en un movimiento por parte de Rusia que "pone en juego a toda la civilización": "Nadie sabe si ya ha comenzado (la Tercera Guerra Mundial). Nadie sería capaz de predecir cuándo comenzaría la guerra a gran escala", ha dicho.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios