Menú

Golpe a Rusia: una enorme explosión destruye parte del puente de Crimea

El puente de Kerch es clave para Rusia. Ha sido destruido por la explosión de varios tanques de combustible. Hay al menos tres muertos.

El puente de Kerch es clave para Rusia. Ha sido destruido por la explosión de varios tanques de combustible. Hay al menos tres muertos.
Las imágenes de la destrucción del puente de Crimea

A primera hora de este sábado una enorme explosión ha destruido buena parte del puente de Kerch, que une Crimea y el sur de Ucrania ocupado por Rusia. Una explosión que se habría producido tras el estallido de un camión que inmediatamente después ha provocado la detonación en cadena de al menos siete tanques de combustible transportados por ferrocarril.

El también conocido como puente de Crimea es una vía clave para el abastecimiento de la península: tiene 19 kilómetros de longitud y permitía circulación ferroviaria y por carretera. Vladimir Putin lo inauguró hace solo cuatro años.

Tras la explosión se han derrumbado dos tramos de la autovía, ha informado el jefe de Gobierno de Crimea, Sergei Aksionov. Debido a los daños, todo el tráfico ha quedado suspendido y se ha habilitado un servicio de ferry para transportar a la población a través del estrecho. Las rutas de navegación por el estrecho de Kerch permanecen operativas por el momento.

Varias víctimas mortales

Las autoridades rusas han confirmado que al menos tres personas han muerto por la gran explosión. Según la agencia de noticias rusa Interfax, son los pasajeros de un vehículo que circulaba justo al lado del camión en el momento en el que explotó. El comité de investigación del incidente también ha identificado al conductor del camión como un residente de localidad rusa de Kubán, en la región rusa de Krasnodar, al suroeste del país. Se desconoce si se encuentra entre las víctimas mortales o está herido.

El incendio provocado por la explosión ya ha sido extinguido, según el Ministerio ruso de Emergencias. "El tren incendiado que transportaba diésel ha sido extinguido en el puente de Crimea. No hay incendios activos en estos momentos", ha señalado en un comunicado en el que informa además de que 250 personas y 70 máquinas trabajan en las labores de emergencia.

Por su parte, la Unión de Aseguradoras de Rusia ha estimado que el daño causado en el puente de Crimea puede superar los 8 millones de euros. En concreto, cifran en entre 200 y 500 millones de rublos lo que al cambio supone entre 3,3 y 8,3 millones de euros.

"Los arcos de navegación no están dañados. Todavía es demasiado pronto para hablar sobre los motivos y las consecuencias. Ahora estamos trabajando para extinguir las llamas", ha señalado el adjunto a la Jefatura de la región, Oleg Kriuchkov, en su canal de Telegram. La destrucción del puente supone un nuevo golpe para Rusia en unas semanas en las que están encadenando derrotas en la zona ocupada de Ucrania.

Aunque desde la Jefatura de Gobierno de Crimea no han señalado todavía los motivos exactos del incidente, el presidente del Consejo de Estado crimeo, Vladimir Konstantinov, ya ha acusado a Ucrania de lo ocurrido.

Además los medios rusos informan de que Vladimir Putin ha ordenado una investigación inmediata sobre la explosión y ha dado orden al ministro de Emergencias, Alexander Kurenkov, y al ministro de Transporte Vitali Saveliev, que se trasladen inmediatamente al estrecho de Kerch para evaluar de primera mano lo sucedido.

Desde Kiev han comenzado a llegar las primeras reacciones y aunque no se atribuyen la responsabilidad de lo ocurrido, el asesor de la Presidencia ucraniana, Mijailo Podoliak, ha publicado un críptico tuit en el que se lee: "Crimea, el puente, el comienzo". Un texto al que acompaña una imagen de las secciones de la autovía derrumbadas y sumergidas tras la explosión.

"Todo lo ilegal debe ser destruido, todo lo robado debe ser devuelto a Ucrania, todo lo ocupado por Rusia debe ser expulsado", ha añadido el asesor presidencial. Las Fuerzas Aéreas de Ucrania también han publicado un mensaje en redes sociales en las que se limitan a aplaudir la destrucción parcial del puente.

Las autoridades locales aseguran que hay suficientes alimentos y productos no esenciales para 55 días y combustible para al menos 15 días en la península, pero a fin de evitar un pánico "artificial", la venta de bienes en tiendas de alimentación ha sido limitada a 3 kilogramos por persona, según la agencia RIA Nóvosti.

Temas

En Internacional

    0
    comentarios